Política

Aviso a Madrid: se ultima un ‘toque de queda’ para comercios, bares y restaurantes

La Comunidad ha trasladado a las patronales que los establecimientos deben estar preparados para un cierre general de la actividad a partir de las diez de la noche

Terrazas de la Plaza Mayor de Valladolid medio vacía tras los rebrotes del COVID19.
Photogenic/Miguel Ámgel Santos/EuropaPress
photo_cameraTerrazas de la Plaza Mayor de Valladolid medio vacía tras los rebrotes del COVID19. Photogenic/Miguel Ámgel Santos/EuropaPress

El Gobierno de Isabel Díaz Ayuso se dispone este viernes a ampliar las restricciones de movilidad y de actividad a más zonas de la Comunidad de Madrid para detener la expansión del Covid. Pero ha comenzado a preparar también a los empresarios para un ‘toque de queda’ que afecte a todos los comercios, bares y restaurantes de la región.

El vídeo del día

Garriga (Vox) justifica la moción como “un deber nacional”.

Por el momento, se plantea extender las restricciones a la movilidad, que ya afectan a más de 850.000 habitantes repartidos en 37 zonas básicas de salud, a otras 16 áreas nuevas en las que la incidencia de la enfermedad en los últimos 14 días ya supera la de 1.000 contagiados por cada 100.000 habitantes.

También baraja ampliar a estas zonas las limitaciones de aforo, horarios y zonas de consumo en comercios. Estas nuevas medidas entrarán en vigor el próximo lunes.

Listos para un ‘toque de queda’

Sin embargo, según ha podido saber Confidencial Digital por fuentes empresariales madrileñas, la Comunidad ha trasladado a las patronales de varios sectores que los establecimientos deben estar “preparados” para un cierre de la actividad dentro de dos semanas a partir de las diez de la noche.

En el sector explican que es una de las primeras fases del plan de emergencia elaborado por el Gobierno regional –que ha sido compartido ya con algunas patronales- para una restricción progresiva de la movilidad, que culminaría, de ser necesario, en el cierre parcial de más partes de Madrid, o de su totalidad, en caso de máxima alerta.

Las autoridades madrileñas consideran que aún no se ha llegado a este escenario y la presidenta Díaz Ayuso es especialmente reacia, por ejemplo, a suspender el transporte público, según fuentes conocedoras de su estrategia.

En la Puerta del Sol reconocen que todo va a depender de la evolución de la pandemia y de la eficacia –medida en los próximos 14 días- de las disposiciones adicionales que se van a extender este viernes a más zonas de la Comunidad.

Cierre de locales desde las 22:00

Todos los comercios de las 37 áreas básicas de salud afectadas por restricciones específicas ya tienen que cerrar a las 22:00 (a excepción de farmacias, centros de salud o gasolineras), y tienen su aforo limitado al 50%.

En el caso de los dedicados a la hostelería, la limitación de aforo al 50% aplica en el interior y el exterior, y el consumo en barra está prohibido.

Pero en el resto de la Comunidad de Madrid, la situación es distinta. Los comercios pueden cerrar a la 01:00 de la madrugada (deben hacerlo antes, si así lo establece su licencia), y en el caso de los dedicados a la restauración tienen su aforo limitado al 75% y se permite consumir en barra (con una ocupación del 50%).

El ocio se encuentra en la diana

Ahora, según las fuentes empresariales consultadas por ECD, el ocio se encuentra en la diana del Gobierno de la Comunidad de Madrid, que quiere restringir al máximo los contactos sociales no imprescindibles para evitar más contagios. Ese es al menos el mensaje que se le ha hecho llegar a empresarios del sector en las últimas horas.

Recuerdan el aviso de Díaz Ayuso. “Si hubiéramos sabido que esta ola se adelantaba a estas alturas, el cierre del ocio nocturno habría sido, a lo mejor, todavía mayor, y todavía antes”, reconoció el martes la presidenta en una entrevista en Onda Cero. “Pero no va a ser solo allí, te aviso, anuncio, no será solo en esas 37 áreas”, siguió.

“(Será) en todas las zonas”, subrayó. Y argumentó: “No me sabe bien, y veo que está sucediendo, que haya un bar en Vallecas, que cumple las normas, y a las 22:00 esté cerrado, y que todo el mundo esté de copas, como si no pasara nada, a las 23:00, a medianoche, en Chamberí, Salamanca, Chamartín… esto no va por barrios. Allí donde tengamos que actuar, lo haremos. No descartamos hacerlo de manera autonómica”.

Según el Anuario de la Hostelería de España 2018, elaborado por Hostelería de España, el sector cuenta en Madrid con cerca de 33.000 establecimientos -de los que 30.882 son bares y restaurantes y 2.114, alojamientos- que dan empleo a 182.475 personas, con una facturación de 17.233 millones, lo que supone el 5,1% de la riqueza de la región.

Madrid tomó la delantera en la primera ola

En la Comunidad de Madrid recuerdan que, tras comprobar cómo el número de contagiados por el coronavirus se disparaba por encima de los 2.000, y provocaba 86 muertes, el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso decretó el pasado 13 de marzo (antes de que el Ejecutivo central aprobase el estado de alarma un día después), el cierre de todos los comercios de la región, con la excepción de los de alimentación y los de primera necesidad.

La medida de cierre total afectó a cines, discotecas, salas de conciertos, teatros, salones de juego, casinos, parques de atracciones, gimnasios o bares de copas. Restaurantes, cafeterías y bares también tuvieron que cerrar, pero pudieron servir comida a domicilio o venderla para que se consumiera fuera.

Por el contrario, continuaron teniendo permiso para abrir los supermercados, fruterías, pescaderías, carnicerías, panaderías, farmacias, gasolineras, estancos o quioscos, además de las secciones de comestibles de las grandes superficies.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?