Política

Choque entre el PSOE y los letrados del Congreso por la reducción del quorum que facilitaría la investidura a Pedro Sánchez

Los socialistas consideran que la suspensión temporal de los diputados presos impide que puedan ceder el acta. Los juristas discrepan y han enviado un informe que contradice los argumentos de Ferraz

Meritxell Batet, en el Congreso.
photo_cameraMeritxell Batet, en el Congreso.

La cuenta atrás para el debate de investidura ya ha comenzado, con el inicio de la ronda de consultas del rey con los diferentes líderes políticos. En el horizonte, un pleno con más dudas que certezas. Entre ellas, el sentido de voto de Unidas Podemos y el número de diputados que podrá votar ese día.

La primera cuestión depende de la capacidad de Sánchez para convencer a Pablo Iglesias, o la de éste pera lograr un puesto en el Gobierno.

La segunda, sin embargo, depende del criterio de la Mesa de la Cámara, con Meritxell Batet al frente, después de que ayer los letrados presentaran un informe en el que mantienen la mayoría absoluta en 176 escaños pese a la suspensión de los cuatro diputados presos: Oriol Junqueras, Jordi Sánchez, Josep Rull y Jordi Turull.

Según ha confirmado Confidencial Digital, la opinión del PSOE en este sentido es clara: “Si la suspensión es temporal, ni ERC ni JxCAT pueden sustituir a esos diputados. Por tanto, habría que reducir el quórum del Congreso, también de forma temporal, cifrando el número de diputados con derecho a veto en 346, en vez de 350”.

Sánchez tendría mayoría

Este criterio, que es defendido por la ejecutiva federal del PSOE y por los representantes socialistas en las Mesas del Congreso y del Senado, podría ratificarse a través de una votación en el órgano de gobierno de la Cámara, en el que los socialistas tienen garantizada la mayoría con sus tres diputados y los dos de Podemos.

Hoy se reúne la Mesa y, de llevarse a cabo esa votación, Pedro Sánchez ya no necesitaría 176 votos a favor para ser presidente del Gobierno, ya que la mayoría absoluta se lograría con 174 síes, al reducirse el quórum en cuatro escaños.

Cabe recordar, en este sentido, que Meritxell Batet logró, en la votación para elegir a la presidenta del Congreso, 175 votos a favor, procedentes del PSOE, Podemos, PNV, Coalición Canaria, Compromís y el Partido Regionalista de Cantabria. Por tanto, de repetirse esos votos en el debate de investidura, Pedro Sánchez tendría asegurada la mayoría.

Los letrados, en contra

Los letrados del Congreso tienen una opinión distinta respecto del PSOE. Según confirmaron fuentes del cuerpo consultadas por ECD, “lo mejor para Meritxell Batet hubiese sido no pedir el informe, ya que, éste, pese a no ser vinculante, es contrario a reducir la mayoría absoluta”.

En este sentido, los letrados consideran que el argumento del PSOE “es contradictorio”. Explican que, si la Mesa ordenó la suspensión de los diputados presos, lo hizo teniendo en cuenta que se encuentran en prisión provisional, pero no condenados. De hecho, si ya hubiera sentencia del 1-O, Junqueras, Rull, Turull y Sànchez estarían inhabilitados, en lugar de suspendidos en el cargo.

Por lo tanto, Batet no puede prescindir de estos parlamentarios, ya que todavía se desconoce el sentido de la sentencia: “¿Y si el Supremo les absuelve? Si esto ocurre, no podrían volver al Congreso porque se habría reducido el número de escaños”.

Tampoco ven con buenos ojos, a día de hoy, que se modifique el quórum de manera temporal, como manejan en Ferraz. “En ese caso, la Mesa estaría manejando a su antojo la voluntad popular”, afirman.

La decisión de Batet

Esta postura de los letrados coloca a Meritxell Batet ante una importante disyuntiva. Debe ser la presidenta del Congreso quien tome la decisión de que se vote en la Mesa la reducción del quórum. “Sin duda, va a tener la presión de ser acusada de facilitar la investidura de Pedro Sánchez”, afirman los juristas consultados.

En el PSOE son conscientes del desgaste que podría implicar una decisión que, además, podría ser recurrida ante los tribunales por PP y Ciudadanos. Por eso, nadie en Ferraz quiere adelantar qué se decidirá hoy en la Mesa.

Pese a ello, otras fuentes señalan un tercer escenario posible: que la Mesa mantenga el quorum de 350 diputados, pero que ni JxCAT ni ERC decidan sustituir a sus diputados suspendidos. De esa forma, habría cuatro abstenciones seguras, que permitirían a Pedro Sánchez ser investido en segunda votación con 175 votos a favor y 171 en contra.

Esta circunstancia, de hecho, tiene antecedentes muy recientes en el Parlament de Cataluña, donde Jordi Sánchez, Jordi Turul y Josep Rull no renunciaron a sus actas hasta el pasado 17 de mayo, provocando que en la Cámara autonómica se produjera un empate a 66 diputados entre los bloques constitucionalista e independentista.

De repetirse ahora esta estrategia por parte de JxCAT, Sánchez tendría asegurada la investidua incluso si Junqueras, como anuncian desde ERC, renuncia a su acta en el Congreso para ser eurodiputado: “En vez de haber cuatro abstenciones, habría tres, pero a Sánchez le vale con una para ser presidente”, recuerdan desde el Congreso.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes