Política

Alerta en el Gobierno: la politización de los Mossos se lo vuelve a poner fácil al terrorismo yihadista

Interior compara la actual situación de la policía catalana con los meses previos al atentado de Las Ramblas. Marlaska propone el envío de una autoridad del Estado para aumentar la vigilancia

Agentes de los Mossos d'Esquadra.
photo_cameraAgentes de los Mossos d'Esquadra.

Al Gobierno en general, y al Ministerio del Interior en particular, les preocupa, y mucho, la “dejación de funciones” por parte de los Mossos d´ Esquadra. La presión de Quim Torra sobre la policía catalana se ha traducido en nuevos episodios de pasividad de los agentes ante actos de sabotaje como el bloqueo de la AP-7. No obstante, esta actitud implica riesgos más graves.

Así lo advierten al Confidencial Digital altos cargos del Ejecutivo, que ven un “auténtico peligro” la actual situación por la que atraviesan los Mossos. Entre otras cosas, añaden, “porque no es nueva y porque ya ha tenido consecuencias desastrosas hace muy poco tiempo”.

En ese sentido, las fuentes consultadas admiten que en el Consejo de Ministros, y también en Interior, empieza a compararse esta nueva politización de los Mossos con la que ya existió en el primer semestre de 2017, cuando se empezó a preparar a la policía autonómica para el referéndum del 1-O.

Entonces, tal y como pasa ahora, existió una “oposición interna” que no respaldaba la hoja soberanista del Govern, que fue respondida, por parte del entonces presidente, Puigdemont, con una “purga”, tanto en la consejería de Interior como en la cúpula policial, con la que ahora ha amagado Quim Torra

“Igual que antes del atentado del 17-A”

El riesgo de que la “historia se repita” es que “los Mossos no están a lo que tienen que estar”, tal y como sucedió el año pasado.

Ya en julio de 2017, ECD publicó que los servicios antiterroristas del Gobierno advertían de que, con el desbarajuste de la policía autonómica, Cataluña estaba al borde de quedar desprotegida ante cualquier amenaza yihadista. Un mes después, se produjeron los atentados de Barcelona y Cambrils.

Ese oscuro precedente, sin embargo, parece no alertar al actual Govern de Cataluña, a pesar de que la actual situación de los Mossos es, a juicio de altos cargos de Interior, “igual que antes del atentado del 17 de agosto”.

Por todo ello, el ministro, Fernando Grande-Marlaska, ha dejado abierta la posibilidad de aplicar el artículo 24 de la ley de seguridad ciudadana y situar a un representante del Gobierno central al frente de los Mossos para dirigir a la policía autonómica.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes