Política

El Club Bilderberg invitó a Casado cuando aún era presidente del PP para trasladarle que no pactara con Vox

Recibió la propuesta en plenas negociaciones para formar Gobierno en Castilla y León. La decisión de asistir ha provocado malestar en el equipo de Feijóo

Pablo Casado.
photo_camera Pablo Casado.

El Club Bilderberg es, por la importancia de sus participantes, uno de los foros políticos y económicos de más alto nivel. En pleno arranque del rally electoral en España, y ante las negociaciones para la formación de gobiernos que ya se abrieron en Castilla y León, Pablo Casado iba a escuchar críticas de los líderes mundiales a los pactos con Vox.

Confidencial Digital ha podido conocer algunos de los temas estrella que discutieron en esta edición, que se celebró el pasado fin de semana en Washington, los miembros del llamado “Gobierno del mundo en la sombra”. Uno de ellos resulta relevante en estos momentos: está relacionado con el auge de la ultraderecha y el populismo en Europa.

Es un asunto que ya ha aparecido en las conversaciones de los miembros del Club Bilderberg en otras ediciones.

Transmitirle que no pactara con Vox

Según ha podido saber ECD, Pablo Casado recibió la propuesta para acudir a la reunión cuando aún era presidente del PP, en plenas negociaciones para formar Gobierno en Castilla y León en febrero, que acabaron semanas después con Vox dentro del Ejecutivo autonómico, y con Casado fuera de la presidencia por su batalla con Isabel Díaz Ayuso.

La idea de invitar al entonces líder del Partido Popular era trasladarle un “toque de atención” por parte de algunos de los presentes. El mensaje que se le había preparado era contundente: hay que evitar la entrada de Vox en los gobiernos españoles. “Una vez que estén dentro, es complicado sacarles… como a Podemos”, le querían destacar.

No se pasa por alto que Europa está viviendo un duro proceso antieuropeísta (en países como Reino Unido, Italia, Polonia o Francia), con la bajada de los dos bloques tradicionales (populares y socialdemócratas), aunque ha sido frenado en gran parte por el auge de los partidos verdes (que ha triunfado en Alemania) y de los liberales.

La extrema derecha marca la agenda

Otro de los análisis de fondo que realizaron algunos de los líderes mundiales que se dieron cita la semana pasada durante tres días en Washington es el siguiente: la agenda marcada por la extrema derecha ya ha conseguido influir en la opinión pública europea en temas tan importantes como la inmigración.

Se trata de una peligrosa circunstancia que debería ser tenida muy en cuenta por las fuerzas democráticas del continente, enfrentadas a un rival cuyo mensaje de miedo está calando con éxito entre el electorado.

Algunos de los altos directivos que estuvieron presentes en los debates alertaron de los casos de Italia, Hungría o Polonia. Destacaron que eran países con gobiernos marcadamente nacionalistas y enfrentados a las políticas de integración de la UE. Por eso concentran, a su juicio, el mayor número de población favorable a una restricción total de la llegada de inmigrantes.

 

El discurso del temor difundido por la extrema derecha ha conseguido que conceptos como la eliminación de fronteras ya no sea visto por numerosos europeos como una conquista de la UE, sino como un peligroso deslizamiento hacia la inseguridad y la pérdida de libertad.

Malestar en el equipo de Núñez Feijóo

Además, tal y cómo se reveló en ECD, la decisión de Pablo Casado de asistir a Bilderberg como “antiguo presidente del Partido Popular” ha provocado la reacción, en privado, de miembros de la actual dirección del PP.

Fuentes del equipo más cercano a Alberto Núñez Feijóo no han ocultado su malestar al enterarse de que Casado volvía a tener protagonismo, en este caso participando en una reunión tan relevante como el Club Bilderberg.

La abrupta y traumática salida de Pablo Casado de la presidencia del PP, tras su guerra con Isabel Díaz Ayuso, dio paso a la proclamación de Núñez Feijóo como líder del partido. Feijóo ha tratado en todo momento de pasar página de la etapa de Casado.

En el entorno del líder popular no entienden que Casado haya aceptado la invitación para acudir a esta reunión. El ex presidente del partido parecía haber abandonado la política y los focos mediáticos, y ahora que “ya no es nadie” ha extrañado que viaje a Washington para participar en la cumbre.

La segunda vez de Casado en Bilderberg

Pablo Casado no se ha estrenado este año en Bilderberg. Fue invitado, y asistió, a la cita de junio de 2019, que de hecho fue la última por la suspensión de las ediciones de 2020 y 2021 por la pandemia del coronavirus (y por tensiones con China).

En esa edición de 2019, Casado acudió como nuevo presidente del PP, ya que había sido elegido en julio de 2018 sucesor de Mariano Rajoy cuando los populares perdieron el Gobierno por la moción de censura presentada por Pedro Sánchez.

En esa ocasión, en 2019, Casado compartió cumbre con otros tres españoles: Inés Arrimadas, presidenta de Ciudadanos; Javier Monzón, por entonces presidente del Grupo Prisa; y Ana Botín, presidenta del Banco Santander y miembro español del ‘Steering Comitte’ que organiza las reuniones del club.

ECD reveló que un año antes, en 2018, Botín planteó invitar a Casado. Pero se cruzó el ‘caso Máster’ y finalmente fue descartado y no se le ofreció participar en la reunión en Turín. Sí acudió entonces su rival pocas semanas después en las primarias del PP, la ex vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría.

Soraya también pasó “apuros” en Bilderberg

De hecho, Sáenz de Santamaría también pasó “apuros” en la reunión del “Gobierno del mundo en la sombra”. Su experiencia, cuando asistió por vez primera al Club Bilderberg en 2012, se calificó de “tormentosa”.

Según trascendió en aquel momento, la entonces vicepresidenta tuvo que escuchar todo tipo de críticas a la situación económica de España y las posibles medidas del Gobierno, sobre todo por parte de los representantes alemanes.

-- “¿Por qué querríamos salvaros, si España ha mentido sobre el alcance de sus problemas financieros?”, reprochó a Soraya Sáenz de Santamaría uno de los participantes alemanes.

Brasil 2-0 Serbia
Copa Mundial de la FIFA Catar 2022

Richarlison alumbra a la
Canarinha en su debut
Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?