Política

Consenso en Ciudadanos para que el sucesor de Albert Rivera tenga escaño en el Congreso

Los cargos electos del partido consideran imprescindible que el nuevo líder tenga visibilidad en la Cámara. Se despeja el camino para Inés Arrimadas

Albert Rivera y José Manuel Villegas, tras la comparecencia del líder de Cs.
photo_cameraAlbert Rivera y José Manuel Villegas, tras la comparecencia del líder de Cs.

Ciudadanos empieza a dar los primeros pasos de la formación tras la renuncia de Albert Rivera. Este miércoles tuvo lugar en la sede nacional una reunión en la que el resto de dirigentes de Cs pactaron un cumplimiento escrupuloso de los estatutos, por lo que solo se convocará un congreso extraordinario de sucesión a partir del 10 de marzo.

Todo ello porque, según la normativa del partido, no se puede convocar un cónclave de estas características hasta pasados cuatro meses de las últimas elecciones generales. Por tanto, la formación naranja estará dirigida por una gestora a lo largo de todo este tiempo.

Entre medias, sin embargo, el partido tiene que ir tomando decisiones trascendentes, como quién dirigirá el Grupo Parlamentario en el Congreso y cuál será el sentido de voto de los diez diputados de Ciudadanos en el debate de investidura, que Moncloa ya planifica para mediados de diciembre.

Un líder visible

Pues bien. Según explican al Confidencial Digital cargos electos del partido tras los comicios del pasado domingo, ese calendario ha sido determinante a la hora de lograr un “gran consenso” interno sobre el perfil que debe cumplir el sucesor o sucesora de Albert Rivera al frente de Cs.

Las fuentes consultadas explican que, teniendo en cuenta las “importantes decisiones” para el partido que se van a tomar dentro del Grupo Parlamentario, “lo lógico es que el nuevo líder sea uno de los diez diputados que vamos a tener en el Congreso”.

De hecho, añaden desde Ciudadanos, el sucesor de Rivera “va a necesitar visibilidad”, y eso solo lo da tener escaño en la Cámara Baja: “Tenemos que iniciar una nueva etapa con nuestro referente en el Congreso, y no en las tertulias televisivas”, afirman.

Inés Arrimadas, la favorita

Esa posición, mayoritaria dentro de Cs, supone un impulso más para la hipotética candidatura de Inés Arrimadas, señalada por propios y extraños como la “clara favorita” para hacerse con las riendas de Ciudadanos a partir de la próxima privavera.

La actual portavoz parlamentaria, de hecho, ya sabe que no tendrá a Ignacio Aguado como rival, después de que el vicepresidente de la Comunidad de Madrid se descartara para la carrera de la sucesión. Además, otro peso pesado del partido, como el vicepresidente andaluz, Juan Marín, ha apostado claramente por la ex líder de Cs en Cataluña.

Arrimadas, por tanto, está en “la mejor posición” para suceder a Rivera. No obstante, desde Cs no descartan que pueda haber “sorpresas” y que, dentro del Grupo Parlamentario, pueda haber algún 'tapado'. De hecho, algunos cargos han atribuido ese papel a Edmundo Bal, que recuperó el escaño tras la dimisión de Rivera.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable