Política

El ‘arriolismo’ ha muerto en el Partido Popular

Pablo Casado despide al ‘gurú’ demoscópico de Aznar y Rajoy, Pedro Arriola, al que internamente se culpa de los últimos fracasos electorales

Pedro Arriola.
photo_cameraPedro Arriola.

La llegada de Pablo Casado a la presidencia del Partido Popular está trayendo consigo cambios importantes en Génova 13, como la creación de nuevos cargos y la supresión de otros, entre ellos el del coordinador general. Esta nueva etapa también afectará al asesor de cabecera de José María Aznar y de Mariano Rajoy: Pedro Arriola.

Según cuentan al Confidencial Digital dirigentes nacionales del PP, el sociólogo no tendrá despacho ni nómina en el partido, después de más de tres lustros trabajando para los presidentes populares, en Moncloa o en la propia sede de la calle Génova.

La gestión de Arriola despertaba dudas

Pablo Casado y su equipo tienen claro que, en esta nueva etapa del PP, Arriola no tiene sitio. Entre otras cosas, porque “el partido no puede estar centrado únicamente en la demoscopia”, dicen fuentes de la actual dirección.

Esa estrategia, de mirar únicamente a estudios sociológicos y de intención de voto, “nos ha llevado a obtener muy malos resultados en Cataluña y a quedarnos sin Gobierno en Andalucía en 2011”, añaden.

En esos comicios, recuerdan las fuentes consultadas, el sociólogo de cabecera de Rajoy “fue decisivo, y no precisamente para bien”. Así, recuerdan, “hizo cálculos de escaños por provincias que después no se cumplieron”, y con ello “nos centramos en ese electorado y descuidamos al resto de la región”.

Un equipo dividido

El trabajo de Arriola llevaba tiempo cuestionado en la sede nacional de Génova, incluso con Casado como vicesecretario de Comunicación. El ahora presidente, y algunos de sus máximos colaboradores, como Javier Maroto y Andrea Levy, conocían de primera mano las dudas existentes sobre los consejos que el sociólogo daba a Rajoy en La Moncloa.

Los tres vicesecretarios, y sus colaboradores, entraron a formar parte del llamado “equipo de unidad de lenguaje”, integrado por asesores de Moncloa y de Génova. Un equipo en el que, por petición de la ejecutiva nacional de entonces, no entró Arriola y sí el jefe de gabinete de Rajoy, Jorge Moragas, nombrado coordinador electoral.

Ambos protagonizaron varios encontronazos durante las dos últimas legislaturas, por las diferencias de criterio sobre cómo debía actuar el presidente. En 2012, por ejemplo, Moragas apostó por que Rajoy compareciera en el Senado tras publicarse los mensajes a Bárcenas, mientras que Arriola propuso lo contrario. En esa ocasión, se impuso el jefe de gabinete.

Con la crisis de Cataluña, hace un año, se vieron forzados a trabajar juntos, aunque el resultado final no fue tan bueno como el esperado.

Estos precedentes, unidos a la necesidad de Casado de iniciar una “nueva etapa”, han provocado el descarte definitivo de Pedro Arriola. Ahora, el presidente del PP prefiere pedir estudios demoscópicos externos a tener un “asesor de cabecera” que, además, “despertaba muchas dudas”.

Fin al tándem Arriola-Villalobos

Las fuentes consultadas por ECD afirman que Arriola solo habría tenido opciones de seguir asesorando al PP si Soraya Sáenz de Santamaría hubiera alcanzado la presidencia. Entre otras cosas, porque una de las principales aliadas de la ex vicepresidenta del Gobierno era la mujer del sociólogo: Celia Villalobos.

Sobre la diputada malagueña, en el equipo de Casado no tienen dudas: “No podemos contar con alguien que a nosotros nos acusaba de ser de extrema derecha. Desde entonces tenemos claro que no podemos trabajar juntos”.

De esta manera, el nuevo PP de Pablo Casado ha puesto fin a un tándem que llevaba “cerca de 20 años mandando en el partido”, comentan en Génova. Una etapa que “se cierra definitivamente”.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable