Política

“Feijóo solo tiene una bala”. Barones del PP contactan con Ayuso para pedirle paciencia en sus aspiraciones

Juanma Moreno y otros le han trasladado que abrir una guerra con Feijóo solo siete meses después de ‘cargarse’ a Pablo Casado dejaría al partido fuera de la Moncloa durante años

Ayuso y Feijóo.
photo_camera Ayuso y Feijóo.

La relación entre Alberto Núñez Feijóo e Isabel Díaz Ayuso es buena, aunque se miran de reojo. Barones del partido consideran que el actual presidente del PP la controla mejor que Pablo Casado, pero también le han advertido de que va a seguir marcando el camino ideológico, mientras han pedido a la líder madrileña que “tenga paciencia”.

Según ha podido saber Confidencial Digital por altos dirigentes del PP, Juanma Moreno y otros presidentes autonómicos han contactado con Ayuso en las últimas horas para advertirle de que abrir ahora una nueva guerra interna dejaría al partido prácticamente sin opciones de alcanzar La Moncloa la próxima legislatura.

Le han pedido que “tenga paciencia”

Lo han justificado apelando a la reciente “guerra interna” que sufrió la formación a mediados de febrero, por el supuesto espionaje a la líder madrileña por parte del tándem conformado por Pablo Casado y su secretario general, Teodoro García Egea.

“Un exceso de protagonismo es perjudicial para la candidatura de Alberto Núñez Feijóo a La Moncloa”, le han recordado en esos contactos a Díaz Ayuso sus propios ‘colegas’, tras conocerse el papel jugado por la presidenta de la Comunidad de Madrid en la ruptura de las negociaciones entre el Gobierno y el PP para la renovación del CGPJ.

Entre los barones del partido más destacados existe cierto “consenso” sobre la valoración que se realiza en privado de Ayuso. Pero consideran que “debería ser más prudente” con “sus aspiraciones” personales y políticas y “centrarse en lo que está haciendo” actualmente: la gestión de la Comunidad de Madrid.

“Vas a ser presidenta del Gobierno”

Las fuentes a las que ha tenido acceso ECD revelan que en esas llamadas los barones están tratando de convencer a Díaz Ayuso de que este no es su momento, si tiene intenciones de optar a presidir el Gobierno de España.

“Tú vas a ser presidenta del Gobierno”, le han transmitido claramente, para añadir que quizá esta no es su oportunidad, que todavía tiene años por delante y va a tener opciones de lograrlo.

Sin embargo, Alberto Núñez Feijóo cuenta ahora 61 años de edad y las siguientes elecciones generales serán a finales de 2023, o incluso principios de 2024 si Pedro Sánchez estira los plazos. Es decir, entonces tendrá 61-62 años.

Si fracasa en el primer intento de hacerse con la Presidencia del Gobierno, el líder gallego podría tener incluso una segunda opción, que en principio sería en 2027, con 66 años, en la que sería ya su última oportunidad. Entonces entraría en cancha la presidenta madrileña.

“Núñez Feijóo solo tiene una bala”

Desde las filas del PP especulan ya con el tiempo que puede prolongarse el liderazgo de Feijóo en Génova. Todo, pese a haber transcurrido solo siete meses desde el congreso nacional extraordinario de abril. Y se plantean dos legislaturas como máximo.

“Feijóo está muy bien, pero tiene 61 años. No va a estar siempre en política. Solo tiene una bala”. Se refieren así a la media de mandatos que ha tenido cada dirigente nacional en la presidencia del Gobierno, desde José María Aznar a Mariano Rajoy. Pero subrayan el contraste respecto a estos dos líderes: cuando se instalaron en la séptima planta de la sede nacional de Génova, el primero tenía 37 años y el segundo 49, lo que les permitió estancias más prolongadas de catorce años cada uno. “Sería muy excepcional que Feijóo siguiese en política después de esas dos legislaturas”, describen desde el partido.

 

Forjarse ante el ‘rival’ Moreno Bonilla

Por ello, la mayoría de presidentes autonómicos consultados por ECD consideran que Díaz Ayuso debería ir más despacio. “Es muy joven, tiene 43 años y toda la vida por delante. Lo que debería hacer, como hacemos el resto de líderes autonómicos, es centrarse en Madrid y labrarse una amplia trayectoria; y sólida”, asegura uno de ellos.

Y desde ahí, continúan, presentarse a las primarias cuando Alberto Núñez Feijóo decida que es hora de ceder el testigo. En ese momento, tendrá “más credenciales” para imponerse a posibles rivales, donde en algunos sectores del partido ya señalan a Moreno Bonilla como el mejor posicionado de cara al futuro, “de mantener el rumbo actual”.

Convertirla cuanto antes en líder en Madrid

En el PP recuerdan que uno de los dilemas del actual líder del partido era qué hacer con Isabel Díaz Ayuso, personaje clave en la crisis que desembocó en la destitución de Pablo Casado como presidente del PP.

Feijóo tenía claro que no podía dejar fuera a la política madrileña, dada la popularidad que ha alcanzado, pero también las capacidades políticas demostradas en este tiempo.

De entrada, una de las primeras decisiones del dirigente gallego fue que el congreso del PP de Madrid se celebrara antes del verano como Ayuso quería, y por tanto cumplir su objetivo (que le había negado Pablo Casado) de convertirse cuanto antes en la líder regional.

Miedo a Miguel Ángel Rodríguez

Las mismas fuentes reconocen que Alberto Núñez Feijóo “teme como a un nublado a Miguel Ángel Rodríguez”, el principal consejero de Díaz Ayuso, diseñador y artífice de todas las estrategias y maniobras desarrolladas por la presidenta en su batalla contra el Gobierno de Pedro Sánchez y la anterior cúpula de la calle Génova.

Feijóo es conocedor de esas especiales capacidades de MAR, y de ahí que desee ‘integrarle’ en lo posible en la nueva dirección, a través de la nominación de su jefa para un puesto en la ejecutiva nacional.

La comida de Feijóo con Ayuso

Hay que recordar que Alberto Núñez Feijóo mantuvo una conversación clave con Isabel Díaz Ayuso, antes de proponerse como nuevo presidente del Partido Popular tras la abrupta salida de Pablo Casado.

El dirigente gallego se reunió a solas con la presidenta madrileña para interesarse por cuáles eran sus planes de futuro, a la vista de la situación del PP a nivel nacional, y en función de eso tomar él mismo la decisión definitiva.

Con vistas a un posible paso adelante suyo, Feijóo siempre manejó la condición de que no se presentaría ningún otro candidato a disputarle la presidencia del partido. En caso contrario, optaría por quedarse en Galicia.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable