Política

Ambiente de recuperación entre los dirigentes del PP

Los barones dan el “sí” a Rajoy para cambiar de “socio preferente”: de Ciudadanos al PSOE

El presidente se dispone a cerrar con los socialistas tres pactos: financiación autonómica, Consejo de RTVE y Defensor del Pueblo

Rajoy posa con los dirigentes del PP.
photo_cameraRajoy posa con los dirigentes del PP.

Era una reunión para “recuperar el ánimo”. Así la planificó Rajoy y ese fue el ambiente que percibieron los barones  del PP convocados en Génova, que olvidaron las diferencias existentes a nivel interno. Hubo mensajes contra la quita de la deuda planteada por Montoro pero todos coincidieron en la necesidad de pactar con el PSOE la financiación autonómica, dejando a Ciudadanos en ‘fuera de juego’.


Según explican a El Confidencial Digital dirigentes del PP presentes en la reunión de Rajoy con la cúpula del partido y los presidentes autonómicos, el encuentro ha servido para “hacer equipo” y reivindicar el papel del Gobierno, y también de los líderes regionales, en las decisiones más importantes que se van a tomar en el país de aquí a las próximas elecciones.

El PSOE, nuevo socio preferente

Tal y como ha transmitido Rajoy a todos los convocados, el Ejecutivo y el partido van a ser los “protagonistas” de la aprobación de la nueva financiación autonómica. Un proyecto considerado “clave” para la presente legislatura y para el que el PP se ha buscado un nuevo socio preferente: el PSOE de Pedro Sánchez.

En Génova 13 y en las ejecutivas regionales del Partido Popular tienen claro que los socialistas son “fundamentales” en este acuerdo, ya que “son los únicos, junto a nosotros y el PNV, con gobiernos autonómicos  y capacidad para llegar a pactos”. Rajoy excluye de esa ecuación al PDeCAT y a Geroa Bai, “que no quieren hablar”, y también a Ciudadanos.

El partido naranja, recuerdan las fuentes consultadas, “no tiene poder territorial” a día de hoy y, por tanto, “no puede tener protagonismo en estas negociaciones”, a pesar de sus 31 diputados en el Congreso. Los de Albert Rivera, por tanto, serán dejados de lado por el PP de forma ostensible a la hora de abordar la nueva financiación autonómica.

También para RTVE y el Defensor del Pueblo

El reparto fiscal entre las diferentes comunidades autónomas ha sido el tema central de la reunión de Rajoy con los barones regionales.

El presidente les ha informado de la elaboración de un documento que se va a negociar con los socialistas y todos los presidentes autonómicos han avalado esa decisión: “La financiación autonómica solo la deben pactar los que gobiernan. Ciudadanos está fuera del debate porque no tiene capacidad de decisión”.

El jefe del Ejecutivo, además, ya tiene en mente otros acuerdos para consensuar en su estrategia de acercamiento al PSOE. Tal y como se adelantó en estas páginas, también priorizará a los socialistas, en detrimento de Ciudadanos, para alcanzar otros dos grandes pactos: la composición del Consejo de RTVE y la elección de un nuevo Defensor del Pueblo.

Tal y como ha podido confirmar ECD, los barones regionales han considerado “acertada” esta decisión: “No se busca marginar a Ciudadanos, pero es cierto que ellos han crecido a nuestra costa por priorizarles en las negociaciones. Ahora, se les puede hacer muy largo el año y medio que queda hasta las próximas elecciones”.

Pese a ello, los líderes regionales son conscientes, y así se ha comentado durante la reunión de este lunes, que ellos deberán “entenderse” con el partido naranja de cara a esos comicios de 2019: “Tal y como ha dicho Herrera, C´s ha venido para quedarse y hay que contar con ellos después de las autonómicas y municipales”.

Oposición a la quita planteada por Montoro

Todas las fuentes consultadas por ECD coinciden en señalar que la reunión, en la que Rajoy también insistió en la necesidad de un pacto sobre el agua, fue “de guante blanco”. Se desarrolló en un tono “distendido, propio entre compañeros”.

En ese sentido, añaden, “estaba claro que la reunión era para reforzarnos a nivel interno, y con ese ánimo hemos venido todos”. Por ese motivo, “ha habido más anuncios que debates”, ya que la idea es mantener, en las próximas semanas, reuniones bilaterales entre el Gobierno y los diferentes presidentes regionales.

Pese a ese tono conciliador usado por todos los presentes, algunos presidentes autonómicos, como Alberto Núñez Feijóo, quisieron dejar clara su oposición a una posible quita de la deuda a las comunidades que no han cumplido con el objetivo de liquidez y han sido intervenidas por el Fondo de Liquidez Autonómica, planteada por Montoro la semana pasada.

El mandatario gallego y otros líderes autonómicos también defendieron que, si se aplicaba ese “perdón” a las regiones incumplidoras, hubiera como contrapartida una “compensación” para las comunidades que sí han cuadrado las cuentas. Finalmente, se ha descartado cualquier tipo de quita, dando así por zanjado el “único debate” que surgió en la tarde de ayer.


Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo