Política

Ciudadanos ha reclamado garantías a Pedro Sánchez de que no le colará otro Bildu en la prórroga del último estado de alarma

Edmundo Bal ha condicionado el apoyo a que no exista ningún documento pactado con ERC que contenga el compromiso de reactivar la mesa de diálogo con Cataluña

Edmundo Bal.
photo_cameraEdmundo Bal.

Ciudadanos ha reclamado a Pedro Sánchez, en la negociación para la última prórroga del estado de alarma, “garantías expresas” de que la abstención de ERC en la votación no va vinculada a la reactivación de la mesa de diálogo con Cataluña tras alcanzar la “nueva normalidad”. En el partido de Arrimadas quieren evitar otro “caso Bildu”.

Sánchez ha atado esta vez personalmente los apoyos necesarios para aprobar en el Congreso la sexta prórroga del estado de alarma hasta el 21 de junio, coincidiendo con el final de la desescalada en la mayor parte del territorio. 

A última hora del sábado, el presidente del Gobierno cerró un acuerdo con ERC para que pase del ‘no’ a la abstención en la votación de este miércoles, asegurándose así la aprobación de la ampliación. El propio Sánchez estuvo en contacto con el vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès.

Entre las condiciones que recogía el pacto está la cogestión de la desescalada con las autonomías y la participación de la Generalitat en la administración de los fondos europeos para la Reconstrucción. En un comunicado, ERC aplaudió el avance que supone el “retorno pleno de competencias”.

Ciudadanos no iba a variar su posición

Así las cosas, el pacto entre el Gobierno y ERC para que los independentistas se abstengan en la sexta prórroga del estado de alarma, en principio, no iba a variar la posición de Ciudadanos.

El partido naranja había marcado como línea roja en la anterior prolongación de esta medida excepcional que el Ejecutivo no aceptase retomar en plena crisis sanitaria la mesa de diálogo con el Govern de Quim Torra, pero esta vez las condiciones de los republicanos parecían más asumibles.

Pero lo que ha trascendido del acuerdo no inquieta a Cs, que hasta ahora se han mantenido al margen de las negociaciones paralelas del Gobierno con otros grupos, salvo que hayan pedido, como ERC en la quinta prórroga, condiciones “inasumibles”. En esa ocasión la formación de Inés Arrimadas ganó el pulso.

Que no haya un “pacto oculto” con ERC

Sin embargo, Esquerra ha tratado en los últimos días de vincular el acuerdo a una reactivación de la mesa de diálogo asegurando que el Gobierno “ya ha expresado públicamente su voluntad de volver a reunir” este órgano cuando se alcance la llamada nueva normalidad a finales de junio.

Pedro Sánchez ha considerado también la posibilidad de retomar la mesa de diálogo con el Gobierno de Cataluña a partir del mes de julio, cuando todo el país haya superado el proceso de desescalada.

Por ello, según ha podido confirmar ECD por fuentes conocedoras de las conversaciones, Edmundo Bal ha pedido garantías a Moncloa de que, en la negociación de la última prórroga del estado de alarma, no exista ningún documento pactado con ERC (y "oculto") que contenga el compromiso de reactivar la mesa de diálogo con Cataluña

El precedente del acuerdo con EH Bildu

En el Grupo Parlamentario de Ciudadanos aún recuerdan el “golpe” que les supuso el pacto a sus espaldas de PSOE, Unidas Podemos y Bildu para la derogación íntegra de la reforma laboral.

El partido naranja siempre ha advertido que daría por roto el acuerdo que le vinculaba al Gobierno ante cualquier cesión a partidos independentistas a cambio de votos en cuestiones relacionadas con la pandemia. 

En aquel momento, EH Bildu reconoció que el pacto incluía el compromiso de su abstención al estado de alarma y que se había anunciado después de la votación para no arriesgar el apoyo de los diez diputados de Ciudadanos. En Cs se han movilizado para que no les “cuelen otro Bildu” en el pleno de este miércoles, esta vez con los independentistas de ERC.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes