Política

Ayuso acata la orden de Feijóo: no acudirá a la manifestación de Vox en Colón

Ya no se siente tan “fuerte” después de la masiva marcha de sanitarios en Madrid. No habrá ‘foto de Colón’ junto a Abascal y Arrimadas

Pablo Casado e Isabel Díaz Ayuso, en la manifestación contra los indultos del procés (Foto: Alejandro Martínez Vélez / Europa Press).
photo_camera Pablo Casado e Isabel Díaz Ayuso, en la manifestación contra los indultos del procés (Foto: Alejandro Martínez Vélez / Europa Press).

Isabel Díaz Ayuso no propiciará una nueva ‘foto de Colón’ que Alberto Núñez Feijóo intenta evitar a toda costa. En un momento de debilidad política por la crisis de la Sanidad en Madrid, la presidenta ha decidido acatar la órden del líder del PP y no acudirá a la manifestación de Vox contra la reforma del delito de sedición que impulsa el Gobierno.

Hace apenas dos semanas, Díaz Ayuso aparecía como la figura triunfal en el PP por el volantazo de Alberto Núñez Feijóo al romper la negociación para renovar el Consejo General del Poder Judicial. La presidenta madrileña salió victoriosa de esa crisis al proyectarse como quien había convencido al líder del PP para que no pactara con el Gobierno. Un movimiento que despertó antiguos fantasmas en la formación. 

Solo quince días después, el escenario se ha dado la vuelta y Ayuso se enfrenta a un revés político considerable tras haber desafiado a la marea blanca, que llenó las calles de Madrid el pasado domingo en una masiva manifestación contra los recortes en la sanidad pública.

No acudirá a la manifestación de Colón

Según ha podido saber Confidencial Digital por fuentes próximas a Ayuso, este escenario ha llevado a la líder madrileña a tomar la decisión de seguir las directrices de Feijóo y no asistir a la manifestación que Vox ha convocado el próximo 27 de noviembre en la plaza de Colón contra la reforma del delito de sedición que impulsa el Gobierno. 

En el entorno de la presidenta recuerdan que Díaz Ayuso acudió en junio de 2021 a una protesta contra los indultos en Colón, junto a Pablo Casado, porque entonces la manifestación fue convocada por la sociedad civil. En cambio, la movilización contra la reforma del delito de sedición es promovida por el partido de Santiago Abascal.

No habrá ‘foto de Colón’ junto a Vox y Cs

Feijóo ha dejado claro ahora que no quiere hacer un frente común de las tres derechas contra la reforma del delito de sedición, a pesar de sus argumentos coincidentes con Vox y Ciudadanos, que comparten con el PP el rechazo frontal a la iniciativa legal del Ejecutivo de PSOE y Podemos.

Ayuso va a optar por la prudencia y por no dar pie a una nueva ‘foto de Colón’ junto a Abascal y Arrimadas. El líder del PP ha rechazado también presentar la moción de censura con la que le presionan Vox y Cs.

Feijóo rechaza la confrontación con Sánchez

Hay que tener en cuenta que Alberto Núñez Feijóo ha decidido no confrontar con Ayuso -a diferencia de Casado-, pero sí lanza mensajes que difieren

Lo hizo el pasado lunes, en el Comité Ejecutivo Nacional del PP, delante de todos los presidentes territoriales, y enfrente de Isabel Díaz Ayuso: “No estamos aquí para insultar a Sánchez, no estamos aquí para combatir el radicalismo con más radicalismo y para darle a España más histrionismo y más ocurrencias. Hemos venido a ganar y lo que hemos de hacer es prepararnos para conseguirlo”.

Ayuso admite que no se siente tan “fuerte”

Tras la consigna de Feijóo, fuentes próximas a Ayuso admiten a ECD que la presidenta no se siente ahora tan “fuerte” como para desacatar en estos momentos una orden expresa del líder del partido

Tiene en cuenta que el PP ha cerrado filas con ella en público, y el resto de barones regionales ha evitado también las críticas. Sin embargo, en privado, varios de los presidentes autonómicos consultados por ECD han mostrado su inquietud por el “ruido” que están generando en el partido las últimas polémicas de Ayuso.

Y creen que tras ellas subyace desde hace meses una estrategia de proyección nacional de su figura política, a largo plazo, en un momento en el que el dirigente territorial de mayor ascendencia en el PP es otro: el presidente de Andalucía, Juanma Moreno.

 

Tampoco se pasa por alto en la Puerta del Sol que Isabel Díaz Ayuso no ha recibido el apoyo explícito de la dirección nacional del PP en este revés político. Ni el respaldo, ni la crítica, porque Génova ha optado por quitarse de en medio y no evaluar la masiva manifestación de sanitarios en Madrid.

Feijóo no quiere nada con Vox

Hay que recordar que Feijóo no acudió hace unas semanas a la manifestación en Barcelona por la enseñanza en castellano en Cataluña, aunque entonces su posición sí era sensiblemente diferente a la de Vox y Cs, con su defensa del “bilingüismo cordial” que Abascal y Arrimadas rechazan. 

Pero esta vez, aunque sí haya coincidencia en el posicionamiento político, el PP de Feijóo ha decidido apartarse de las protestas que está organizando el partido de Santiago Abascal. “El PP moderado de Feijóo y Moreno Bonilla no quiere nada con Vox”, asegura un dirigente próximo al líder gallego. 

En el partido hay, sin embargo, un debate interno sobre si la derecha tiene o no que movilizar la calle. Génova no lo descarta, pero los dirigentes más cercanos a Feijóo no lo ven.

Enfado de Abascal con el PP

Vox y Ciudadanos aumentan día a día la presión sobre Alberto Núñez Feijóo para que haga uso del instrumento constitucional más grave contra el presidente del Gobierno por la reforma de la sedición, conscientes de que comparten con el PP un argumentario que da la máxima gravedad a la iniciativa legal del Ejecutivo.

El rechazo de Feijóo al frente común de las derechas ha disparado en paralelo el enfado especialmente de Santiago Abascal con el PP. El líder de Vox se dio por aludido por las palabras de Feijóo hace unos días, cuando defendió que el PP no va a responder al Gobierno desde “el radicalismo”. “Radicalismo es lo que hizo Feijóo en Galicia durante la pandemia, que lo acabaron tumbando los tribunales”, le contestó Abascal durante una entrevista en Esradio. Abascal cuestionó también la promesa de Feijóo de que derogará la reforma de la sedición si llega al Gobierno, recordándole que si pretende hacer tal cosa tendrá que ser contando con Vox. 

“¿Con quién va a hacer eso si no? ¿con el PNV?, interpeló Abascal, que cree que “el PP tiene un lío monumental. Esto no es Galicia, es otra cosa, y el PP tiene que elegir si quiere el modelo de Castilla y León o el de Ceuta, donde me han declarado persona non grata”. De momento, el líder del PP ha optado por el silencio.

Marruecos 0-0 (3-0) España
                Copa Mundial de la FIFA Catar 2022                

Busquets dió la charla y la cara Luis Enrique fue de puro bajón
Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes