Política

Alberto Garzón hace autocrítica en una carta a la militancia de IU: nuestra gente no ha ido a votar

Reconoce errores en la campaña de las elecciones andaluzas y admite que su coalición con Podemos ni siquiera ha mantenido los votos que tuvieron por separado en 2015

Carta de Alberto Garzón a los militantes de IU tras las elecciones andaluzas.
photo_cameraCarta de Alberto Garzón a los militantes de IU tras las elecciones andaluzas.

Más allá de la “amarga victoria” del PSOE de Susana Díaz, la noche electoral en Andalucía este 2 de diciembre también fue difícil para los candidatos de Adelante Andalucía, y para los líderes de Podemos e Izquierda Unida que se habían volcado en esta campaña.

Fiel a su estrategia desde el nacimiento de Podemos, Pablo Iglesias proclamó en cada mitin que su candidatura de confluencia de izquierdas salía “a ganar”, azuzado por las encuestas que situaban a Adelante Andalucía como segunda fuerza por detrás de los socialistas.

Los malos resultados -no hubo subida respecto a Podemos en 2015- provocaron caras sombrías en la comparecencia de los líderes de Podemos e IU para valorar los resultados.

Sin embargo, Pablo Iglesias apenas dejó espacio para la autocrítica: su discurso en la noche electoral se basó en desarrollar sus ideas sobre la “alerta antifascista” que se ha encendido en Andalucía y, que según él, obliga a movilizarse contra Vox como ya ocurrió este lunes en Sevilla, Granada y otras ciudades de la comunidad.

“Un panorama alarmante”

Confidencial Digital ha podido comprobar que más autocrítico se ha mostrado el socio de Pablo Iglesias, Alberto Garzón. El coordinador general de IU compareció este lunes para pronunciar un discurso muy similar, en el sentido de tratar de cerrar el paso a Vox a toda costa, para que no condicione el gobierno de Andalucía de ninguna forma.

Sin embargo, el tono de esa comparecencia es algo distinto de una carta que este lunes lunes 3 de diciembre Garzón ha enviado, por los canales de difusión de IU, a los militantes de Izquierda Unida:

“Compañeras, compañeros,

Los resultados de las recientes elecciones andaluzas reflejan una situación grave, y dibujan un panorama alarmante de cara al futuro. Podemos decir sin lugar a dudas que las conquistas sociales del movimiento obrero arrancadas al poder durante largas décadas de lucha social, así como reivindicaciones históricas y propuestas políticas de nuestra agenda transformadora, están ahora severamente amenazadas”.

A continuación, Garzón lamenta que “han obtenido mayoría absoluta partidos políticos nítidamente de derechas que comparten una actitud autoritaria, una visión reaccionaria de país y un programa económico neoliberal de recorte de servicios públicos y derechos laborales”.

“Desmovilización en los barrios obreros”

Tras hacer referencia al fenómeno de Donald Trump y a la incidencia que ha tenido el asunto del independentismo catalán en la campaña andaluza, Alberto Garzón admite los errores (palabra que emplea tres veces en una carta de dos folios) que han cometido IU en concreto, y Adelante Andalucía en general, en esta campaña y en los años precedentes.

“La fuerza de las organizaciones reaccionarias no hubiera sido tanta sin la desmovilización de los barrios obreros. Tenemos el deber moral y político de hacer autocrítica y reconocer nuestros errores e insuficiencias”, reflexiona el líder de Izquierda Unida, que se lamenta por que “no hemos sido capaces de mantener el voto que tuvieron nuestras organizaciones en 2015”.

Y es que, por separado, en 2015 Podemos sacó 592.133 votos e IU sacó 274.426 votos. Tres años y medio después, la “confluencia” no sólo no ha multiplicado los votos, es que ni siquiera los ha sumado: Adelante Andalucía se ha quedado en 571.812 sufragios.

No han conseguido crecer a costa del PSOE

Tampoco hemos sido capaces de captar el voto de descontento respecto al PSOE de Susana Díaz que ha gobernado con la derecha en la última legislatura”, reconoce Alberto Garzón, pese a que “tras casi cuarenta años de Gobierno y una situación económica lamentable, de absoluta precariedad, era normal que existiera un importante descontento con el PSOE”.

Por eso Adelante Andalucía e IU se propusieron en campaña “atraer a esos votantes, pero no lo hemos conseguido y una parte de los barrios obreros ha optado por la abstención. Esto es nuestra responsabilidad y también nuestro reto para el futuro”.

Ante este panorama tan negativo, Alberto Garzón describe las soluciones que él propone para empezar a trabajar para mejorar la posición política de IU y de la izquierda alternativa al PSOE en Andalucía: “Necesitamos recuperar la credibilidad y la confianza para aquellas familias trabajadoras que viven situaciones de privación y que en estas elecciones han optado por quedarse en casa y no votar. Debemos corregir nuestros errores reorientando nuestras prioridades hacia la reconexión con estas realidades que, con amargura, nos han mandado un mensaje muy claro: no se sienten representadas por nuestro proyecto”.

Pinche aquí para leer íntegra la carta enviada por Alberto Garzón a los militantes de Izquierda Unida.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes