Política

Las claves de la fuga de Ángel Garrido del PP a Ciudadanos

1) Génova lo califica de “una venganza preparada durante meses”. 2) No había aceptado no ser candidato en Madrid. 3) Pidió a Casado ir a las europeas “por motivos personales”

Ignacio Aguado y Ángel Garrido.
photo_cameraIgnacio Aguado y Ángel Garrido.

El mejor golpe de efecto de Albert Rivera contra Pablo Casado llegó después del doble debate electoral. El líder de Ciudadanos, en una maniobra absolutamente inesperada, cerró este miércoles el fichaje de Ángel Garrido, ex presidente de la Comunidad de Madrid y candidato del PP a las europeas, que se integrará en la lista liderada por Ignacio Aguado para las autonómicas.

El anuncio, hecho oficial en la sede de Ciudadanos por el propio Aguado y Garrido, provocó todo un terremoto en el PP. Nadie en la ejecutiva nacional daba crédito a la noticia, de la que muchos (incluida la propia Isabel Díaz Ayuso) se enteraron “por la prensa”.

Dirigentes del Partido Popular bien situados en Génova 13 explican al Confidencial Digital que el ex presidente regional mantuvo, hasta el final, un gran secretismo sobre su fichaje por Ciudadanos: “Este mismo martes se le pudo ver en la sede nacional, y nadie podía pensar que nos iba a abandonar a cuatro días de las generales”.

Pero pasada la sorpresa inicial, el equipo de Pablo Casado ha hecho un análisis algo más sosegado de la fuga de Ángel Garrido. Y destacan las siguientes claves de su marcha:

-- “Ha buscado una venganza”

“Es obvio que ha priorizado lo personal a lo político”, explican las fuentes consultadas. El ex presidente de la Comunidad de Madrid “ha renunciado a 5 años de eurodiputado, con un sueldo de 8.000 euros al mes a cambio de ir en el puesto 13 de Ciudadanos a la Comunidad. El cambio de proyecto político, por tanto, no compensa”.

Así las cosas, la tesis de Génova 13 va por otro lado: “O hay una oferta oculta de Rivera que no conocemos, o Ángel ha medido los tiempos de su marcha para tratar de hacer el mayor daño posible a Pablo Casado y al partido. Es decir, buscaba venganza”.

-- Nunca aceptó ser descartado en Madrid

Esa sed de venganza por parte del ex presidente regional tiene que ver con la candidatura del PP a la Comunidad de Madrid. Garrido, afirman en el PP, daba por hecho que merecía ser el cabeza de lista, después de “comerse el sapo” de la sucesión de Cristina Cifuentes. No obstante, los planes de Pablo Casado fueron otros.

El ahora flamante fichaje de Ciudadanos ya intuía, en diciembre, que el presidente del partido se inclinaba por Antonio González Terol o por Isabel Díaz Ayuso para ese puesto. Y compartió, con su círculo de confianza, su frustración.

Consideraba injusto que se le descartara para el puesto, después de décadas dedicadas a la política regional. Por ese motivo, “se la tenía jurada” a Pablo Casado.

-- Pidió ir a las europeas “por motivos personales”

Su candidatura a las elecciones europeas, figurando además como número 4 de la lista, por encima de ex ministros como José Manuel García-Margallo y Juan Ignacio Zoido, parecía “suficiente reconocimiento” para Garrido. No obstante, afirman en el PP, “se ha demostrado que no”.

Para más inri, a lo largo de la tarde de este miércoles se conoció que Garrido fue incluido en la candidatura a Bruselas porque él mismo se lo pidió a Casado.

Pilar Cernuda aseguró, en Onda Cero, citando fuentes populares que el ex presidente regional alegó “motivos personales” para solicitar su marcha a Europa, convenciendo a Casado para situarle en los puestos de salida en la candidatura del PP.

-- Un caso diferente al de Henríquez de Luna

Por todo lo expuesto, en el PP “nadie esperaba” una fuga como la de Ángel Garrido a Ciudadanos: “Nos ha engañado a todos. Es un tipo muy frío y ha sabido esperar para marcharse en el momento más delicado”.

Su fuga, añaden en Génova 13, es totalmente diferente a la de Íñigo Henríquez de Luna a Vox: “Con él, no teníamos dudas de que se iría a otro partido. Para seguir cobrando un sueldo público, como ha hecho los últimos 30 años. Desde el momento que supo que no iría en nuestras listas, se ha movido para buscar un escaño”.

Garrido, sin embargo, “no tuvo ningún enfrentamiento con Casado y pareció contentarse con la candidatura a Europa, pero sus objetivos eran otros”.

-- Cálculo de daños

La marcha de Garrido a Ciudadanos perseguía lograr un “golpe de efecto” que afectara al PP antes de las generales. Una meta que, reconocen en el PP, “ha conseguido”. No obstante, afirman las fuentes consultadas, “el daño podría haber sido mayor”.

En Génova 13 reconocen que “habría sido muy complicado” digerir que Garrido se convirtiera en el cabeza de lista de Ciudadanos a la Comunidad: “Nos hubiera resultado muy difícil confrontar y debatir con el que había sido nuestro presidente”. No obstante, “al ir en el puesto 13, su relevancia en campaña será mínima”.

Con todo, dirigentes nacionales del PP no esconden a ECD su indignación y apuestan por desplegar ahora una “línea dura” contra Garrido. Una estrategia que, de hecho, defiende Teodoro García Egea.

El número dos del partido ya ha recordado a los suyos algunos de los ataques que en su día Garrido hizo a Ciudadanos, como llamarle “la extrema izquierda de Madrid”. Unas acusaciones que desde el PP van a recordar durante los próximos días.

-- La amenaza de más fugas

Otra de las principales preocupaciones del PP en estos momentos es que la de Garrido no sea la última fuga antes de las elecciones generales.

En Génova 13 reconocen que “hay ex secretarios de Estado, y cargos intermedios del partido, que están quemados y han sido tocados por Ciudadanos y Vox, por lo que todo puede pasar”.

No obstante, también se lanza un mensaje de advertencia: “Algunos se están pensando su marcha porque entienden que el PP no va a gobernar; pero si gobernamos, que luego no pidan cargo. Estamos tomando nota”.

-- Los amigos de Garrido, impactados

Ángel Garrido también deja, con su marcha a Ciudadanos, a un buen número de amigos en el PP, que están igual de impactados que la ejecutiva nacional del partido.

Preguntados por ECD por los motivos de la fuga del ex presidente regional, algunos de los integrantes del círculo más cercano de Garrido especulan con la posibilidad de que haya encontrado algún tipo de irregularidad en el partido: “No hay que descartar que haya visto algo que no le ha gustado y que le haya empujado a marcharse a Ciudadanos”. Por lo que pueda pasar. Para evitar que algo le salpique en el futuro.

Otros ex compañeros, sin embargo, apuntan directamente a Pablo Casado e Isabel Díaz Ayuso como los responsables últimos: “Han diseñado una lista a la Comunidad donde han colocado a gente como Alicia Sánchez-Camacho o la novia de Juan Carlos Vera, pero en la que han fulminado a todos los afines a Ángel. Eso ha podido ser decisivo en su decisión”.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?