Política

La acusación de “hijo de terrorista” a Pablo Iglesias no se incluirá en el diario de sesiones del Congreso por decisión de Meritxell Batet

La presidenta busca marcar límites al tono bronco de los debates parlamentarios a pesar de que la justicia ha desestimado la denuncia contra Cayetana Álvarez de Toledo

La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, durante una sesión plenaria, en el Congreso de los Diputados el pasado diciembre.
photo_camera La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, durante una sesión plenaria, en el Congreso de los Diputados el pasado diciembre.
  1. Entre corchetes pero no se eliminan
  2. La jueza exonera a la diputada del PP
  3. Batet no retirará los corchetes

La presidenta del Congreso de los Diputados, Meritxell Batet, no incluirá en el diario de sesiones las palabras de la diputada del Partido Popular (PP), Cayetana Álvarez de Toledo, que acusó al entonces vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, de ser el “hijo de un terrorista”, según han confirmado a Confidencial Digital fuentes cercanas a la presidenta. Batet decidió retirar estas calificaciones en el momento en el que se vertieron (marzo de 2020), en contra de la petición de la exportavoz nacional de los populares.

Entre corchetes pero no se eliminan

Sin embargo, esta posibilidad de eliminar algunas de las calificaciones que se pronuncian en la Cámara baja no las suprime como tal del diario de sesiones, sino que pasan a transcribirse entre corchetes. Por ello, desde la presidencia del Congreso restan importancia al hecho de suprimir o incluir el ataque de Álvarez de Toledo sobre el exvicepresidente. “Los discursos son públicos, se televisan y, en este caso, se publicaron y repitieron en todas las televisiones. Aunque se retiren, quedan ahí”, apuntan estas fuentes.

La exportavoz del Grupo Popular en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo.
La exportavoz del Grupo Popular en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo.

La jueza exonera a la diputada del PP

Concretamente, la exportavoz del PP espetó al exlíder de Unidas Podemos que era “hijo de un terrorista” por haber pertenecido al FRAP (Frente Revolucionario Antifascista y Patriota). El padre de Iglesias se querelló contra la diputada por considerar sus acusaciones como una "intromisión ilegítima" en sus derechos al honor, a la intimidad personal y familiar. Precisamente, la posibilidad de que estas declaraciones pudiesen tener consecuencias penales fue uno de los motivos por los que fueron retiradas del acta diaria. “Los hechos podían ser constitutivos de delito”, señalan fuentes de la presidencia del Congreso. La Fiscalía pidió desestimar la demanda porque consideraba que debía prevalecer el derecho a la libertad de expresión de la parlamentaria. El pasado 18 de enero la jueza del Juzgado de Instrucción y Primera Instancia Número 3 de Zamora, exoneró a Álvarez de Toledo de cualquier responsabilidad penal.

Batet no retirará los corchetes

Pero la presidencia no tiene intención de retirar dichos corchetes. Justifican la decisión en que “es una potestad de la presidenta de la Cámara” y que se trata de una “declaración de intenciones”, que llega en mitad de un entorno hostil dentro del Congreso de los Diputados por el tono bronco que protagoniza los discursos de los distintos líderes políticos. “Es la forma que tiene la presidenta de marcar qué ha de decirse en sede parlamentaria y qué líneas no pueden ser traspasadas en los discursos de los oradores”, añaden estas fuentes a ECD.

Aun así, la diputada popular recurrió hace casi dos años la decisión de Batet al Tribunal Constitucional, que admitió a trámite la apelación de amparo, pero sigue pendiente de resolución.

Irene Montero, ministra de Igualdad, y Pablo Iglesias, exvicepresidente de del Gobierno, en el Congreso de los Diputados.
Irene Montero, ministra de Igualdad, y Pablo Iglesias, exvicepresidente de del Gobierno, en el Congreso de los Diputados.

 
Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable