Política

Carmena acepta a Julio Rodríguez para tener el control absoluto de la lista por Madrid

Ha sido su baza negociadora con Pablo Iglesias para que Podemos no vuelva a imponer un equipo de gobierno. Desolación en IU: “Nos vamos a tener que comer el pacto”

Manuela Carmena.
photo_cameraManuela Carmena.

Manuela Carmena volverá a aspirar a la alcaldía de Madrid en las municipales de 2019. Lo hará encabezando una lista sin las siglas de ningún partido y con plenos poderes para confeccionar su equipo de gobierno, a pesar de la presencia de representantes de Podemos e Izquierda Unida. Pablo Iglesias ha aceptado estas exigencias después de que la alcaldesa hiciera hueco a Julio Rodríguez.

El secretario general de Podemos y la primera edil se reunieron el pasado domingo, en un encuentro que sirvió para llegar a un acuerdo que, según las fuentes consultadas por Confidencial Digital, “ha dejado satisfechos” a sus protagonistas: “Han sido meses de desencuentros, pero se ha negociado y al final ambos han cedido”.

La baza del ex JEMAD, clave

Fuentes bien situadas en el Ayuntamiento de Madrid explican a este diario que Pablo Iglesias consideraba prioritaria la continuidad de Manuela Carmena. Mantener el gobierno municipal de Madrid es clave para el líder de Podemos. Y, por ese motivo, al final ha tenido que aceptar las exigencias de la actual alcaldesa.

Carmena, tal y como se informó en estas páginas el pasado mes de abril, tenía claro que, para repetir como candidata, debía tener plenos poderes en la confección de la lista electoral y del posterior equipo de gobierno. De hecho, llegó a reclamar la elección de los diez primeros puestos de la candidatura.

La alcaldesa, por ese mismo motivo, rechazaba que Julio Rodríguez, el ex JEMAD impulsado por Pablo Iglesias como líder de Podemos en la capital, fuera su número dos a partir de 2019. No obstante, en los últimos días Carmena ha visto en la presencia del militar en su equipo una “oportunidad” para lograr su principal objetivo: tener plena libertad de movimientos.

Así las cosas, en la conversación mantenida con Iglesias el pasado domingo, la ex magistrada de la Audiencia Nacional dejó abierta la puerta a Rodríguez como número dos... siempre y cuando Podemos no se entrometiera más en la confección de su candidatura y de los ediles que después pasarían a formar parte de su ejecutivo municipal.

El secretario general de la formación morada entendió que no tenía otra salida que aceptar esa condición, y ambos mandatarios cerraron un acuerdo para conformar una “plataforma progresista de individuos, pero no de partidos”, como ha definido Carmena a su candidatura, aunque abierta a representantes de formaciones de izquierdas.

Desolación en IU

La alcaldesa, de hecho, aprovechó la rueda de prensa de ayer para anunciar que también había hablado con Pedro Sánchez y que no descartaba a personas del PSOE para su proyecto. No obstante, no mencionó a otro partido que, actualmente, cuenta con dos concejales en el Ayuntamiento: Izquierda Unida.

Dirigentes de IU consultados por este confidencial reconocen su sorpresa por este acuerdo, ya que nadie de la ejecutiva había sido informado: “El sábado tuvimos Asamblea Política y Social. Aberto Garzón no asistió porque acababa de ser padre, pero ni el secretario de Organización ni nadie sabía nada de esto”.

Pese a las formas empleadas por Carmena e Iglesias, en Izquierda Unida asumen que al final se sumarán al proyecto de candidatura: “Nos vamos a tener que comer el proyecto. Celebraremos primarias en octubre, como estaba previsto. Y propondremos a nuestros representantes para la lista de Carmena”.

Lo que tienen claro en IU es que habrá tensiones internas a cuenta de esta candidatura: “Los críticos con la alcaldesa, como Carlos Sánchez Mato, van a rechazar ese proyecto y pueden impulsar candidaturas alternativas. Mauricio Valiente lo va a aceptar porque es próximo a Carmena, mientras que otros tendrán que posicionarse en las próximas fechas en uno u otro sentido”.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?