Política

Aviso del PSOE a Sánchez: la pinza con Vox puede llevar a Abascal a la vicepresidencia del Gobierno

Recuerdan que Rajoy también jugó a alimentar a Podemos para destruir a los socialistas y Pablo Iglesias ha acabado en el Consejo de Ministros como número tres

Pedro Sánchez y Santiago Abascal, en el Congreso de los Diputados.
photo_camera Pedro Sánchez y Santiago Abascal, en el Congreso de los Diputados.

Vox comienza a ser una amenaza para el Gobierno. Es la contundente advertencia que ex ministros y barones del PSOE han hecho llegar al equipo de Pedro Sánchez en Moncloa tras las elecciones catalanas. Consideran que la pinza con Vox a la oposición puede acabar dando a Santiago Abascal claras opciones de gobernar en España.

Las elecciones catalanas y su resultado, muy favorables para los intereses del Gobierno, suponen –siempre según la visión de La Moncloa- la consolidación definitiva de la legislatura. En el entorno de Pedro Sánchez explican estos días que se alejan las tentaciones del presidente de aprovechar el momento para realizar un adelanto electoral

Al contrario. Se pretende aprovechar un espacio inusual en el que se prevén dos años sin comicios -las andaluzas deberían llegar a finales de 2022- para consolidar la coalición con Podemos. Todo esto con la oposición ‘hecha unos zorros’, en grave crisis interna.

El vídeo del día

IAG pierde 6.923 millones en 2020 frente a beneficios de 2019 por el Covid

Aviso del PSOE a La Moncloa

Sin embargo, no todo son parabienes. Según ha podido saber Confidencial Digital por fuentes conocedoras de los contactos, ex ministros y barones del PSOE se han movilizado como reacción a una de las estrategias de Moncloa diseñada para el 14-F. Algo que, admiten en privado, ha comenzado a “inquietarles enormemente”.

Advierten que la debacle del PP catalán y de Ciudadanos ha hundido a Pablo Casado y a Inés Arrimadas y, por tanto, ha debilitado al líder de la oposición. No obstante, “eso no tiene por qué ser bueno para Sánchez”, han trasladado estos interlocutores al equipo del presidente.

Vox es una amenaza para Sánchez

Tras la contundente irrupción de Vox en el Parlament como cuarta fuerza, destacados dirigentes del PSOE han alertado a Moncloa de que Vox ha comenzado a convertirse en una “amenaza cada vez más real no solo para el PP, sino para toda la política española, incluido el Gobierno de Pedro Sánchez”.

Santiago Abascal aspirará ahora a liderar la oposición en España y es imprescindible ir dando pasos atrás en la pinza articulada con Vox y “no seguir alimentando a la bestia”.

El partido de Abascal ha entrado en el Parlament de Cataluña con un total de 11 escaños. Un resultado que pocos sondeos vaticinaban. Pero ha crecido, básicamente, en detrimento de Ciudadanos y del PP. Ambos alcanzaron conjuntamente los 40 escaños en las elecciones de 2017. Ahora, la suma de Vox, Ciudadanos y PP llega solo a 20.

La pinza con Abascal en el Congreso

Pedro Sánchez ha aprovechado para elogiar a Vox. “Es usted tan aparentemente moderado, señor Casado, que hasta el señor Abascal le da lecciones de sentido de Estado”, fue la respuesta del presidente al líder de la oposición en las últimas sesiones de control al Gobierno en el Congreso.

El tiempo

(pulsar sobre el mapa para ver el tiempo de hoy)

También resultó llamativo que el tono del líder de Vox haya cambiado. Ahora es mucho menos duro que el que utiliza Casado. Pese a ello, Santiago Abascal es consciente de que “él es para Sánchez lo que en su día fue Pablo Iglesias para Mariano Rajoy: una simple herramienta para debilitar a su rival”, afirman en el PSOE.

Lo cierto es que el presidente no ha dudado en las últimas semanas en cebar la figura de Abascal piropeándole y destacando que Vox “demuestra tener más responsabilidad que el señor Casado” por haber permitido gracias a su abstención aprobar el plan del Gobierno sobre cómo repartir los fondos europeos para la recuperación económica tras la pandemia.

Iglesias es el número tres del Gobierno

Las fuentes del PSOE consultadas por ECD ven en ese abrazo del oso la misma “pinza” que Mariano Rajoy intentó con Pablo Iglesias cuando el PP ocupaba La Moncloa y Podemos crecía a costa de dejar menos espacio en la Cámara a los socialistas.

Recuerdan que el PP de Rajoy jugó a alimentar la figura de Iglesias para destruir al PSOE de Pedro Sánchez… y lo cierto es que Podemos ocupa ahora una vicepresidencia y cuatro ministerios en el Gobierno.

Por eso algunos ex ministros y barones socialistas han advertido a Moncloa de que “nadie, ni siquiera el propio Iglesias, se imaginaba entonces que llegaría al Gobierno”. Ni en 2014 cuando surgió Podemos, ni en 2015 cuando consiguió 69 diputados en sus primeras generales. “Nacieron con el fulgor del 15M, como un partido antisistema que aspiraba a quitar cuatro votos al PSOE y poco más”, recuerdan.

Todo el mundo pronosticaba la caída de Podemos después de aquellas elecciones en las que consiguieron más del 20% de los votos. A partir de ahí, el desinfle era lo esperable. El chalet de Galapagar y las puñaladas internas ayudaron a ese previsible declive. 

Pero advierten de que el giro de ese guión ocurrió en su valle como partido, cuando perdió la mitad de los diputados que había logrado cuatro años antes. “En esa anunciada agonía, Iglesias ha logrado lo que ni soñaba cuando Podemos alcanzó su cima: convertirse en vicepresidente segundo y número tres del Gobierno”, explican.

“Nos arriesgamos a llevar a Abascal a la vicepresidencia”

Por eso, barones del PSOE han recordado estos días al equipo de Sánchez que “Vox es la versión de ultraderecha de Podemos, llamado a tener el mismo recorrido”. Consideran que el partido de Santiago Abascal está viviendo ahora su pico, pero que más pronto que tarde puede tener su recompensa si Moncloa no cesa en su estrategia. 

“Da igual que pierdan parte de los 52 diputados que tienen ahora en el Congreso, y que entren en decadencia, si el resto de partidos no establece un cordón sanitario contra ellos, Vox entrará en el Gobierno. Si no se prepara un antídoto, Abascal se convertirá en un Iglesias y llegará a vicepresidente. Y Sánchez habrá tenido la culpa” concluyen.

Un primer paso atrás en la pinza con Vox

Moncloa no ha hecho oídos sordos a este análisis que ha llegado desde el PSOE. Salvador Illa, que se ha alzado como ganador de las elecciones catalanas aunque tendrá difícil gobernar por la mayoría del bloque independentista, ha avanzado que negociará con todas las formaciones… salvo con Vox

Illa se sentará a hablar “con todos los partidos”, incluyendo a ERC, Junts y la CUP, los autores del cordón sanitario contra el líder del PSC, pero ha rechazado un diálogo con la formación de Abascal, que ha quedado como cuarta fuerza y por delante de PP y Ciudadanos. 

En el PSOE destacan que es “un primer paso atrás en la pinza con Vox adoptada por el director del Gabinete de la Presidencia del Gobierno, Iván Redondo, que ha liderado también la estrategia de campaña de Salvador Illa por petición expresa de Pedro Sánchez”, añaden.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable