Política

Codazos entre Sánchez-Camacho y Fernández Díaz por ser ‘número dos’ en Barcelona

El PP da por hecho que en las generales no conseguirá más de dos escaños en la provincia y uno de ellos se quedará fuera del Congreso

Alicia Sánchez-Camacho y Jorge Fernández Díaz.
photo_cameraAlicia Sánchez-Camacho y Jorge Fernández Díaz.

A 50 días de las elecciones generales, el PP se está tomando con calma la confección de las listas. La hoja de ruta de Pablo Casado pasa por anunciar primero a los cabezas de cartel por provincias y, después, ir completando las candidatura. En Barcelona, Dolors Montserrat tiene asegurado el primer puesto. Pero, a partir de ahí, “hay codazos”.

Así lo reconocen al Confidencial Digital dirigentes del PP en Madrid y en Cataluña, que coinciden en señalar lo “complicado” que va a ser para Casado “dejar a todos contentos” en la región. Todo ello porque “hay pocos escaños a repartir y muchos que aspiran a sentarse en ellos”.

De hecho, y según las encuestas que manejan en la calle Génova, el PP obtendría en la provincia de Barcelona un total de dos escaños. Una previsión que está provocando, desde hace días, una “disputa interna” para convertirse en el candidato que aparezca inmediatamente después de Dolors Montserrat en la lista.

Entre los aspirantes a ocupar ese segundo puesto por Barcelona, están dos históricos del partido a nivel regional, como son Alicia Sánchez-Camacho y Jorge Fernández Díaz. Ambos, de hecho, ya han transmitido en privado que su objetivo es ser diputados en la próxima legislatura.

Los dos, además, se consideran legitimados para acompañar a Montserrat en la lista por los cargos que han ostentado en los últimos años. Así, Sánchez-Camacho recuerda que en esta legislatura ha formado parte de la Mesa del Congreso, mientras que Fernández Díaz se reivindica como ex ministro del primer Gobierno Rajoy.

Casado no lo tiene claro

Pablo Casado, por su parte, parece “no decidirse” por ninguno de los dos. Unas dudas que comprenden los altos cargos del partido consultados.

Por una parte, explican que Alicia Sánchez-Camacho apoyó en las primarias a María Dolores de Cospedal, tal y como hizo, sin ir más lejos, Dolors Montserrat. La diferencia entre ambas fue, sin embargo, la reacción de la ex presidenta del PP catalán al quedarse Cospedal fuera: a diferencia de la ex ministra, ella no apoyó a Casado, sino a Soraya Sáenz de Santamaría.

Jorge Fernández Díaz, sin embargo, apoyó desde el minuto uno a Pablo Casado para suceder a Mariano Rajoy al frente del partido. Un respaldo que el nuevo presidente popular supo recompensar incluyéndole en su ejecutiva. Sin embargo, el hecho de que esté en la diana de Villarejo hace que Casado tenga dudas razonables sobre situarlo como número dos por Barcelona.

Pese a ello, afirman en Génova 13, el presidente nacional tiene en “alta estima” a ambos cargos populares. Por tanto, los dos, “como otros muchos”, tienen opciones de entrar en puestos de salida en las listas del PP a las generales.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?