Política

Las siete claves del fichaje de Soraya por Cuatrecasas

El bufete ha buscado un “fichaje mediático” y una incorporación que alivie la imagen de relaciones con el independentismo catalán

Soraya en el Congreso
photo_cameraSoraya en el Congreso

Fue la noticia de la mañana del lunes. Cuatrecasas anunciaba el fichaje de su última socia, nada menos que la ex vicepresidenta del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría.

La vallisoletana abandona el Consejo de Estado, donde ingresó en octubre a propuesta del Gobierno y donde cobraba en torno a 180.000 euros anuales. Ahora, Sáenz de Santamaría se sentará junto al resto de socios del área de Derecho Mercantil de Cuatrecasas, en concreto, en el departamento de Corporate Compliance o estrategia.

Confidencial Digital ha podido conocer varias claves del fichaje de la ex vicepresidenta del Gobierno por parte del bufete catalán.

La situación de Cuatrecasas

1. Fichaje mediático. Las fuentes consultadas por ECD desvelan que Cuatrecasas llevaba al menos desde 2018 a la búsqueda de un socio estrella. Se trata de movimientos habituales en los grandes despachos, que suelen mejorar sus redes de contactos a través de altos funcionarios o de altos cargos políticos.

El mercado de fichajes se les había cerrado tras los contratos de dos importantes personajes en bufetes internacionales: primero fue José María Aznar, que se incorporó a finales de 2017 a Latham & Watkins, y apenas tres meses después de la moción de censura, Rafael Catalá, muy afín a Sáenz de Santamaría, fue nombrado socio de Herbert Smith Freehills. La llegada de Soraya ha culminado esta búsqueda por parte de Cuatrecasas.

2. La imagen de Cuatrecasas. El bufete está inmerso en una crisis de imagen a cuenta de dos motivos principales. El primero es su relación con el independentismo catalán. Pese a que la firma aprobó en octubre de 2017 un plan de contingencia para abandonar Cataluña dada la situación de inseguridad jurídica, la relación de sus directivos con los líderes de CDC, hoy PDeCAT, es muy fluida. De hecho, Emilio Cuatrecasas fue uno de los cuatro empresarios que viajaron a Bilbao para emplazar a Íñigo Urkullu a que hablara con Puigdemont en vísperas del 1-O.

Los cuatro ejecutivos hicieron ese viaje porque se consideraban allegados del entonces president de la Generalitat. Estas relaciones le han valido al bufete la imagen de empresa cercana al independentismo.

Por otro lado, el ex presidente del despacho, Emilio Cuatrecasas, se ha visto envuelto en un escándalo de corrupción, ya que fue investigado por la Fiscalía catalana por evasión fiscal. Finalmente, llegó a un pacto con el Ministerio Público y la Abogacía del Estado y se comprometió a pagar una multa de 4,3 millones de euros para evitar ir a juicio.

Soraya da la sorpresa

3. Soraya abandona el Consejo de Estado. Las mismas fuentes afirman a este confidencial que el anuncio de este fichaje se ha producido tan sólo cinco meses después de que Sáenz de Santamaría fuera nombrada consejera de Estado. Algo que se interpreta de dos maneras: unas fuentes aseguran que Soraya ha abandonado por completo la vida pública para centrarse exclusivamente en el mundo de los negocios, mientras que otras transmiten que se trata de un primer paso para volver a la política. Cabe recordar que la ex vicepresidenta fue vista en Madrid con el ex consejero delegado de Prisa Juan Luis Cebrián, al que le preguntó: “si vuelvo, ¿me apoyarías?”.

4. Sucesión de Pablo Casado. Esta doble interpretación también se traslada al liderazgo del PP, que Sáenz de Santamaría disputó a Pablo Casado. Las fuentes consultadas hablan de que este fichaje aleja las opciones de Soraya de hacerse con Génova, con lo que tendrá como consecuencia una mayor tranquilidad para Casado, que ve alejarse la amenaza de que le arrebaten el partido. Sin embargo, otras personas conocedoras del contrato de Soraya vaticinan que desde la empresa privada, a la ex vicepresidenta le será más fácil preparar el asalto al Partido Popular, ampliando su  red de contactos de directivos.

El fichaje

5. Recibió varias ofertas. Según ha sabido ECD, desde la moción de censura y sobre todo, desde que perdió las primarias contra Casado, Sáenz de Santamaría ha recibido ofertas no sólo de Cuatrecasas, sino de otras empresas, todas ellas de gran importancia en el mercado español. Al parecer, la ex número dos del Gobierno de Rajoy les pidió a todas ellas paciencia hasta que decidiera a dónde encaminar su trayectoria profesional. Sin embargo, a Cuatrecasas les informó que le interesaba su oferta y que más adelante contactaría con ellos, como efectivamente ha ocurrido.

6. Libertad absoluta. Una vez Soraya accedió a negociar con el bufete catalán, les pidió libertad para ejercer su cargo de socia, que fue el que le ofrecieron. Según ha sabido este confidencial, el despacho le ha otorgado “libertad absoluta”, ya que confían plenamente en la “profesionalidad” de Sáenz de Santamaría, convencidos de que su actividad no pondrá en conflicto ni al despacho ni a las empresas con las que trabaje.

7. Los miembros de ‘la Gloriosa’. Cabe recordar, por último, que el marido de Sáenz de Santamaría, Iván Rosa, pertenece a la llamada “Generación Gloriosa”, como se conoce a una famosa promoción de abogados del Estado de 1996. Este grupo, al que pertenecen altos directivos de grandes empresas como Juan Manuel Cendoya, Jaime Pérez Renovales, Leopoldo González-Echenique o Miguel Temboury, entre otros, es conocido por las coincidencias vividas entre sus miembros.

Cuando Sáenz de Santamaría fue nombrada vicepresidenta del Gobierno Rajoy, varios activos de ‘la Gloriosa’ ocuparon puestos destacados: Renovales fue subsecretario de Presidencia; Temboury, de Economía; González-Echenique, presidente de RTVE; David Villaverde fue secretario general del Ministerio de la Presidencia; y Luis Aguilera, subsecretario del Ministerio del Interior.

Por ello, se ha especulado con que la llegada de Soraya a Cuatrecasas ha tenido que ver con la influencia de los “gloriosos”. Las empresas más importantes del país aspiran a contar en su plantilla con miembros y allegados de esta promoción. Cuando ella abandonó el Gobierno, se llegó a barajar incluso su fichaje por parte de Telefónica, donde actualmente trabaja su marido.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?