Política

Tras la dimisión de José Manuel Soria

Quién se ha hecho con el control del Ministerio de Industria: Soraya Sáenz de Santamaría

El titular es Luis de Guindos, pero el mando lo tiene la vicepresidenta a través de Alberto Nadal. Logró de Rajoy que Ana Pastor no fuera la elegida

Soraya Sáenz de Santamaría.
photo_cameraSoraya Sáenz de Santamaría.

Soraya Sáenz de Santamaría ha logrado más cota de poder dentro del Gobierno tras la marcha de José Manuel Soria. La absorción del Ministerio de Industria por parte de Economía, defendida por ella misma ante Mariano Rajoy, ha permitido a la vicepresidenta controlar este departamento gracias a la interlocución que mantiene con Alberto Nadal.

Según explican a El Confidencial Digital fuentes gubernamentales muy próximas a Moncloa, Mariano Rajoy planteó a su gabinete, y al Ministerio de Presidencia dirigido por Soraya Sáenz de Santamaría, dos posibles destinos para el Ministerio de Industria tras la dimisión de José Manuel Soria por su vinculación con los papeles de Panamá.

El presidente en funciones consideraba que, por competencias, Industria podía ser gestionada tanto por el ministro de Economía, Luis de Guindos, como por Ana Pastor, titular de Fomento. Rajoy consultó directamente a Sáenz de Santamaría, que no tuvo ninguna duda: la cartera debía pasar a Economía.

Castigo para Pastor, premio para Nadal...

La primera lectura de esa decisión que se hizo a nivel interno es que Soraya Sáenz de Santamaría quiso evitar “resucitar” al llamado G-8, el grupo de ministros contrarios a la vicepresidenta que había sufrido un duro golpe tras la marcha de José Manuel Soria, uno de sus principales integrantes junto a José Manuel García-Margallo y Jorge Fernández Díaz.

Otra referente de los “anti-sorayos” es Ana Pastor, por lo que la número dos del Ejecutivo la descartó de inmediato como posible nueva responsable de Industria. En su lugar, eligió a la única alternativa posible: Luis de Guindos.

Esta postura, no obstante, también suponía un premio de Sáenz de Santamaría a uno de los secretarios de Estado más leales a la vicepresidenta: Alberto Nadal. Él, y su hermano Álvaro, responsable de la Oficina Económica de Moncloa, son considerados como dos grandes apoyos de la vallisoletana dentro del Ejecutivo.

… y el control del Ministerio para Soraya

La elección de Sáenz de Santamaría no se resume, sin embargo, en un mero premio para un afín y un castigo para una rival. Según las fuentes consultadas, el objetivo de la vicepresidenta va mucho más allá: controlar el Ministerio de Industria.

Pese a estar el Gobierno y sus ministros en funciones, la vicepresidenta es consciente de que los secretarios de Estado continúan gestionando los proyectos iniciados y revisando de cerca el presupuesto aprobado. Además, con De Guindos centrado en Economía, Alberto Nadal es, de facto, el máximo responsable del ministerio que antes dirigía Soria.

Por ese motivo, y aprovechando la buena comunicación entre ambos, Sáenz de Santamaría le ha pedido que le ponga al día de la actividad del Ministerio, y que le reporte todas las actas que luego Industria llevará al Consejo de Ministros.

De ese modo, la vicepresidenta tendrá conocimiento, antes de su reunión semanal con los secretarios y subsecretarios de Estado, de todo lo que pasa en Industria.

Además, explican las fuentes consultadas, en Moncloa no se descarta que en las próximas semanas se apruebe algún Real-Decreto procedente del Ministerio, para transmitir a la opinión pública que este departamento sigue en funcionamiento tras la marcha de Soria.

Ese proyecto lo defenderá De Guindos, pero “habrá sido impulsado por el secretario de Estado, Alberto Nadal, y bajo la supervisión de Sáenz de Santamaría”.


Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes