Política

El ataque de ERC a Madrid es una maniobra oculta del Gobierno

Moncloa convenció a los independentistas de que propusieran ellos la armonización fiscal contra Díaz Ayuso para así no penalizar al PSOE regional

El portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián (izq) y el portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique
photo_camera El portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián (izq) y el portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique

ERC ha alardeado públicamente en los últimos días de haber conseguido un pacto con el PSOE para “acabar con el paraíso fiscal de Madrid”. Pero no han sido los independentistas catalanes, sino el propio Gobierno, el que ha impulsado la maniobra para desgastar a Isabel Díaz Ayuso pero sin castigar a la vez a los socialistas madrileños.

El portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, anunció la semana pasada que había alcanzado un acuerdo con el Ejecutivo para apoyar los Presupuestos Generales del Estado de 2021. 

El precio que se había cobrado por su respaldo incluía la creación de un comité bilateral para estudiar una “reforma fiscal total, justa y progresiva”. 

Pero Rufián sacó pecho sobre todo de que lo que se pretende es que el impuesto de Patrimonio sea más progresivo para las grandes fortunas y “acabar con el dumping fiscal de facto y con el paraíso fiscal montado por la derecha en la Comunidad de Madrid”, dijo.

Hacienda utilizó a Esquerra

Sin embargo, según ha podido saber Confidencial Digital por fuentes conocedoras de las negociaciones, el ataque del independentismo catalán a Madrid es fruto de una maniobra oculta del Gobierno diseñada por Moncloa.

Altos cargos que han participado directamente en las conversaciones confirman que el Ministerio de Hacienda convenció a ERC de que presentara esa enmienda a los Presupuestos para dinamitar la autonomía fiscal, cuyo principal objetivo es “acabar con el dumping fiscal en Madrid”. 

Reconocen que el discurso de ERC es parecido al que esgrimen otras comunidades gobernadas por el PSOE, con Valencia a la cabeza, que acusan a Madrid de practicar un dumping fiscal porque tiene los impuestos más reducidos que el resto. 

Estas autonomías afirman que Madrid se puede permitir esa baja tributación porque concentra más riqueza. Una situación que creen injusta.

Que el PSOE no dé la cara

Aunque ERC anunció la semana pasada que este era uno de los acuerdos que ha negociado con el Ejecutivo de Pedro Sánchez a cambio de su apoyo a los Presupuestos, fuentes próximas al Ministerio admiten que Hacienda lleva tiempo con este plan sobre la mesa. Y ha encontrado ahora el “paraguas perfecto” para desplegarlo.

El vídeo del día

Finaliza la misión de la sonda de calor interno de Marte

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, defiende una reforma fiscal que incluya una armonización de los tributos autonómicos: sucesiones, donaciones, impuesto de transmisiones patrimoniales e impuesto de patrimonio. Es decir, que las comunidades no puedan bajarlos más allá de un mínimo, ni subirlos por encima de un determinado tope. Este esquema es el que obliga a la Comunidad de Madrid a subir la mayoría de sus gravámenes fiscales. 

Por si fuera poco, el anterior ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, también valoró homogeneizar la fiscalidad regional para reducir las diferencias entre territorios, aunque entre sus planes no entraba endurecer el impuesto sobre patrimonio.

Una baza electoral para ERC

Fuentes del Ejecutivo reconocen a ECD que el PSOE convenció a los independentistas de que lideraran los catalanes esta ofensiva con el argumento de que “atacar a Madrid siempre da votos en Cataluña” y eso suponía dar una baza electoral a ERC a escasos tres meses de las elecciones catalanas previstas para el 14 de febrero.

Hay que recordar que el ‘caso Volhov’, en el que ha sido detenido, entre otros, el ex consejero y ex secretario de organización republicano Xavier Vendrell, le ha explotado al partido de Junqueras en plena precampaña.

ERC siempre ha presumido que en más de 85 años de historia no ha tenido ni un caso de corrupción. Lo pregonan con orgullo en todos los mítines frente a los del 3%, Palau y el clan Pujol. Es una de sus bazas electorales en la pugna con JxCat, los “convergentes de toda la vida”, como les llaman los republicanos para marcar distancias y para presentarlos como los herederos de CDC.

Proteger al PSOE de Madrid

Las fuentes a las que ha tenido acceso ECD explican que otro de los objetivos del Gobierno es aprovechar la campaña a favor de la armonización fiscal para intensificar la campaña de desgaste contra la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.

Pero Moncloa tenía claro que, en la escenificación del enfrentamiento entre los independentistas catalanes y Madrid, era necesario “proteger al PSOE madrileño de un castigo en las urnas sin precedentes”. Si el PSOE lideraba la ofensiva contra la capital podría pagar muy caro esa maniobra. De ahí que ERC debiera cumplir el papel protagonista.

Conscientes de que el ataque salpicaría en alguna medida al PSOE, Moncloa y Ferraz han transmitido a sus portavoces en la capital que insistan en la idea de que el pacto del Gobierno con ERC no es contra Madrid, sino que se trata de un plan nacional. “No es un impuestazo a Madrid, sino una armonización fiscal para toda España”, explican ahora. 

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable