Política

El partido naranja ha dado un vuelco a las encuestas

Estado de alerta en ERC por el “subidón final” de Ciudadanos

Datos internos confirman un fuerte repunte de Inés Arrimadas por el apoyo de abstencionistas e indecisos

Marta Rovira, en la sede de ERC.
photo_cameraMarta Rovira, en la sede de ERC.

Después de que Mariano Rajoy anunciara elecciones el 21-D tras la aplicación del 155, ERC, a pesar de sus críticas a esa convocatoria “ilegítima”, partía como claro favorito a las urnas. Ese pronóstico era confirmado por los propios datos que manejaban los republicanos, pero una movilización a última hora de los abstencionistas puede provocar un giro de 180 grados.

Según explican a El Confidencial Digital altos cargos de Esquerra, el partido se ha mantenido, durante las últimas siete semanas, al frente de todos los sondeos que han manejado los republicanos desde la convocatoria de elecciones. No obstante, a un día de esos comicios, los de Oriol Junqueras ven peligrar no solo la victoria electoral, sino incluso ser la formación con más escaños.

La caída por culpa de Puigdemont...

Las fuentes de ERC consultadas por este diario reconocen que, hasta mediados de la semana pasada, “éramos los únicos aspirantes”, en parte, gracias a la “remontada” que experimentó el partido tras un comienzo de mes complicado.

En este sentido, los analistas de Esquerra advirtieron un descenso en la intención de voto después de la movilización independentista que tuvo lugar en Bruselas el 7 de diciembre. Esa concentración, promovida por Carles Puigdemont y el PDeCAT, provocó que “parte del electorado secesionista se fuera a la antigua Convergència”.

Conscientes de esa circunstancia, los responsables de campaña de ERC se movilizaron para recuperar el voto perdido durante las dos semanas siguientes. Un objetivo que, según reconoce la dirección del partido, se consiguió en gran medida: “Los convergentes se estancaron y ampliamos la distancia con ellos”.

Añaden, incluso, que “nosotros nos consolidamos en un mínimo de 32 escaños y el PDeCAT se acerca, pero sin llegar, a los 30”. Un escenario que, contando con que la CUP consiguiera un mínimo de 8 escaños, daba opciones a una nueva mayoría independentista. No obstante, esas previsiones se han ido abajo en los últimos siete días.

y el “subidón final” de Ciudadanos

Así, y según confirman a ECD desde Esquerra, los últimos sondeos de la formación, realizados desde el jueves pasado, apuntan a un “subidón final” de Ciudadanos, que está en disposición no solo de conseguir más votos que los republicanos, sino también de lograr, por lo menos, los mismos escaños que la formación independentista.

Este fenómeno, que inquieta de verdad a Oriol Junqueras y a los suyos, se explica por la movilización, in extremis, de un importante grupo de indecisos y abstencionistas que al final han inclinado la balanza a favor del partido naranja.

En este sentido, las fuentes consultadas por ECD recuerdan que en 2015 hubo una abstención del 23 por ciento y que ahora, en las semanas previas a las elecciones, casi la mitad de ese electorado que no votó hace dos años aseguraba tener decidido acudir a las urnas y qué papeleta iba a meter en las mismas. De todos ellos, “una mayoría votará sin fisuras a Ciudadano”.

La otra mitad de los abstencionistas de 2015 se consideraban “indecisos”, un porcentaje que representa a más del 10 por ciento del electorado en total y que, también en los últimos días, se ha movilizado, en gran parte, a favor de la formación naranja.

Por tanto, en apenas 7 días, Inés Arrimadas y los suyos han protagonizado, gracias a estos dos sectores del electorado, un “sprint final” que les ha supuesto tener una previsión casi dos puntos por encima de las primeras encuestas publicadas a principios de diciembre. Un hecho insólito que les puede llevar a la victoria electoral y ha encendido todas las alarmas en Esquerra.

Las dudas del PDeCAT y la CUP

Los republicanos, además, ven imposible una mayoría independentista en el nuevo Parlament y, por si fuera poco, no tienen muy claras las intenciones del PDeCAT y de la CUP una vez celebradas las elecciones de mañana.

En ese sentido, las fuentes consultadas aseguran que, desde la antigua Convergència, “nos han llegado mensajes de que no quieren investir a otro candidato que no sea Puigdemont”. Una postura que “no tiene sentido porque si pone un pie aquí será detenido” y que, en opinión de los republicanos, “puede esconder otras intenciones”.

Además, a Esquerra tampoco le ha pasado inadvertida la última amenaza de la CUP, que ha amagado con abandonar el Parlament después de las elecciones si su proyecto político es irrealizable con el nuevo reparto de escaños.

Dos posturas, las del PDeCAT y la CUP, que, unidas a los sondeos internos de Esquerra, alejan la posibilidad de un nuevo gobierno independentista en Cataluña.


Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?