Política

Ayuso echa de verdad a Pablo Iglesias de la política con su espectacular victoria en Madrid

El líder de Podemos anuncia su retirada al dejar a su partido como última fuerza de la Asamblea. El PSOE se hunde con la apuesta de Moncloa por Gabilondo y Más Madrid le da el ‘sorpasso’

Isabel Díaz Ayuso, en el centro, celebra su victoria en las elecciones de la Comunidad de Madrid (Foto: Europa Press).
photo_camera Isabel Díaz Ayuso, en el centro, celebra su victoria en las elecciones de la Comunidad de Madrid (Foto: Europa Press).

Los españoles me deben una: hemos sacado a Pablo Iglesias de La Moncloa”: este fue el comentario sarcástico de Isabel Díaz Ayuso cuando el líder de Podemos sorprendió a todos al anunciar que renunciaba a la Vicepresidencia Segunda del Gobierno para presentarse como candidato a las elecciones autonómicas de la Comunidad de Madrid.

La otra gran sorpresa, la que anunció en la noche de este 4 de mayo, fue la renuncia de Iglesias a todos los cargos y el abandono de la política. De esta forma se cierran siete años de carrera política fulgurante, desde que en enero de 2014 presentó Podemos y en mayo de ese año irrumpió con cinco diputados en las elecciones europeas.

Isabel Díaz Ayuso podrá presentarse ahora ante el electorado a la derecha del PSOE como la persona que consiguió ya no sólo sacar a Pablo Iglesias de La Moncloa, sino forzar su retirada de la política.

Ayuso no necesita el “sí” de Vox

Este 4 de mayo el mapa de la Comunidad de Madrid volvió a teñirse de azul. La región que el Partido Popular gobernó durante veinte años con mayoría absoluta, y los últimos seis años con el apoyo de Ciudadanos y Vox, se ha convertido de nuevo en un feudo para el PP.

Isabel Díaz Ayuso ha logrado doblar sus resultados de 2019: de 719.000 votos y el 22%, a casi 1,5 millones de sufragios y el 44%. Pero lo más importante, ha pasado de 30 diputados a 65, muy cerca de los 69 escaños que suponen la mayoría absoluta en la Asamblea de Madrid.

La presidenta de la Comunidad de Madrid podrá mantenerse en la Puerta del Sol sin siquiera tener que ceder demasiado a Vox. El PP supera la suma de los escaños de Más Madrid, del PSOE y de Unidas Podemos, así que para sacar adelante su investidura a Díaz Ayuso le valdría con la abstención de los 13 diputados de Rocío Monasterio, sin que haga falta que voten “sí”.

Referente frente a Pedro Sánchez

Pese a la epidemia del coronavirus, decenas de militantes del PP quisieron disfrutar de una victoria que no vivían desde hace años. El partido montó su clásico “balcón” en el chaflán de su fachada en la calle Génova, y allí comparecieron Isabel Díaz Ayuso y Pablo Casado, junto a otros cuatro dirigentes populares.

El primero en hablar fue Pablo Casado, pero las primeras palabras de Díaz Ayuso fueron significativas. Proclamó que se dirigía no sólo a los madrileños, sino a toda España.

Esta victoria incontestable y su garantía de que podrá seguir gobernando, además sin demasiadas dependencias de Vox, confirman el ascenso de la figura de Isabel Díaz Ayuso, que desde el inicio de la crisis del Covid-19 se ha convertido a ojos de muchos votantes del centroderecha en el líder político que más directamente confronta con Pedro Sánchez.

La apuesta de la presidenta madrileña de presentarse como el ariete contra el Gobierno de España del PSOE y Podemos, y como la adalid de la libertad y de los pequeños empresarios frente a las restricciones por la epidemia le ha dado réditos.

Díaz Ayuso ha logrado absorber a gran parte del electorado de Ciudadanos, que de tercera fuerza (26 escaños) pasa a desaparecer de la Asamblea de Madrid, y además ha contenido a Vox, que apenas ha logrado sumar un escaño (de 12 a 13) y 33.000 votos, hasta el 9,12%, pese a la ola a su favor que el partido de Santiago Abascal tenía desde las últimas elecciones generales.

El PSOE se hunde ante Más Madrid

En la izquierda, la mejor noticia de la noche la recibieron Mónica García e Íñigo Errejón. Más Madrid ha ganado cuatro escaños, y con el hundimiento del PSOE, logra colocarse como segunda fuerza en la Comunidad, por lo que Mónica García desplazará a Ángel Gabilondo como líder de la oposición.

Lo que no logró Errejón en 2019, en su aventura fuera de Podemos, lo ha logrado Mónica García, quien hasta hace unos meses era una cara desconocida para la mayoría de los madrileños.

En el ‘sorpasso’ de Más Madrid el elemento de mayor influencia fue el hundimiento del Partido Socialista. Ángel Gabilondo ha pasado de ganar las elecciones en 2019 a quedar tercero: de 37 escaños y el 27,31%, se ha quedado en 24 escaños y el 16,92% de los votos.

Si en Cataluña la apuesta de Pedro Sánchez por Salvador Illa se quedó en una amarga victoria, insuficiente para llegar a la presidencia del Govern de la Generalitat, en Madrid su decisión de mantener a Gabilondo y de dirigir su campaña desde La Moncloa terminó en fracaso.

Ya en Galicia y en el País Vasco en 2016 los socialistas sufrieron la doble derrota psicológica de quedar por detrás de Podemos, su gran rival nacional en la pelea por liderar la izquierda. Sin embargo, esa amenaza de que le adelantaran por la izquierda parecía conjurada por el declive de Podemos.

Sin embargo, la pujanza de Más Madrid, una ‘tercera vía’ entre el PSOE y Podemos, demuestra la desafección de buena parte de los votantes de izquierda -al menos en la Comunidad de Madrid- por los dos partidos que forman el Gobierno de España.

En las elecciones autonómicas de 2019, el PSOE y Podemos sumaron el 33% de los votos. Dos años después, retroceden al 24%.

La caída puede interpretarse como un aviso claro a Pedro Sánchez, al Partido Socialista y a Unidas Podemos. Esta última fuerza política se enfrenta ahora al vértigo de la vida después de Pablo Iglesias, su fundador y líder carismático, que llegó a colocar la foto de su cara en las primeras papeletas electorales de Podemos.

El vídeo del día

José Luis Perales comienza su gira de despedida en Starlite
Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable