Política

Zapatero sigue mimando a Durán i Lleida: no sólo le lleva al Desayuno de Oración sino que le concede la Gran Cruz de la Orden del Mérito Civil

El portavoz del grupo parlamentario catalán-Convergència i Unió, Josep Antoni Durán i Lleida, ha recibido una llamada desde el Palacio de La Moncloa para informarle de que, por decisión de Presidencia del Gobierno, se le ha concedido la Gran Cruz de la Orden del Mérito Civil. Y es que Zapatero tiene buen concepto de él.

El Reglamento de la Orden del Mérito Civil detalla que la Gran Cruz es el segundo grado de dicha Orden, sólo después del Collar. Su concesión ha de ser, se puntualiza, una “ocasión extraordinaria”, para premiar “virtudes cívicas de los funcionarios al servicio del Estado, así como los servicios extraordinarios de los ciudadanos españoles y extranjeros en el bien de la Nación”. La recepción de esta distinción no hereditaria lleva aparejado el tratamiento de “excelentísimo señor”.

Como Gran Canciller de esta Orden fundada por Alfonso XIII, fue el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, quien propuso al Consejo de Ministros este reconocimiento a Josep Antoni Durán i Lleida. El líder de Unió Democràtica de Catalunya es presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso de los Diputados y mantiene una excelente relación personal con Moratinos, según fuentes consultadas por El Confidencial Digital.

Al margen de estos méritos, Durán i Lleida, por su perfil de hombre de consenso, ha sido encargado por el Gobierno de gestiones puntuales con Israel, Irán y Rusia, y ha recibido el gesto de Zapatero de ser invitado al Desayuno Nacional de Oración en Washington.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?