Política

Caos en las Urgencias: ni Sanidad ni las CCAA han distribuido un protocolo sobre cómo organizarse contra el coronavirus 

Un hospital de Madrid mezcla pacientes con síntomas del Covid-19 con otros sin esa patología. En Málaga crean un circuito para ‘limpios’ y otro para ‘sucios’. Un centro de Murcia improvisa retenes con los médicos

“El protocolo cambia todo el tiempo”. “Cada día llegas al hospital y no sabes qué va a pasar”. “El domingo te dicen una cosa, el lunes otra y por la tarde otra diferente”. En esto coinciden todos los sanitarios de Urgencias de diferentes hospitales de España consultados por Confidencial Digital. 

No existe un protocolo centralizado que incluya unas medidas concretas para la organización de las Urgencias de los hospitales. Ni por parte del Ministerio de Sanidad ni por parte de las Comunidades Autónomas. Por eso, cada hospital está adoptando las medidas que consideran oportunas.

Por su parte, el Ministerio de Sanidad ha explicado a ECD que desde el principio tiene "máxima coordinación con las comunidades autónomas y las sociedades científicas". En España hay ya 11.178 positivos por Covid-19 confirmados desde que se iniciara el brote y 491 fallecidos

En Madrid están saturados

En Madrid se concentra la mayor parte de los contagiados y, como consecuencia, las Urgencias de la ciudad viven momentos muy complicados. La Comunidad registra un total de 4.871 casos positivos, un incremento de 706 personas con respecto al día anterior. Y los muertos son ya 355

De todos los contagiados, un total de 340 personas han sido ingresadas en unidades de Cuidados Intensivos habilitadas en los hospitales de la región. En el  Hospital Príncipe de Asturias por ejemplo, la situación es “insostenible”. Así lo han asegurado los 19 médicos que conforman las urgencias del centro en una carta que remitieron a la Dirección del centro. Solicitaban medidas de higiene, más material y más personal

“No tenemos un protocolo único de manejo del flujo de la gente”, añade ahora un médico del centro. “Cada hospital está improvisando”. Desde este lunes dos especialistas del hospital están haciendo refuerzos cada día en las Urgencias porque, según fuentes del centro, el personal sanitario dado de baja por neumonías o Covid-19 ronda el 25%

Este hospital no discrimina a su llegada a pacientes con síntomas de coronavirus de los pacientes que acuden por otros motivos. En las salas de Urgencia “terminan todos mezclados”. Además, aseguran, aún necesitan disponer de muchos equipos de protección. 

En Málaga, un circuito “limpio” y otro “sucio” 

En otros centros como el Hospital Regional Universitario Carlos Haya, en Málaga, se han establecido dos circuitos de entrada. Por una puerta acceden los pacientes que presentan síntomas de coronavirus y, por otra, todos los demás que acuden a para ser atendidos por otra razón. Ambos recorridos no se cruzan, de manera que el que llega infectado de Covid-19 permanece aislado

En este circuito “sucio” se establecen turnos de los sanitarios que van completamente vestidos con el EPIs (Equipos de Protección Individual). Cada dos horas se cambian los profesionales para no permanecer mucho tiempo con esta vestimenta. “Nos han explicado cómo quitártelo y ponértelo de forma aséptica. Nos han hecho ver un tutorial, porque tienes que salir del circuito ya sin nada puesto”, explica una residente del centro. 

Allí también hay personal médico contagiado. Preocupan especialmente los médicos residentes porque muchos conviven juntos y, además del riesgo de contagiarse en el hospital, está el riesgo de contagiarse en casa. 

En Murcia han establecido retenes

En el Hospital Virgen de la Arrixaca, en Murcia, se han creado equipos de seis médicos para que roten en sus puestos cada semana. “Es como un equipo de fútbol. Hay unos que salen a jugar al campo. Otros estamos en el banquillo. Cuando alguien se lesiona (enferma) salimos a jugar los suplentes”, explica un residente de pediatría. 

 

A los niños que llegan a Urgencias no se les hace la prueba a no ser que presenten todos los síntomas que ha definido el Ministerio de Sanidad. Algo que mucho sanitarios ven como un problema porque pueden convertirse en un foco transmisor del virus. 

“Si vienen con sospecha clara se sigue un circuito de aislamiento. ‘Sospecha clara’ sería por ejemplo un niño cuyo padre ha dado positivo”, asegura este residente. En ese caso se activa el protocolo y los sanitarios se ponen el traje de protección

El problema viene cuando los síntomas no son evidentes y los profesionales tratan con el niño sin ningún equipo especial. “Estamos continuamente expuestos. A no ser que sea muy claro, a todos los niños restantes que pueden tener coronavirus los estamos atendiendo tal cual”, dice. “El otro día por ejemplo, un compañero exploró a un niño, luego le dio el relevo una compañera y al final se le ingresó por Covid-19. Todas esas personas que estuvieron en contacto con él, incluido el celador que lo subió, los enfermeros, todos han sido enviados a casa, aislados”. 

Por eso, fuentes de este hospital cuentan a ECD que ya hay un equipo entero de UCI de pediatría que aislado. Incluida la jefa de Pediatría del hospital.  

En Canarias, el personal administrativo hace de filtro

En el Hospital Universitario de Canarias han enviado un protocolo a todo el personal para que sepan cómo deben actuar, según las características del lugar. 

Allí, el personal administrativo hace de filtro: si la persona que llega es un posible caso, es derivado a una sala; si llega a Urgencias por otra razón, pasa a otra sala diferente. De esta manera, al posible contagio se le trata con el traje ya indicado puesto.

Además, se ha realizado un protocolo particular para el personal. Si el personal sanitario presenta síntomas sospechosos en casa, se le pide que no vaya a trabajar y han habilitado un teléfono propio y especial para ellos dentro del hospital. También se ha destinado un área concreta del recinto para los profesionales que tengan la sospecha de que han contraído el virus. En ese caso, deben acudir a este punto y se les realiza la prueba

Canarias, por el momento, registra uno de los datos de contagio más bajos de toda España: 148 personas infectadas. 

En Galicia, la situación parece más controlada 

Tampoco es muy alto el dato de positivos en Galicia: son 305 personas, aunque esta cifra supone una subida del 27,6% de casos con respecto al día anterior. Actualmente hay 11 personas en la UCI, pero las fuentes consultadas en las Urgencias del Sergas transmiten una situación de relativa calma. 

“Las urgencias no están masificadas porque la gente se está portando muy bien y se están quedando en casa”, relata a ECD una residente de Ferrol. “La sensación de miedo que transmiten otras comunidades autónomas está haciendo que nos preparemos mejor”, explica. 

Las consultas en este punto de España se han parado porque asumen que va a haber falta de médicos. Sin embargo, por el momento, los turnos de los sanitarios no han cambiado.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes