Política

Alerta por el coronavirus. El Gobierno activa de urgencia la unidad de máximo aislamiento del Gómez Ulla

Una de las instalaciones más avanzadas de Europa. Movilizado personal sanitario en previsión de que aparezca algún caso y de la repatriación de los españoles en China. El último enfermo ingresado portaba “garrapata de ciervo”

Hospital Gómez Ulla
photo_cameraHospital Gómez Ulla

España se pone en alerta por el coronavirus y activa la unidad de alto aislamiento del Hospital Gómez Ulla de Madrid. El Ministerio de Sanidad ha movilizado de urgencia a personal sanitario especializado, que se encuentra de guardia ante la posible aparición de un paciente infectado por el mortal virus chino.

Según ha podido saber Confidencial Digital por fuentes sanitarias involucradas en el operativo, el dispositivo se ha puesto en marcha tras tomarse la decisión de que la veintena de españoles atrapados en Wuhan por el brote del coronavirus 2019-nCoV sean repatriados en los próximos días.

Hay que recordar que Alemania ha confirmado este martes el primer contagio de coronavirus en Europa de un paciente que no se infectó en China.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, explicó el lunes en la Cadena SER que su departamento estaba estudiando un plan para la llegada de los españoles. 

No aclaró si se aplicará una cuarentena a estos ciudadanos, pero aseguró que recibirán “el tratamiento médico que requieran”. Tampoco ha especificado qué medidas concretas se tomarán. 

Pero el titular de Sanidad informó este martes al Consejo de Ministros de la situación tras el brote de coronavirus originado en China. Destacó que no se ha detectado ninguna persona afectada en España. Todos los casos analizados hasta el momento han sido descartados e insistió en que “el país está preparado para afrontar cualquier eventualidad”.

Activada la unidad de aislamiento

Pues bien. Las autoridades sanitarias conocedoras del dispositivo del Gobierno, a las que ha tenido acceso Confidencial Digital, confirman que Sanidad ha activado de urgencia la Unidad de Aislamiento de Alto Nivel del hospital militar Gómez Ulla de Madrid.

Son una de las instalaciones más avanzadas del mundo y las más modernas de Europa, que se rehabilitaron a raíz del caso de ébola de la enfermera Teresa Romero.

La Unidad de Aislamiento de Alto Nivel en materia de contaminación NRBQ (por las siglas de nuclear, radiológica, bacteriológica y química) es conocida en el hospital Gómez Ulla como “la planta 22”, porque se encuentra ubicada en ese nivel.

Se ha movilizado personal sanitario

Según las fuentes consultadas, el motivo de la puesta en marcha preventiva de la unidad es que requiere de tres horas de preparativos para el ingreso de un paciente.

Se debe “alertar al personal para que esté listo, comprobar que las puertas están cerradas, retirar el equipamiento que no haga falta de las habitaciones y trasladar a los pacientes infecciosos que no requieren estar tan aislados”.

Por si esto fuera poco, la hospitalización de una persona con una enfermedad altamente contagiosa, como el coronavirus o cualquier otra patología de fiebre hemorrágica viral, necesita la participación de un equipo de 50 profesionales por infectado

De ahí, explican, que se haya comenzado a movilizar a personal sanitario en previsión de que aparezca un paciente infectado, especialmente entre los españoles repatriados de China.

Estaba previsto que las instalaciones contaran con 16 habitaciones, pero se redujeron a ocho por dos motivos: presupuesto y logística.

Por eso, pueden tratarse hasta ocho pacientes de enfermedades no muy contagiosas, pero sólo podrían tratarse simultáneamente a dos con coronavirus o patologías similares, según advierten a ECD fuentes sanitarias. La razón es que hay que evitar que se crucen los equipos, para que no se contaminen los trajes, por ejemplo.

Hay también otras ocho habitaciones, destinadas a enfermos que deben ser sometidos a cuarentena y para infecciones menos graves. Cuentan con cámaras de alta precisión, micrófonos y una pantalla en la que se muestra a los sanitarios cualquier cosa que necesiten. Aseguran también que funcionan como verdaderos quirófanos.

La unidad más moderna de Europa

La Unidad de Aislamiento de Alto Nivel del Gómez Ulla fue inaugurada en octubre de 2015 por la entonces vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría.

Se trata de una instalación de aislamiento total, con puertas estancas, de modo que no se puede pasar de una habitación a otra hasta que esté completamente blindada.

Con una inversión de 65 millones de euros, la “planta 22” se habilitó como Unidad de Aislamiento a raíz de la crisis del ébola de 2014 y se diseñó a partir de aquella experiencia.

Por eso las instalaciones son unas de las más preparadas del mundo y sitúan a España a la vanguardia de Europa en el control y tratamiento de esas patologías.

La Unidad cumple todas las especificaciones del Grupo de Trabajo European Network of Infectious Diseases (EUNID), que nació en 2004 bajo el paraguas de la Comisión Europea como respuesta a las amenazas bioterroristas y enfermedades emergentes de los primeros años del Siglo XXI, como la crisis del ántrax de 2001, la neumonía asiática por el coronavirus de 2003, o la Gripe Aviar H5N1 de 2004.

Además del protocolo de actuación

España está actuando en coordinación con el resto de países de la Unión Europea y las autoridades sanitarias de las comunidades autónomas. El Centro de Prevención y Control de Enfermedades Europeo (ECDC) ha creado una página web específica con información sobre el coronavirus actualizada.

Se ha elaborado además, en colaboración con todas las comunidades autónomas y el Instituto de Salud Carlos III, un procedimiento de actuación que incluye medidas para la detección temprana, vigilancia epidemiológica, prevención de la transmisión persona a persona y seguimiento de contactos.

Un enfermo por garrapata de ciervo

La Unidad de Aislamiento del Gómez Ulla se ha utilizado en los últimos meses, aunque con un único paciente.

En agosto de 2016, en la provincia de Ávila, una persona sufrió una picadura, que luego se descubrió que era de Hyalomma marginatum, conocida como garrapata de ciervo para distinguirla de la de perro. Un parásito que no está presente en España y que pudo llegar desde África transportado por un ave migratoria.

Se trata de una infección en principio mortal y de rápida transmisión. Por eso las medidas excepcionales que se tomaron. El enfermo murió, y una de las enfermeras que le atendió en el hospital Infanta Leonor, de Vallecas, tuvo que ser aislada en el hospital Carlos III, en una celda como la que ocupó en primera instancia la auxiliar de enfermería Teresa Romero, primer caso de ébola en suelo español y europeo. 

La persona ingresada en la Unidad de Aislamiento era un hombre, por picadura de garrapata de ciervo. Dada su situación judicial, dos policías custodiaban el exterior de la unidad. También han sido ingresados en estas instalaciones enfermos de tuberculosis.

Felipe VI visita en 2016 la unidad de aislamiento del Hospital Gómez Ulla.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable