Política

Aumentan los ataques a la cultura y lengua españolas en Latinoamérica y Estados Unidos

El informe de Movimiento Contra la Intolerancia también registra en Cataluña vandalismo contra tiendas latinas con rótulos en castellano y agresiones en la universidad por repartir la Constitución

Estatua de Colón en Barcelona.
photo_camera Estatua de Colón en Barcelona.

"Hay quienes aún se preguntan ¿qué es eso de la hispanofobia? Pueden hacerlo desde una profunda ignorancia, incluso también, por una indeseable provocación", así abre Esteban Ibarra, Presidente de Movimiento contra la Intolerancia, el estudio que la asociación que dirige ha realizado sobre la hispanofobia, un fenómeno cada vez más presente en el mundo.

El término hace referencia "a la fobia, rechazo, desprecio, no aceptación, irrespeto, la aversión hacia España, los españoles, a la cultura y la lengua española, a sus referencias sociales y símbolos políticos nacionales", explica el analista.

Con todo, la hispanofobia es tan antigua como el Imperio Español, ya que hunde sus raíces en la Leyenda Negra, afirma el informe. En el siglo XVI se desarrolló en Italia una propaganda antiespañola, que tachaba de genocidas y atrasados a los aragoneses y posteriormente a los castellanos. En siglos posteriores, los contenidos y las formas serían copiados por los Holandeses e Ingleses, que estaban en guerra con la monarquía de los Habsburgo. Un siglo después de que España perdiera su imperio en el desastre del 98, la leyenda sigue operando.

"Venimos a denunciar que existe una hispanofobia global, que se extiende. Y tenemos el drama de que no se reconoce el problema para encararlo", se lamenta Ibarra, quien añade que "ha habido episodios muy significativos recientes donde esa hispanofobia se ha proyectado de una manera tremenda".

El ejemplo más claro que se muestra en el estudio es lo ocurrido tras la muerte del afroamericano George Floyd a manos de la Policía en Mineapolis (EE.UU); cuando se desencadenaron unas protestas raciales, en las que se atacó a "símbolos importantes de la cultura y la historia hispanas" en países latinoamericanos y en Estados Unidos. Estos actos, según Ibarra, "avergüenzan a cualquiera que piense que el civismo es un valor para la convivencia".

Ataques a figuras históricas

El Presidente de Movimiento Contra la Intolerancia, resalta especialmente los ataques a una figura como Cervantes, al cual se le ha "tratado como a un criminal" cuando "fue víctima del esclavismo y la prisión; y es una de las plumas más importantes de la lengua castellana".

El informe sentencia que a día de hoy, "la hispanofobia va muy lejos, alienta una nueva leyenda negra regresiva", lo cual se ve en el revisionismo que hay entorno a la figura de Hernán Cortés en México o Colón en el país al que da nombre, Colombia.

"En el enfoque sobre la colonización se destacan mucho cuestiones negativas, pero hay cosas muy positivas, y se juzga con parámetros actuales",  argumenta Ibarra, y denuncia que "el daño es absoluto cuando se usa políticamente".

La hispanofobia no se queda en el ataque a símbolos. Ibarra denuncia que "hay otros vectores, como todo aquello que está afectando a los inmigrantes hispanos". Estos, incluso "se ven agredidos en Estados Unidos, donde hay situaciones de violencia contra ellos". 

 

Los investigadores que han participado en el texto argumentan que "es plural el sujeto activo de la hispanofobia", no únicamente se da en América. Lo único que tienen en común quienes la ejercen es la aversión o el rechazo a todo lo hispano. Frente a lo hispánico, "hay un componente ideológico-político muy fuerte" que pasa por su "estigmatización desde una perspectiva global" y en la propia España también se da.

Hispanofobia en España

"Es grave que en Cataluña y en otros lugares de España, desde actitudes de radical intolerancia refieran expresiones como 'botifler', 'charnego', 'maketo', 'txakurra', 'puta España', 'lengua de las bestias', 'asco de españoles' y otros estigmas o difamaciones que apuntan a la deshumanización y a la cosificación de la persona o mensajes atacando la dignidad que fundamenta los derechos humanos", cita el texto del informe.

El presidente de Movimiento contra la Intolerancia recuerda que "hay una gran cantidad de manifestaciones en torno al primero de octubre y el independentismo que no proceden", y piensa que "se puede defender un proyecto político sin hacer daño a nadie, injuriar insultar y someter a humillaciones que rayan la violencia".

El Observatorio Cívico para la Violencia Política en Cataluña recogió 122 casos de hispanofobia en 2020. En 2019, la cifra fue mayor; alcanzándose 187 sólo en el segundo semestre del año.

En Cataluña la hispanofobia también ha llegado a la violencia. Ibarra señala que está habiendo agresiones y pone el ejemplo de jóvenes que estaban propugnando el ver un partido de la Selección y fueron atacadas por ello. También, hubo violencia en una universidad catalana contra gente que repartía la Constitución española; y hay camareros que han sido agredidos por hablar castellano.

No sólo los radicales atacan violentamente a españoles que muestran su identidad en Cataluña. El analista lamenta que también los inmigrantes latinoamericanos en la región son víctimas, ya que "españoles e hispanos van unidos, hay elementos lingüísticos y culturales comunes". Movimiento Contra la Intolerancia ha tenido noticia de migrantes latinos agredidos y de que "sus comercios han sido pintados o destrozados por rotular en castellano".

"Se estimula el enfrentamiento con lo hispano; historia, política y cultura. Y esto hay que abordarlo, cuando trasciende la intolerancia puede convertirse en un delito de odio", reseña Ibarra. 

Un problema que existe

Sin embargo, poner este problema encima de la mesa, ha supuesto al Presidente de Movimiento contra la Intolerancia y a sus colaboradores recibir "injurias" y se está "falseando" sobre el contenido del informe.

El analista denuncia que más que el hecho, "lo que de verdad está perturbando es que se ponga el problema encima de la mesa". El experto recibe mensajes diciendo que "la hispanofobia no existe".

Antiguos colaboradores de Ibarra participan en el linchamiento que está sufriendo, porque como él denuncia "han evolucionado a posiciones radicales; y hoy el radicalismo afecta al proceso de independencia".

"Se rehúye el problema, y esto me retrotrae a los años 90 cuando se denunciaban conductas de xenofobia y se negaban", manifiesta Ibarra. Con todo, además de denunciar la violencia en casa, Movimiento Contra la Intolerancia piensa que hay que proteger a la hispanidad fuera de las fronteras españolas.

"España debe defenderse de la hispanofobia exterior y apostar por la hispanidad, su legado y la fraternidad iberoamericana. La historia de América, incluido EE.UU, no puede entenderse sin la aportación hispana. Incluidos los procesos de independencia, liderados por criollos, descendientes de españoles", concluye el informe.

500 personas evacuadas por el avance de la lava en La Palma

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?