Política

El cese del jefe de la UCO esconde un enfrentamiento entre Interior y la Guardia Civil

El relevo de un coronel en el Gabinete de Coordinación del Ministerio inició una guerra interna. El Instituto Armado acusa al Gobierno de bloquear investigaciones sobre el PSOE

Fernando Grande-Marlaska, en un acto con guardias civiles.
photo_cameraFernando Grande-Marlaska, en un acto con guardias civiles.

A primera hora de la mañana del jueves, el ministro del Interior cesó, de forma fulminante, a Manuel Sánchez Corbí como jefe de la Unidad Central Operativa. Una decisión que se justificó con la filtración “irresponsable” de una orden del coronel denunciando que la UCO no tenía fondos para nuevas operaciones. No obstante, los motivos son mucho más profundos.

ECD  ha podido conocer, de primera mano, las opiniones de altos cargos de Interior y de la Guardia Civil sobre lo sucedido en la última semana, desde que se difundió el escrito de Sánchez Corbí hasta ayer, cuando el coronel fue apartado. Y, desde ambos lados, coinciden en señalar que este cese solo es la punta del iceberg de un conflicto que se lleva gestando desde el cambio de Gobierno.

En este sentido, tanto en el Ministerio como en el Instituto Armado admiten que el despido de ayer no solo se debe a una “pérdida de confianza” de la cúpula de Interior en Sánchez Corbí, sino el último “golpe sobre la mesa” de un enfrentamiento soterrado que, en función de las versiones, tiene un origen distinto.

“Los mandos se han revuelto por nuestros cambios”

Desde el departamento que dirige Fernando Grande-Marlaska se vincula el origen de la “revuelta de los generales” de la Guardia Civil a los cambios realizados por Interior tras la llegada de Pedro Sánchez al Gobierno.

En primer lugar, recuerdan que en el Instituto Armado no gustó, en absoluto, la propuesta de recuperar el mando único para Policía y Guardia Civil. De hecho, desde la Dirección General de Guzmán el Bueno “hubo presiones” para que esta propuesta no se llevara a cabo, lo que llevó a Interior a plantear una propuesta intermedia: volver al modelo de la doble dirección adjunta operativa.

La solución, sin embargo, no gustó del todo dentro de la Guardia Civil, que se sentía perjudicada por el mal funcionamiento de las cuatro jefaturas en la Policía Nacional que instauró Zoido: “Al final, pagamos justos por pecadores”, declararon entonces.

No obstante, la decisión de Interior que más indignó a los mandos del Instituto Armado fue el relevo del coronel Hernández Mosquera en el Gabinete de Coordinación y Estudios del Ministerio para situar, en ese mismo cargo, al comisario José Antonio Rodríguez. Un cambio que, a ojos de altos cargos del Ministerio, aún no le ha perdonado la Guardia Civil a Marlaska.

“Quieren bloquear investigaciones contra el PSOE”

Desde la Benemérita “coinciden” con las fuentes de Interior consultadas por este diario a la hora de asegurar que, efectivamente, la “predilección” del ministro por la Policía Nacional “no ha ayudado” para que exista una buena relación. No obstante, los mandos de la Guardia Civil contactados por ECD tampoco dudan en cargar duramente contra el Ministerio: “Están protegiendo al PSOE”, aseguran.

En ese sentido, explican que la pérdida de fondos por parte de la UCO, que denunció la semana pasada el ya ex jefe de la Unidad Manuel Sánchez Corbí, es “totalmente cierta” y tiene como objetivo “proteger al Partido Socialista de una serie de investigaciones que llevan meses abiertas”.

Los mandos del Instituto Armado recuerdan al Confidencial Digital que fue precisamente la OCU quien destapó la trama de financiación ilegal del Partido Socialista del País Valenciano después de una investigación iniciada hace dos años. Una trabajo “por el que ahora estamos pagando la factura”.

De hecho, añaden, la Unidad fue apartada de estas pesquisas la pasada primavera, cuando tomaron las riendas del caso los agentes de la UDEF de la Policía Nacional. Un relevo que “ha venido muy bien al nuevo partido del Gobierno”.

Todo ha quedado en el aire

Ante esas acusaciones, desde Interior y desde el Gobierno replican que la UCO ya había perdido “poder” sobre esa investigación antes de la llegada de Sánchez a La Moncloa. Además, añaden, “la UCO ha llevado a la cárcel y ha destapado muchas más tramas de corrupción del PP que de ningún otro partido”.

Las fuentes consultadas del Ejecutivo, y también de la Guardia Civil, sí están de acuerdo al apuntar que no se prevé una solución al actual conflicto a corto plazo. Destacan que, a día de hoy, la UCO se ha quedado “sin funciones” y es un hecho sin precedentes que no se había dado hasta ahora.

Además, recuerdan que aún está pendiente el nombramiento del nuevo DAO, que puede levantar nuevas suspicacias: “El director adjunto de la Guardia Civil siempre es el teniente general más antiguo. Pero veremos si eso se cumple. En caso contrario también habrá problemas...”

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable