Política

Atascos en las salidas de Madrid antes de las nuevas restricciones que se retrasan hasta el lunes

Díaz Ayuso llama a “evitar a toda costa el estado de alarma y el confinamiento, que son el desastre económico”. Promete un millón de test en una semana. ‘Toque de queda comercial’ desde las 22:00

Salida de Madrid por la A-3.
photo_cameraSalida de Madrid por la A-3.

La Comunidad de Madrid no pide el estado de alarma, pero impone medidas de restricción de la movilidad en varios municipios, así como en el distritos de la capital donde los contagios por coronavirus se han descontrolado y amenazan con extenderse por el resto de la región.

El vídeo del día

Garriga (Vox) justifica la moción como “un deber nacional”.

Isabel Díaz Ayuso ha anunciado en la tarde de este viernes 18 de septiembre las medidas que durante días el gobierno de la Comunidad de Madrid ha valorado para tratar de contener la extensión del coronavirus en la región.

Según la presidenta madrileña, hay 37 áreas sanitarias en Madrid donde la incidencia es muy superior a la media, con cifras “gravísimas”. Se trata de 26 zonas de seis distritos de la ciudad de Madrid, y el resto a otros municipios.

Las medidas adicionales afectarán al 13% de la población de la comunidad, unas 858.000 personas. Se calcula que en estos municipios y barrios se concentra el 25% de los contagios de toda la región.

Se trata de los municipios de Alcobendas, San Sebastián de los Reyes, Parla, Getafe, Fuenlabrada, Humanes y Moraleja de Enmedio, en los que distintas áreas básicas de salud pasarán a tener estas medidas especiales.

En la ciudad de Madrid se ‘confinan’ zonas de los distritos de Carabanchel, Usera, Villaverde, Villa de Vallecas, Puente de Vallecas y Ciudad Lineal.

Desde horas antes de que se concretaran estas medidas se registran en Madrid atascos de algunos kilómetros en casi todas las salidas por autovía de Madrid. Se han ido produciendo retenciones en la A-6 hacia La Coruña, la A-2 hacia Zaragoza, la A-42 a Toledo, la A-3 a Valencia, la A-4 a Andalucía, la A-5 a Extremadura, y la M-40 en distintos puntos.

Las medidas de restricción no entrarán en vigor de inmediato, ni siquiera este sábado 19 de septiembre, sino a las 00:00 del lunes 21 de septiembre. Se repite así en parte lo que ocurrió cuando el Gobierno de España aprobó declarar el estado de alarma el sábado 14 de marzo, pero entró en vigor el lunes 16.

a4a6

Se podrá salir a trabajar y a estudiar

En estas zonas señaladas por el gobierno de Madrid queda restringida la entrada y la salida de su perímetro, salvo varios motivos tasados: ir a trabajar, ir al colegio, acudir a una citación judicial, trasladarse a un centro sanitarios, ir a entidades financieras, asistir a dependientes, hacer exámenes inaplazables, renovar permisos y documentación oficial, volver al domicilio y otras situaciones de necesidad. La Policía Nacional y las policías locales se encargarán de que se cumplan estas medidas.

Díaz Ayuso ha explicado que se permite circular dentro de esas zonas, que las reuniones se reducen de 10 a 6 personas como máximo, los aforos en los locales se reducen al 50%, y se suspende la actividad en parques y jardines. La asistencia a lugares de culto se reduce a un tercio, y también se restringe más la asistencia a entierros. Se suspende la actividad en los parques y jardines.

Además, la Comunidad de Madrid impone una suerte de ‘toque de queda comercial’. A las diez de la noche se tendrán que cerrar locales comerciales (salvo casos como farmacias, gasolineras...), de apuestas y juegos, y de hostelería. En este último caso además se reducen los aforos al 50% tanto en interior como en terrazas, y se suspende el servicio en barra.

El gobierno regional ha tenido que precisar que la reducción desde diez a seis el máximo de personas en reuniones sociales se aplica en toda la comunidad, no sólo en las zonas afectadas por las medidas de mayor restricción.

Un millón de test en una semana

La presidenta de la Comunidad de Madrid ha insistido en varias ocasiones en que todas estas medidas tienen como objetivo, además de obviamente contener la escala de contagios, no tener que recurrir al estado de alarma.

“Hay que evitar a toda costa el estado de alarma y el confinamiento”, ha sentenciado Díaz Ayuso, ya que volver a las medidas más drásticas que se tomaron en marzo con la primera ola de la epidemia supondría “el desastre” para la economía de Madrid.

Junto a las medidas de limitación de la movilidad en los barrios, distritos y municipios señalados, el gobierno regional asegura que va a acometer un plan de test muy ambicioso: supondría realizar un millón de test -test de antígenos recién adquiridos- a lo largo de la próxima semana, para cribar la población de estas zonas.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?