Política

Garzón atribuye la campaña sobre la carne a una venganza de los medios por haber perdido la publicidad de las apuestas

Ha comentado que no le perdonan el agujero en sus cuentas tras dejar de ingresar más de 120 millones por los anuncios de juegos de azar

Alberto Garzón, ministro de Consumo.
photo_camera Alberto Garzón, ministro de Consumo.

Alberto Garzón desató hace unos días la indignación del sector cárnico español con unas polémicas declaraciones en el medio británico The Guardian, sobre la calidad de las carnes procedentes de las llamadas ‘macrogranjas’. El ministro de Consumo atribuye la polémica a una “campaña orquestada” por algunos medios de comunicación que han clamado “venganza” contra él.

Según ha podido saber Confidencial Digital por fuentes próximas al líder de IU, Garzón ha comentado a su entorno en los últimos días que está convencido de que la información sobre sus palabras se ha convertido en un “bulo” alentado por grupos de presión favorables a esas prácticas ganaderas y reproducido por los medios de comunicación.

Se queja en privado de que todo comenzó cuando se viralizó en redes una declaración a The Guardian que, en ocasiones, apareció incluso entrecomillada, como indicando fidelidad a las palabras originales: “España exporta carne de mala calidad de animales maltratados”

Garzón insiste en que esa afirmación está tergiversada a partir de lo publicado correctamente por el diario británico. Y algunos medios de comunicación y terminales políticos de la oposición en España la han utilizado para reavivar un debate de gran sensibilidad social sobre las ‘macrogranjas’.

Una “venganza” de los medios

Por eso, desde el entorno de Garzón explican a ECD que el ministro atribuye en privado esta campaña mediática contra sus declaraciones sobre la ganadería a una “venganza” de los medios de comunicación por haber perdido en el último año los ingresos de la publicidad de las casas de apuestas y los juegos de azar. 

Un agujero en sus cuentas que, según ha comentado el ministro en los últimos días a su círculo de máxima confianza, “no me perdonan”. Especialmente los principales directivos de radio y televisión en España. Alberto Garzón tiene en cuenta que el sector de los medios de comunicación es uno de los más perjudicados por la nueva regulación de la publicidad del juego ‘on line’. 

El real decreto de comunicaciones comerciales de las actividades del juego, que regula la publicidad del sector de las apuestas y juegos de azar ‘online’ en España, entró en vigor a finales del pasado mes de agosto, al finalizar el periodo de adaptación a las nuevas medidas del que disponían las empresas afectadas.

Entre otros cambios, la normativa destierra los anuncios de apuestas en formato audiovisual a la franja que va de la una a las cinco de la madrugada. En esta categoría no solo se incluyen la televisión y la radio, sino además YouTube y otras plataformas de intercambio de vídeos. 

Por si esto fuera poco, la publicidad en Internet ha quedado relegada a los portales de las empresas del juego y a sus perfiles en redes sociales, donde solo pueden emitir mensajes publicitarios a sus seguidores si existe consentimiento expreso por parte del receptor.

 

Unos ingresos de 120 millones

Estas restricciones horarias han reducido considerablemente los más de 117 millones de euros en ingresos que televisiones y radios percibieron por publicidad de este sector en el último año. Radio y televisión son los sectores que más venían recaudando por promocionar el juego y las apuestas, según InfoAdex, seguidos de Internet que sumó 12,5 millones. 

En este último caso, en el que se incluye a la prensa digital, la situación resulta más compleja porque han desaparecido por completo este tipo de anuncios y únicamente pueden incluirse en las propias páginas de las empresas del juego.

A favor de la ganadería extensiva

En respuesta a la polémica desatada en los medios, Garzón se ha visto obligado a publicar varios tuits en los últimos días contextualizando sus palabras y difundiendo la transcripción completa de la entrevista, en la que se muestra a favor de la ganadería extensiva y critica en cambio a la industria cárnica basada en ‘macrogranjas’.

Insiste en que no acusa a España, en ningún caso, de exportar carne de mala calidad, como se desprende de muchos titulares en prensa y de mensajes publicados en redes sociales. De hecho, recuerda que habla de actividad medioambientalmente sostenible y de mucho peso de carácter extensivo en zonas de Asturias, Castilla León, Andalucía y Extremadura.

La advertencia de Yolanda Díaz

En referencia a la bronca política y mediática provocada por Alberto Garzón, la ministra de Trabajo y vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz, ha instado este lunes a “cuidar las palabras” para mantener la coalición entre PSOE y Unidas Podemos.

La ambigua declaración de Díaz se ha interpretado en el seno del Gobierno como una advertencia tanto para Pedro Sánchez, como para Alberto Garzón, dentro de un choque dialéctico en el que mientras el ministro de Consumo se ha reafirmado en sus declaraciones, el presidente ha lamentado la polémica y ha asegurado que las carnes españolas son de la máxima calidad y cumplen con todos los estándares de la UE.

“Pediría que cuidemos la coalición y seamos cuidadosos con nuestras palabras”, ha manifestado la líder de Podemos en el Consejo de Ministros, en un claro aviso a navegantes.

Almeida recalca la “necesidad” de recordar el Holocausto para que “no vuelva a suceder”

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?