Política

Disconformidad con el primer proyecto de organización interna

Las bases de Podemos se rebelan contra Pablo Iglesias

Las críticas más repetidas: acumula todo el poder; impone el programa electoral; elige a dedo a su ‘ejecutiva’, que a su vez designa al interventor de cuentas, a los coordinadores...

Pablo Iglesias, líder de Podemos.
photo_cameraPablo Iglesias, líder de Podemos.

La propuesta del ‘portavoz’ de Podemos, Pablo Iglesias, y su equipo a las bases del partido para diseñar una organización interna consensuada está suscitando muchas críticas por la falta de “horizontalidad” en la toma de decisiones. Hay quién asegura incluso que esa “verticalidad” supone la destrucción de la “esencia” de Podemos.

El pasado 25 de julio los principales dirigentes de Podemos, Pablo Iglesias y Juan Carlos Monedero, presentaron su propuesta de organización del partido. A partir de ese día, y hasta la Asamblea Ciudadana prevista para octubre, los miembros del partido están debatiendo en una plataforma en Internet, llamada ‘plaza pública’, sobre esa propuesta.

Este foro es de gran importancia para el movimiento. Ha sido calificada por los propios dirigentes de Podemos como vital para la esencia de la organización: recoge de forma abierta las opiniones y propuestas que quieran hacer los ciudadanos para que los diputados del partido las defiendan después en las instituciones. 

El resultado hasta ahora de este debate no es bueno para su portavoz, Pablo Iglesias. La gran mayoría de personas que están participando en esta discusión –unas 500 en total- son muy críticas con el documento. Fundamentalmente por el poder que acumula el llamado ‘portavoz’, lo que en el resto de partidos equivale al cargo de secretario general o presidente. 
   
Según esa primera propuesta, se creará una Asamblea Ciudadana que elegirá a un portavoz y, a partir de ahí, éste elige a un Consejo de Coordinación de entre 10 y 15 miembros, una especie de ‘ejecutiva’. Este Consejo es muy importante pues tomará todas las decisiones sobre la política que llevará a cabo el partido hasta que la Asamblea vuelva a reunirse, cada tres años. 

La acumulación de poder dentro de la organización de Pablo Iglesias es tal, que esta cuestión es la que ha monopolizado el debate en la ‘plaza pública’. Estas son, expuestas de forma esquemática, las principales críticas a las propuestas realizadas:

-- El Consejo nombrado a dedo por Iglesias queda “blindado sin supervisión popular”. “Esto favorece el amiguismo y da la espalda a la decisión popular. Es anti democrático”. “Se burocratiza a Podemos. Esto es terrible y destruye la esencia de Podemos”. 

-- “Al documento le falta horizontalidad y mecanismos de participación de abajo a arriba”, asegura otro miembro. “Tal y como está no difiere mucho de la estructura clásica de los partidos. El protagonismo lo debería tener la ciudadanía en general, creía que esa era la filosofía de Podemos”.  

-- “Se corta la iniciativa de los círculos. El Consejo dirige y acota el debate y sólo nos queda asentir o disentir como borregos”, asegura otro. 

-- La propuesta más generalizada de las bases para limitar el poder del portavoz, Pablo Iglesias en estos momentos, es que no haya sólo uno, sino que la Asamblea Ciudadana elija a tres portavoces. Además, que ese portavoz no elija a los 10-15 miembros de la 'ejecutiva', sino que la Asamblea Ciudadana designe a una parte de los mismos.

-- Se propone también limitar los mandatos del portavoz a solo dos legislaturas, es decir por un máximo de seis años. 
Reducir el límite del 30%

Otra de las quejas de las bases de Podemos es el límite impuesto por la dirección del partido para poder destituir a un ‘jefe’ de la organización. 

En el documento se exige tener el aval de un 30% de las bases para permitir un referéndum. “¿Un afiliado particular tiene que coordinar que firmen uno de cada tres miembros de toda España para poder provocar un referéndum? Es un insulto presentar esto como una apertura democrática”, se queja un miembro. 

En esta misma línea, otro asegura que “movilizar a cientos de miles de personas para poder votar no parece muy democrático”. 
En definitiva, la sensación general del debate producido hasta ahora en círculos y en la ‘plaza pública’ es que el sistema propuesto es centralista, vertical, o de sistema piramidal, según los términos utilizados por afiliados y miembros de Podemos. 

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable