Política

Zapatero le ha ofrecido a Diego López Garrido una apetitosa embajada, Lisboa, para compensar su cese como secretario de Estado. Se lo está pensando

El actual embajador en Lisboa, el antiguo secretario de Estado para la Unión Europea, Alberto Navarro, se incorporará próximamente a su nuevo destino como embajador en Rabat. El Gobierno le ha ofrecido la vacante en Lisboa es a Diego López Garrido.

Como consecuencia del proceso de reformas en la estructura del ministerio de Exteriores anticipado en exclusiva por El Confidencial Digital (lea la noticia aquí), la secretaría de Estado para la Unión Europea deja de existir. Y, por tanto, su actual titular, Diego López Garrido, en breve plazo ha de cesar también de sus funciones.

A López Garrido se le ha ofrecido, a modo de recambio, la embajada de España en Lisboa, situada, por cierto, en un espléndido palacete de alto valor histórico. Se trata de una embajada de profunda importancia simbólica, pero en todo caso es un destino de labor más representativa que puramente política. Debido a estas características, siempre ha recaído sobre personas de cierto peso en la vida pública española o, al menos, en relaciones de confianza con el eventual inquilino de la Moncloa.

López Garrido aún debe dar su “sí” a la embajada en Lisboa. Es un puesto, en todo caso, según indican las fuentes diplomáticas consultadas por este diario, que parece hecho para él, ya que su ocupante hasta ahora, Alberto Navarro, también ha sido secretario de Estado para la Unión Europea.

 
Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes