Política

Una delegación de eurodiputados pedirá acudir al juicio del 1-O como observadores

Pretenden asistir a las sesiones en el Tribunal Supremo para comprobar que Junqueras, los ex consejeros, los Jordis... son juzgados de forma justa

Eurodiputados ante la cárcel de Lledoners.
photo_cameraEurodiputados ante la cárcel de Lledoners.

El juicio oral a los encausados por el proceso rupturista en Cataluña será aprovechado por los independentistas presos para “internacionalizar” su causa y la de la secesión de Cataluña. Será ocasión para que se pueda volver a ver a los ex consejeros de Puigdemont, a la ex presidenta del Parlament Carme Forcadell, y a los presidenes de la ANC y de Òmnium Cultural, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart.

En esa estrategia de “internacionalizar” el juicio, los aliados extranjeros del independentismo van a impulsar una delegación para asistir al juicio en el Tribunal Supremo.

Así lo ha anunciado José Bové, diputado francés de Los Verdes en el Parlamento Europeo. Bové ha acudido este lunes 5 de noviembre al centro penitenciario de Lledoners (Barcelona), donde se encuentran internados Oriol Junqueras, los Jordis y varios ex consejeros en prisión provisional.

La intención de Bové y de otros eurodiputados es acreditarse como “observadores internacionales”. Consideran que los imputados en este proceso son “presos políticos”, y por eso creen que es necesaria su presencia para comprobar que el juicio oral en Supremo discurre “en condiciones justas”.

En el Parlamento Europeo existe una “Plataforma de diálogo UE-Cataluña”, con unos 30 miembros (de 750 que tiene la cámara), entre los que hay diputados españoles (de partidos nacionalistas catalanes, vascos, valencianos y gallegos), nacionalistas escoceses y galeses, irlandeses del Sinn Fein, belgas del partido nacionalista flamenco, y otros representantes de izquierdas y nacionalistas de Italia, Portugal, Estonia, Eslovenia, Suecia, Francia...

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?