Política

Que Pedro Sánchez no se esconda y tome él la decisión de cerrar España en Navidad

Barones del PSOE le exigen que dé la cara y se responsabilice de “medidas necesarias pero impopulares” como la supresión de las fiestas de fin de año y las cabalgatas de Reyes

Conferencia de presidentes autonómicos con Pedro Sánchez.
photo_camera Conferencia de presidentes autonómicos con Pedro Sánchez.

Barones del PSOE presionan para que el Gobierno se responsabilice de cerrar España en Navidad. Moncloa está recibiendo llamadas y mensajes en los últimos días para que Pedro Sánchez “no se esconda” y tome él la decisión de imponer restricciones durante las fiestas, de forma que no sean los presidentes autonómicos lo que sufran el desgaste político.

De entrada, la mayoría de los presidentes autonómicos han comenzado a concienciar a sus conciudadanos de que las próximas navidades serán “distintas”, debido a la pandemia.

Pero se niegan a asumir ellos toda la responsabilidad por los “sacrificios” que habrá que imponer a la población, y por eso presionan a La Moncloa para que sea Pedro Sánchez quien “dé la cara”, tomando personalmente unas medidas que se consideran “necesarias pero fuertemente impopulares”.

Un grupo de trabajo

Por lo pronto, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha adelantado que el Gobierno y los gobiernos autonómicos han acordado la creación de un grupo de trabajo para que en el próximo Consejo Interterritorial de Salud se presenten un paquete de recomendaciones en relación con medidas a adoptar en al puente de la Constitución y en Navidad.

Illa ha pedido a los consejeros autonómicos que planteen recomendaciones para que los ancianos que quieran celebrar la Navidad puedan hacerlo “con criterios de seguridad”, y para que los estudiantes que deseen regresar a sus casas en esas fechas también lo hagan bajo esos parámetros.

Barones del PSOE presionan a Moncloa

Fuentes conocedoras de los contactos, a las que ha tenido acceso Confidencial Digital, cuentan que la mayoría de los presidentes autonómicos socialistas llevan días presionando a Moncloa para que sea el Gobierno el que adopte e imponga las medidas más restrictivas dirigidas a controlar la pandemia en Navidad.

Han planteado que el Consejo Interterritorial, donde tienen representación todas las comunidades, sea el que apruebe unas medidas generales, unos criterios comunes para toda España que logren la mayor armonización posible entre los territorios, aunque se puedan aplicar restricciones excepcionales en zonas concretas donde exista una alta incidencia del virus.

Revuelo por las medidas de Cataluña

Cataluña ha sido la primera autonomía en hacer públicas las medidas restrictivas que aplicará durante las fiestas navideñas. La Generalitat ha decidido limitar las reuniones familiares a diez personas, y esos días mantendrá el toque de queda nocturno, entre las doce de la noche y las seis de la madrugada, algo que afecta de lleno a las cenas de Nochebuena y Nochevieja.

En cambio, ha reculado respecto al cierre perimetral de la comunidad, que impedía encontrarse con familiares que residiesen fuera de Cataluña.

El vídeo del día

Finaliza la misión de la sonda de calor interno de Marte

Esas medidas han provocado profunda indignación entre los ciudadanos, y en los sectores económicos más afectados por las restricciones, algo que el resto de líderes regionales desean minimizar mediante aprobación de un plan homogéneo que sea impuesto desde Moncloa y el Ministerio de Sanidad para todo el territorio nacional.

Responsabilizarse de suspensiones delicadas

Según las fuentes consultadas por ECD, el objetivo de la presión de los presidentes autonómicos es que el Gobierno apruebe medidas restrictivas por el coronavirus que les eviten adoptar decisiones impopulares en sus territorios.

Se cita, por ejemplo, eventos multitudinarios de gran arraigo social y popular como son las fiestas de fin de año y las cabalgatas de Reyes.

Ante un escenario especialmente complicado, las fuentes consultadas por ECD confirman también que otros gobiernos regionales no socialistas, como el de Castilla y León, han comenzado a movilizarse también para evitar que Moncloa y Sanidad descarguen sobre ellos la responsabilidad de imponer duras medidas a la población en Navidad.

Sánchez, prácticamente “desaparecido”

En varias de las comunidades consultadas por ECD recuerdan que Moncloa decidió transferirles la gestión de la pandemia en esta segunda ola precisamente para evitar el desgaste político del Gobierno, pero advierten de que “ahora el reto ante la Navidad es extraordinario”.

Critican que “Sánchez delegue todas sus responsabilidades en los presidentes de las autonomías, con el envoltorio de la cogobernanza, encubriendo así una dejación de funciones frente a cada nuevo paso impopular que se tenga que dar de cara a la Navidad”.

También se añade la inquietud de los líderes regionales a un incremento de la tensión social por causa de las restricciones, en unas de las fechas más señaladas del año, como ya ocurrió con los incidentes violentos en las calles durante el puente de Todos los Santos.

Han avisado a Moncloa de que hay un riesgo inmediato de que “prenda la mecha de una protesta social”. De que aumente crezca el hartazgo de los ciudadanos en la antesala de la Navidad, cansados por el nuevo ataque del virus y por las restricciones de derechos que está causando.

No pasan por alto tampoco las dificultades económicas que se avecinan para miles de familias en esas fechas, incluyendo una sangría de cierres de negocios por el colapso económico.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?