Política

El apoyo de Pablo Iglesias al Frente Polisario ha provocado pérdidas de un millón de euros a los pescadores españoles en Mauritania

Tuvieron que quedarse con la carga en el buque ante la negativa de Marruecos para que desembarcaran en sus costas

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (i), es aplaudido por la vicesecretaria general del PSOE y portavoz en el Congreso, Adriana Lastra; el secretario general del PSOE en el Congreso, Rafael Simancas; y el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias (d).
photo_camera El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (i), es aplaudido por la vicesecretaria general del PSOE y portavoz en el Congreso, Adriana Lastra; el secretario general del PSOE en el Congreso, Rafael Simancas; y el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias (d).

El conflicto con Marruecos a cuenta del Sáhara Occidental es uno de los reveses diplomáticos a los que gobiernos españoles, de todo signo político, se han tenido que enfrentar desde que España abandonara el territorio en 1976. 

El bloqueo que hace dos semanas se vivió en el paso de Guerguerat por el Frente Polisario afectó de lleno a los pesqueros españoles que faenan en las aguas de Mauritania.  El camino desde las aguas africanas a las lonjas españolas de Cádiz y Galicia, dos de los principales mercados de estos buques pesqueros, en tiempos de paz, pasan por la frontera de Mauritania y, desde allí recorren Marruecos y el estrecho de Gibraltar hasta llegar a la península. 

Un trayecto comercial que lleva en marcha décadas, pero que ha peligrado en las últimas semanas a cuenta de unas declaraciones del vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, en Twitter en las que dejaba entrever su apoyo al Frente Polisario.  

En las apenas 25 palabras del mensaje el líder de Unidas Podemos se hacía referencia a la resolución del 13 de febrero de 1995 en las que el Consejo de Seguridad “…Reitera su empeño en que se celebre, sin más demora, un referéndum libre, limpio e imparcial para la libre determinación del pueblo del Sáhara Occidental…” .

Palabras que no sentaron bien en Rabat y que, según confirman fuentes del conflicto a Confidencial Digital, fue una de las causas por las que Marruecos decidió no permitir el desembarco en sus costas de los pesqueros españoles que, con motivo del conflicto en Guerguerat, no podían dejar su mercancía en tierra mauritana. 

“Al final todo pasó, la frontera se abrió y los barcos han podido salvar los negocios” confirman fuente del sector a ECD que aseguran que la intermediación de los ministerios de Exteriores y Agricultura fueron determinante para que Marruecos accediera a la apertura de puertos.

No obstante, las pérdidas económicas a raíz de la pérdida de la carga y la destrucción del pescado que no pudo salir de los buques se cuantifica que pudo ser cercana al millón de euros teniendo en cuenta los cargamentos con los que cuentan de media estas embarcaciones a lo largo del año.

Los saharauis critican la “traición” de Iglesias

Desde el diario digital de la comunidad saharaui en España, ECSaharaui, consideran que la intromisión del vicepresidente segundo en el conflicto de Guerguerat puede ser el detonante de un conflicto diplomático entre España y el reino alauita.

Los saharauis admiten que haciendo caso a las formas de proceder de las autoridades marroquíes con el tema de la ocupación del Sáhara Occidental el enfrentamiento entre ambos países a cuenta de la excolonia puede deteriorar las relaciones diplomáticas.

Advertisement

El vídeo del día

ATA cree que prórroga de cese de actividad “mejora protección de autónomos”.

Además, el Frente Polisario en España valora como “negativos” todos los gobiernos que dicen, “se hacen llamar izquierdas o progresistas”.  “En la historia de España fueron los que más daño han hecho al pueblo saharaui” reza el digital.

De hecho, critican que el que se define como “el gobierno más progresista de la historia” tal y como vendieron Pedro Sánchez y Pablo Iglesias a su Ejecutivo de coalición no haya hecho nada para resolver el conflicto al tiempo que califican de “nefasto y traición” el papel de Unidas Podemos con respecto al Sáhara Occidental.

¿Qué pasó en el Sáhara Occidental?

Hoy el Sáhara Occidental, y pese a las continuas llamadas de socorro que desde la Organización de las Naciones Unidas hacen a España, sigue siendo una zona del planeta en tierra de nadie.  España abandonó el territorio tras la muerte de Franco y el Acuerdo Tripartito de Madrid sin traspasar su soberanía y sin abandonar su condición de potencia administradora. 

El Sáhara Occidental es uno de los últimos vestigios de los procesos de colonización que Europa protagonizó durante entre los siglos XIX y XX. Un caso que se ha calificado en numerosas ocasiones como “único en el mundo” ya que el abandono de España supuso el comienzo de una invasión por parte de Marruecos tras la Marcha Verde de 1975 cuyos vestigios todavía hoy perduran y que ha provocado décadas de guerra en este territorio de la costa occidental del continente africano.

Tras el Acuerdo Tripartido de Madrid por el que España prescindía de su última colonia, Marruecos y Mauritania decidieron poner en marcha sendas campañas de invasión.  Una intromisión frente a la que el pueblo saharaui se levantó en armas con las que consiguieron, en 1991 expulsar a Mauritania, pero no así a Marruecos.

En 2002 la ONU declaró nulo en Acuerdo de Madrid y decidió crear una misión para celebrar un referéndum de autodeterminación de la población saharaui. Hoy, casi treinta años después, la guerra permanece, Marruecos controla la zona y España persiste en su silencio pese a voces como la del vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, que se apagan rápidamente ante las amenazas de Marruecos al bloqueo económico de mercancías y la relajación en las medidas de control de la inmigración en las fronteras terrestres de Ceuta y Melilla y la marítima de Canarias.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?