Política

Las autonomías podrán permitir viajes por España solo si garantizan al Gobierno que controlan sus fronteras

Interior exigirá que los dispositivos de tráfico eviten los desplazamientos a territorios que todavía estén en fase 2 como Madrid y Barcelona

Pedro Sánchez, en una videoconferencia con los presidentes autonómicos.
photo_cameraPedro Sánchez, en una videoconferencia con los presidentes autonómicos.

Las autonomías podrán permitir los viajes por toda España si garantizan al Gobierno el control de sus fronteras. La medida en la que trabaja Interior y varias comunidades posibilitará una mayor libertad de movimientos para casi 22 millones de personas que accederán el 8 de junio a la fase 3. Supone alrededor del 47% de la población española.

El Ejecutivo aprobará este martes y someterá el miércoles a votación en el Congreso la última y definitiva prórroga del estado de alarma, que alcanzará hasta el 21 de junio.

Esto supondrá, como explicó Pedro Sánchez el pasado domingo en la comparecencia en Moncloa tras la Conferencia de Presidentes, que las restricciones a la movilidad acabarán con el comienzo del verano y los españoles recuperarán la completa libertad de movimientos también entre autonomías en esa misma fecha. “Es el 21 de junio, en principio, cuando podremos circular por toda España”, aseguró expresamente.

Movilidad entre territorios en fase 3

Sánchez anunció también que la prórroga del estado de alarma que el Gobierno solicitará al Congreso de los Diputados contempla dejar en manos de las comunidades autónomas que entren en fase 3 la duración y las condiciones de la misma, salvo en lo que respecta a la movilidad, aspecto que seguirá controlando el Ejecutivo.

Sin embargo, el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, ha abierto este lunes la posibilidad de que, a partir del 8 de junio, se pueda viajar entre provincias y comunidades autónomas que estén en la fase 3 de la desescalada. Eso sí. Ha matizado que todo dependerá de la evolución de la pandemia, de los datos de la movilidad y de las consideraciones de las comunidades autónomas.

Moncloa traslada el plan a las autonomías

Según ha podido saber Confidencial Digital por fuentes conocedoras de las conversaciones entre el Gobierno y varias autonomías, Moncloa ha comenzado a trasladar a las administraciones autonómicas que la sexta y última prórroga del estado de alarma permitirá los desplazamientos entre provincias de una misma comunidad o incluso entre autonomías que, desde el 7 de junio, se encuentren en fase 3.

Esto significa que, a partir del próximo domingo, cuando entrará en vigor la nueva prórroga del estado de alarma, aquellos territorios en fase 3, si así lo deciden y la evolución de la epidemia lo permite, podrán establecer un nivel de movilidad dentro de la propia comunidad o incluso abrir sus fronteras para salidas al exterior.

Hay que recordar que los presidentes autonómicos se convertirán en la máxima autoridad en su territorio a partir de la fase 3 de la desescalada. En más de una decena de regiones ese escenario se alcanzará el próximo lunes: Galicia, Asturias, Cantabria, País Vasco, Canarias, Baleares, Aragón, Navarra, La Rioja o Murcia.

Controles de tráfico en las fronteras

Para ello, según ha podido confirmar ECD por fuentes conocedoras del plan del Ejecutivo, Moncloa ha pedido a Interior el diseño de un dispositivo para adaptar las funciones de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, en coordinación con las comunidades autónomas, a las necesidades del final de la desescalada.

Se va a exigir a las autonomías un “control específico del tráfico entre provincias”. El operativo de las fuerzas de seguridad deberá ser presentado por las comunidades a los ministerios de Interior y Transportes en los próximos días y tendrá que garantizar también un “estricto control de las fronteras entre regiones”.

El despliegue se aprobará todavía bajo el amparo del estado de alarma para poder restringir la movilidad entre territorios que no hayan alcanzado todavía la fase 3 y se mantendrá en vigor, en coordinación con las autonomías, hasta que existan circunstancias que justifiquen una nueva normativa que modifique la anterior.

La base legal de la medida será “poder garantizar la salud pública”. En este sentido, seguirán imponiéndose sanciones contra todo comportamiento insolidario, sin ningún interés recaudatorio, en la medida en que esas conductas de incumplimiento de la normativa atentan contra la mayoría de la población que sí respeta las reglas.

Lograrán adelantarse dos semanas

Hasta la concreción de este dispositivo, la movilidad entre provincias se mantiene aplazada hasta el final de desescalada. El Boletín Oficial del Estado confirmó el pasado sábado todas las normas que regularán la fase 3. Hay varias novedades que afectan, sobre todo, a restauración y comercios minoristas.

Pero en cuestión de desplazamientos, el BOE no ha incluido todavía modificaciones. Es más, en este momento no están permitidos los viajes en la fase 3 y se prevén sólo tras alcanzar la “nueva normalidad”, a partir del 21 de junio. Sin embargo, la medida en la que trabaja el Gobierno permitirá adelantar dos semanas los desplazamientos en varias autonomías.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable