Política

El otro debate en RTVE: las miradas Sánchez-Iglesias, detenido el coche de Rivera y el aseo de los candidatos

El “gracias por tu apoyo” de Rosa María Mateo al PSOE, el camerino de la mujer de Casado y la amenaza de suspensión del encuentro hasta el último minuto

Plató del debate de TVE.
photo_cameraPlató del debate de TVE.

El debate a cuatro del lunes entre Pedro Sánchez, Pablo Casado, Albert Rivera y Pablo Iglesias en RTVE fue el primero en celebrarse antes de las elecciones generales del domingo. La cadena pública sorteó tanto el orden de llegada a Prado del Rey como el de las intervenciones, así como los camerinos donde se prepararon los candidatos.

Más allá de las réplicas y contra réplicas de los líderes del PP, PSOE, Ciudadanos y Unidas Podemos, el debate dejó una serie de anécdotas en las instalaciones de RTVE:

-- Antes de que llegasen los candidatos a los estudios de Prado del Rey, en RTVE se desconocía si se iba a celebrar finalmente el debate tras el recurso presentado por el PP ante la Junta Electoral. Según fuentes de la televisión pública consultadas por Confidencial Digital, la preparación del debate se realizó “a medio gas”, con cambios de turnos de trabajo a última hora del domingo.

Las mismas fuentes confirmaron a ECD que si el presidente del Gobierno no se hubiera presentado, el debate se habría suspendido, aunque también se habría llegado a esta decisión si cualquiera de los cuatro candidatos se hubiera ausentado.

-- Dos horas antes del comienzo del debate, los presentadores de TVE Carlos Franganillo y Xavier Fortes, moderador del encuentro, ya estaban perfectamente maquillados y esperando la llegada de los candidatos a la Presidencia del Gobierno.

Los espontáneos del PP y Greenpeace

-- A la misma hora, un grupo espontáneo de militantes del PP de Pozuelo de Alarcón (Madrid), en torno a una veintena, formaron un comité de bienvenida para arropar a Pablo Casado. Sin embargo, fuentes del Partido Popular declararon que Génova “no sabía nada”. Pocos minutos antes del inicio del debate, Greenpeace convocó también una protesta a las puertas de RTVE para reivindicar el día de la Tierra, que se celebraba este lunes.

-- El primero en llegar a Prado del Rey fue Pablo Casado, acompañado de su mujer. Le arroparon el secretario general del PP, Teodoro García-Egea, el vicesecretario de Organización, Javier Maroto, y la directora de Comunicación de Génova, María Pelayo, que llegaron en otro vehículo.

-- El siguiente fue Albert Rivera, que viajó en solitario en un Lexus. A los pocos segundos, descendieron de otros dos vehículos sus asesores: su jefe de prensa, Daniel Bardavío, el secretario de Comunicación del partido, Fernando de Páramo, Daniel Martínez, de Ciudadanos-Cornellá, y la jefa de gabinete de Rivera, María Castiella.

-- Por su parte, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, llegó a la televisión pública junto a su jefe de gabinete, Iván Redondo.  Cuando estaban posando en el photocall, llegaron en una furgoneta Mercedes Vito el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, y los miembros del comité electoral socialista Maricha Ruiz, Francisco Salazar y Santos Cerdán.

-- Por último, Pablo Iglesias fue arropado por sus asesores más cercanos: las diputadas y miembros del Consejo Ciudadano Estatal Ione Belarra Noelia Vera, el secretario de Comunicación de Podemos, Juanma del Olmo y Manuel Levy. Los cuatro llegaron minutos después de la llegada de Iglesias y lo hicieron en una furgoneta Renault.

Los trabajadores de TVE no supieron casi hasta el último momento si Pablo Echenique acudiría acompañando a Iglesias, con lo que habilitaron rampas por si finalmente aparecía. También temían que, como sucedió en el debate de candidatas al que asistió Irene Montero, Unidas Podemos rebasara la cifra de cinco acompañantes.

-- Los periodistas que esperaban a los candidatos a las puertas del Estudio 1 recibieron la indicación de no utilizar el aseo de la planta baja, al que pensaban que tenían acceso, ya que estaba reservado a los candidatos.

-- La mujer de Pablo Casado, Isabel Torres, acompañó a su marido, como suele hacer en casi todos los actos públicos del PP. Sin embargo, nada más bajarse del coche oficial, Torres fue conducida al camerino asignado a Casado, desde donde siguió el debate.

Detenido el coche de Albert Rivera

-- Los candidatos fueron trasladados hasta la entrada de RTVE en coches. Los de Rivera, Sánchez y Casado eran de una gama más alta que el vehículo elegido por Pablo Iglesias, que acudió en un Volkswagen Golf negro. Después de que los ocupantes abandonasen sus coches, los vehículos dieron marcha atrás para poder salir de las instalaciones.

Sin embargo, el vehículo que transportó a Rivera tuvo la intención de atravesar el jardín que se ubica frente a Prado del Rey, hasta que fue detenido por los miembros de seguridad.

-- Tras la llegada de Pedro Sánchez, el cámara que se encargaba de grabar los exteriores preguntó a los presentes si “quedaba alguien por llegar”. Según el orden estipulado, faltaba por acceder a los estudios Pablo Iglesias.

--Cuando sólo faltaba por llegar Pablo Iglesias y Sánchez, Rivera y Casado ya estaban en sus respectivos camerinos, los colaboradores de estos tres candidatos pidieron a empleados de RTVE una lata de Coca-Cola. Los trabajadores les indicaron que ya disponían de ellas en la sala, pero los asesores les replicaron que no estaban frías. A los pocos minutos, un camarero de la cafetería del edificio central de Prado del Rey atravesaba a toda prisa el jardín con tres latas del refresco "bien fresquitas".

-- En el debate, los candidatos no se olvidaron de Vox. El partido de Santiago Abascal fue mencionado en varias ocasiones por Albert Rivera y Pedro Sánchez, que denominó a la formación como “la derecha ausente”.

-- La periodista María Escario, directora de Comunicación de TVE, saludó a los candidatos y a sus acompañantes, a quienes calificó como su “séquito”. Pero cuando llegó el ministro José Luis Ábalos, en lugar de esperar a que accediera a la entrada del edificio, se le acercó a toda prisa. Una trabajadora de TVE que presenció el gesto le comentó, en tono de broma. que “sólo había saludado a Ábalos”, a lo que Escario respondió entre risas.

-- Escario protagonizó otra anécdota a cuenta de la palabra "séquito": cuando Iglesias descendió del Golf y mientras saludaba a Rosa María Mateo y otros dirigentes de la cadena pública, Escario se acercó a recibir a Pablo Gentili, recientemente nombrado jefe de gabinete del líder de Podemos. La periodista le preguntó cuánto les quedaba por llegar a los acompañantes de Iglesias, que no habían aparecido todavía, y le dijo textualmente a Gentili: "¿y el séquito de Pablo?". Sin embargo, se corrigió enseguida: "Perdón, perdón, el equipo de Iglesias". Este lapsus le traicionó por segunda vez a los pocos minutos, cuando llegó la furgoneta que transportaba a Belarra, Vera, Olmo y Levy: "ya está aquí el séquito, digo, el equipo".

-- Rosa María Mateo fue especialmente cariñosa con Maricha Ruiz. Al saludarle, Ruiz le preguntó qué tal se encontraba. Mateo respondió con un escueto “aquí vamos”. Seguidamente, la jefa de prensa del PSOE le cogió las dos manos mientras Mateo le decía: “gracias por tu apoyo”.

-- Pedro Sánchez y Pablo Iglesias dieron muestras de complicidad personal en los momentos previos a su entrada en el plató. Mientras que Casado y Rivera preguntaban cuándo salían del camerino y se encaminaban al plató y en qué orden, Sánchez e Iglesias intercambiaron miradas de cierta guasa que terminaron en risas. De esta manera, entraron en el plató muy sonrientes, mientras que Casado lucía un aspecto tranquilo y Rivera, en cambio, mostraba un gesto serio.

El atril de Pablo Iglesias

-- Nada más entrar en el plató, Iglesias comenzó a buscar su atril, y preguntó a varios empleados de TVE cuál era el suyo. No posó para la foto de familia hasta que le indicaron cuál era. Entonces, colocó allí varios papeles y el ejemplar de la Constitución que utilizó en el debate y tras esto, se colocó junto al resto de candidatos para posar ante las cámaras.

-- El jefe de gabinete de Pablo Iglesias le preguntó, tan sólo unos pocos segundos antes de que comenzara el debate, si le molestaba el aire acondicionado del plató. El líder de Podemos negó con la cabeza, pese a que era el candidato menos abrigado: era el único que no llevaba chaqueta.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?