Política

Coincidiendo con el caso de las facturas de Murcia

El control antifraude de Ciudadanos provoca una rebelión de cargos municipales

Se quejan de que el vicesecretario, José Manuel Villegas, ejerce una “excesiva” fiscalización de sus cuentas

Albert Rivera, junto a Juan Carlos Girauta y José Manuel Villegas.
photo_cameraAlbert Rivera, junto a Juan Carlos Girauta y José Manuel Villegas.

El vicesecretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, y el secretario de Finanzas, Carlos Cuadrado, son los apoderados de las cuentas que se abren cada vez que surge un nuevo grupo municipal. En concreto, el ‘número dos’ de Albert Rivera es quien autoriza cada uno de los gastos que hacen los concejales, quienes consideran que esa fiscalización se ha vuelto “excesiva”.

En los últimos días se ha hablado de que C’s paga sus campañas con las subvenciones de los ayuntamientos. En concreto, las informaciones han apuntado a que el partido de Rivera obliga a los concejales que trabajan en ciudades de más de 50.000 habitantes a que ingresen la asignación que reciben del consistorio para sus gastos como grupo municipal directamente en una sucursal bancaria de Madrid.

Las cuentas de esa oficina tendrían por objetivo, única y exclusivamente, recaudar esos ingresos, que controlan y gestionan dos cargos internos de C’s a nivel nacional: José Manuel Villegas y Carlos Cuadrado.

Ambos dirigentes son quienes deciden cuándo y cuánto se devuelve a los municipios a través de otras cuentas solo de gastos, en las que cada grupo de concejales debe señalar previamente la cantidad que necesita cada mes. El resto se queda en la sucursal, situada junto al Círculo de Bellas Artes de Madrid, y a plena disposición del partido, aunque sea un dinero que supuestamente deben gestionar y gastar los representantes de cada ayuntamiento.

Así las cosas, según ha sabido El Confidencial Digital de fuentes municipales de C’s, existe una “queja permanente” a nivel interno por “el excesivo control” del dinero por parte de Villegas. En ese sentido, aseguran que los concejales de la formación naranja “tienen que pelearse” con el ‘número dos’ de Rivera cada vez que quieren hacer un gasto.

“El problema siempre surge cuando hay que pedir autorización a Villegas para hacer esos gastos, desde cosas de campañas hasta donaciones de juguetes en Navidad”, explican. No obstante, las mismas fuentes consultadas reconocen que “está bien el control para evitar gastos indebidos en cada ayuntamiento”, pero esa fiscalización, añaden, “se ha vuelto excesiva. Supervisan absolutamente todo el dinero que sale del partido”, argumentan.

Amonestaciones por las facturas de Murcia

En los últimos días se ha hablado del caso de las facturas en Ciudadanos Murcia, grupo municipal que cargó a la Asamblea Regional gastos de su campaña para las elecciones municipales y autonómicas de 2015.

En ese sentido, los recibos que debían haberse pagado con la cuenta del partido, se sufragaron a través de la del grupo parlamentario. Supuestamente, Mario Gómez, delegado territorial y portavoz en el Ayuntamiento murciano, ordenó anular las primeras facturas y emitir unas nuevas para que las fechas coincidieran, ya que los comprobantes originales eran anteriores a la constitución del grupo.

La formación naranja abrió expediente a Gómez y a Luis Fernández, el diputado autonómico que autorizó los pagos. Ahora, la dirección nacional de C’s ha nombrado a Juan José Molina nuevo secretario general del grupo parlamentario, lo que ha motivado que los expedientes abiertos no hayan derivado en expulsiones tras ser estudiados por la Comisión de Garantías.

No obstante, la dirección ha cerrado el caso de las facturas con amonestaciones a los cuatro diputados que tiene en la Región de Murcia, lo que supone “una advertencia para que sigan las instrucciones” del partido. A la espera del dictamen del Tribunal de Cuentas, la formación de Albert Rivera atribuye la irregularidad a “un error administrativo”.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?