Política

Borrell ya se lo advirtió a Pedro Sánchez: “No me veo como eurodiputado”

El ministro descartaba incluso ser presidente del Parlamento Europeo. Su candidatura a la Comisión se mantiene, pero si no se logra un gran puesto, prefiere seguir en Exteriores

Josep Borrell y Pedro Sánchez, la noche del 26-M.
photo_cameraJosep Borrell y Pedro Sánchez, la noche del 26-M.

Su cese como ministro de Exteriores estaba previsto para el próximo viernes, e incluso en el Gobierno se apostaba por dar a Vicepresidencia esa cartera hasta la formación del nuevo Gobierno. No obstante, Josep Borrell ha decidido quedarse en el Ejecutivo y renunciar a su acta de eurodiputado.

El ganador de las elecciones europeas explicó a los medios el motivo de su decisión. Aseguró que “no parece que la investidura esté garantiza en los próximos días o semanas” y que, ante la posibilidad de “dejar el puesto de ministro vacante durante mucho tiempo”, acordó con Sánchez su continuidad en el Ejecutivo.

Añadió, en ese sentido, que ambos coincidieron en que “que era más útil que siguiera ocupando el puesto de ministro que incorporarme a un Parlamento que dentro de 15 días se va a ir de vacaciones”.

Las declaraciones de Borrell, y las razones dadas al presidente del Gobierno, son compartidas por altos cargos del Ejecutivo, tanto en Moncloa como en Exteriores. Se reconoce que un veto de Podemos a la investidura de Sánchez, con el ministro ya en Bruselas, provocaría que Exteriores pasara a un ministro ya con cartera durante demasiado tiempo.

No obstante, según ha podido confirmar Confidencial Digital después de hablar con importantes miembros del Gobierno, el titular de Exteriores tenías más motivos, y conocidos desde hace tiempo por el propio Sánchez, para renunciar a su acta en el Parlamento Europeo.

“No me veo como eurodiputado”

Fuentes del entorno más próximo a Borrell aseguran a este diario que ya hace meses, cuando empezó a sonar su nombre como cabeza de lista del PSOE para las europeas, el ministro trasladó a Presidencia del Gobierno un mensaje contundente: “No me veo como eurodiputado”.

Después de haber tenido escaño en el Parlamento Europeo de 2004 a 2009, Borrell prefería, como manifestó en más de una ocasión, permanecer en el Gobierno. Pedro Sánchez, no obstante, apostó fuertemente por él, al considerar que era el mejor candidato posible al 26-M. Además, se comprometió con él a pelear por que tuviera un puesto de primer nivel en la Comisión Europea.

La semana pasada, cuando se acercaba la fecha límite del 28 de junio para su cese como ministro, Borrell volvió a pronunciar estas palabras ante otros compañeros del Gobierno. El viernes pasado, y una vez confirmada la falta de acuerdo de los líderes europeos para la composición de la Comisión, aprovechó un acto en el Ministerio para repetir este mismo mensaje a los allí presentes.

Auto-descartado como presidente del Parlamento

El ministro, por tanto, “ha dado pistas de sobra” antes de anunciar su renuncia al acta de eurodiputado. Una renuncia que tiene una consecuencia evidente: Borrell ya no podrá ser presidente del Parlamento Europeo.

Ese cargo, explican las fuentes consultadas, “no estaba en las negociaciones” de Sánchez en Bruselas con otros líderes europeos. No obstante, la mera posibilidad de que Borrell pudiera aspirar al mismo, “ofrecía al presidente una baza negociadora más, de la que ahora no dispone”.

Borrell, por su parte, no tenía ninguna ambición de ser presidente del Parlamento. Y, de hecho, era un puesto que rechazaba: “Ya lo fue de 2004 a 2007 y no tenía ninguna intención de volver a repetir”.

Aspira a un cargo “top” en la Comisión

Sobre las preferencias de Borrell, en Exteriores comentan que “en Europa pasa como en España, y solo se necesita ser diputado para presidir el Parlamento, pero no para entrar en el Gobierno. Josep quiere entrar en la Comisión, pero para ello no necesita escaño en Bruselas”.

El ministro en funciones, efectivamente, continúa siendo la “opción principal” de Moncloa para situar a un representante español en la Comisión. Además, tanto desde Presidencia como desde el Ministerio se ve posible lograr uno de los cargos más relevantes en el órgano de gobierno comunitario.

No se descarta nada, ni tan siquiera la presidencia, aunque sea el PPE quien tenga la iniciativa para situar ahí a un representante y sea, a día de hoy, “muy difícil”. Se ve con más opciones poder impulsar a Borrell como Vicepresidente Primero o como Alto Representante de la Unión para Asuntos Exteriores.

Incluso, no se descarta que, con la reorganización de la Comisión, se puedan fusionar estos dos últimos puestos señalados, o crear “súper-comisarías” que también serían del agrado de Borrell. No obstante, advierten desde Exteriores, “si el puesto logrado no es de primer nivel, él prefiere quedarse en el Ministerio y Moncloa exploraría otras opciones”.

Entre los planes alternativos, se comenta la opción de situar a Teresa Ribera en una gran comisaría dedicada al Cambio Climático, o a Nadia Calviño como comisaria de Economía. Finalmente, si la cartera comunitaria es “más pequeña”, se podrían dar otros nombres, como “Luis Planas en la comisaría de Medio Ambiente”.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?