Política

Bronca entre Girauta y Luis Planas, la reaparición de Montoro y la charla escolar de Podemos

El debate de Presupuestos dejó varias escenas sorprendentes en el Congreso de los Diputados

Intervención de Adriana Lastra en el debate de Presupuestos.
photo_cameraIntervención de Adriana Lastra en el debate de Presupuestos.

El debate de Presupuestos dejó el gran titular del rechazo de la oposición a las cuentas del Gobierno. No obstante, el pleno, el más relevante de toda la legislatura, dio para mucho más, a pesar de que, desde primera hora de la mañana de ayer, todos los partidos parecían tener decididas sus votaciones.

Así lo parecía, desde luego, en los primeros turnos de intervención de los portavoces parlamentarios que no habían hablado el pasado martes y las réplicas por parte de la ministra de Hacienda, María Jesús Montero. Pese a ello, Alberto Garzón trató de convencer a los independentistas catalanes de que cambiaran de opinión, aunque su discurso apenas fue escuchado por los diputados.

Aitor Esteban, líder socialista

El debate subió de tono con la intervención de Aitor Esteban. El portavoz del PNV fue más que contundente contra PP y Ciudadanos, y dedicó buena parte de su alocución a atacar duramente a ambas formaciones y a sus respectivos líderes.

Entre sus afirmaciones, destacó el calificativo de “derecha casado-riverista” para ambas formaciones y la acusación de que a los presidente de PP y C´s “les habría dado igual si en vez de un relator el Gobierno hubiera decidido poner un botijo con agua fresca. Necesitaban cualquier excusa para hacer un piscinazo en el área estilo Neymar y gritar penalti”.

Además, aseguró que Ciudadanos “tiene menos luces que un barco de contrabandistas” y concluyó su intervención pidiendo, con vehemencia, a ERC y PDeCAT que aprueben los PGE, afirmando que debían “comprender las limitaciones del Gobierno” en el juicio del 1-O.

La intervención de Aitor Esteban gustó tanto al PSOE que el portavoz del PNV se llevó dos grandes ovaciones de la bancada socialista.

Bronca entre Girauta y Luis Planas

Los ataques de Esteban a PP y Ciudadanos también recibieron la ovación de los ministros del Gobierno, lo que provocó un tenso rifirrafe entre Luis Planas y el número dos de Ciudadanos, Juan Calos Girauta.

El ministro, sentado justo delante del portavoz de C´s se rió después de una serie de comentarios del nacionalista vasco contra la formación naranja, lo que provocó las iras de Girauta.

A partir de ese momento, integrantes del Consejo de Ministros y diputados de Ciudadanos asistieron, atónitos, a una bronca entre ambos políticos que, eso sí, discutieron entre susurros y gestos para no interrumpir el discurso de Aitor Esteban.

Las indicaciones de Sánchez a Montero

Entretanto, y aprovechando también la intervención del portavoz del PNV, Pedro Sánchez realizó una serie de indicaciones a María Jesús Montero para que hiciera especial hincapié a algunos asuntos en su turno de réplica.

El presidente del Gobierno, que descartó subir a la tribuna para defender su propia ley de Presupuestos, repitió estas indicaciones a la ministra en otros momentos del pleno.

Otro que tampoco estuvo quieto en su escaño fue Joan Tardá. El diputado de Esquerra no paró de intercambiar confidencias con su compañero de bancada, Gabriel Rufián. Y eso solo cuando estaba sentado en el escaño, porque no paró de entrar y salir del hemiciclo en toda la mañana, lo que provocó especulaciones acerca de un apoyo sorpresa final a las cuentas... que no se produjo.

El profesor de Podemos

Durante largos tramos del debate, y según se iba confirmando que los Presupuestos no saldrían adelante, los escaños de los diputados, así como los asientos de la tribuna de prensa se fueron vaciando.

No obstante, en las tribunas reservadas para invitados, se pudo ver, durante muchos minutos, a un importante número de jóvenes estudiantes, que siguieron con interés el debate de Presupuestos.

Uno de esos grupos de colegiales contó con Marcelo Expósito, representante de Unidos Podemos en la Mesa del Congreso, como padrino de excepción.

El diputado, además, ejerció casi como profesor, al impartir una improvisada charla a los estudiantes. Expósito explicó que, en el pleno de ayer, se había demostrado que “el poder legislativo puede ser aún más fuerte que el poder ejecutivo”.

Las lecciones de Montoro

Otro parlamentario que también se convirtió en improvisado profesor fue, sin pretenderlo, Cristóbal Montoro.

Casi al finalizar el debate, y con el pasillo del Congreso lleno de periodistas aguardando la salida de Pedro Sánchez del hemiciclo, el ex ministro se convirtió en protagonista, al ser rodeado por unos cuantos profesionales de la información para preguntarle qué consecuencias tenía el hecho de que la Cámara hubiese devuelto al Gobierno el proyecto de Presupuestos.

El ex titular de Hacienda pudo extenderse en sus explicaciones sin ser interrumpido por la salida del presidente, que permaneció más de lo esperado dentro del hemiciclo.

Sánchez, de hecho, despistó al propio personal de Moncloa que, chófer incluido, tuvo que esperar un buen rato hasta que decidiera abandonar el hemiciclo para “continuar con su agenda” en la sede del Gobierno.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?