Política

Los ‘desaforamientos’ de Pedro Sánchez dinamitan los Presupuestos

Los socios del Gobierno priorizan ahora la negociación de la reforma exprés de la Constitución. Malestar en el Grupo Socialista por abrir un debate que bloquea la aprobación de las cuentas

Pedro Sánchez, en la Casa de América.
photo_cameraPedro Sánchez, en la Casa de América.

Pedro Sánchez convocó el lunes a los medios para realizar un balance de sus primeros cien días de Gobierno... y anunciar una iniciativa del Gobierno para acabar con los aforamientos a través de una reforma exprés de la Constitución. Una medida que sorprendió a propios y extraños y que ya está teniendo consecuencias negativas para el Ejecutivo en el Congreso de los Diputados.

Así lo admiten al Confidencial Digital importantes integrantes del Grupo Socialista en la Cámara Baja, que se enteraron “por la prensa” de la propuesta lanzada por el presidente del Gobierno. Solo unos pocos elegidos, como Adriana Lastra, José Luis Ábalos “y algún ministro más” fueron avisados de esta propuesta, que “nos han pillado a la mayoría por sorpresa”.

La iniciativa, confirman estas mismas fuentes, “no estaba en la agenda”. Y, de hecho, condiciona la negociación parlamentaria sobre la ley que, hasta hace 48 horas, era prioritaria para Moncloa: la de los Presupuestos de 2019.

Cambio de planes

Importantes diputados socialistas afirman que, debido a las “nuevas prioridades” de Sánchez, las negociaciones para sacar adelante las cuentas del año próximo han quedado “aparcadas”, a la espera de “nuevo aviso”.

El ultimátum lanzado por el presidente, que ha dado un plazo de 60 días para aprobar la reforma constitucional que permita poner fin a los aforamientos, “condiciona toda nuestra actividad parlamentaria, y la del resto de partidos, en los próximos dos meses”.

La iniciativa del Gobierno, por tanto, ha supuesto un inesperado “cambio de planes” no solo para el Grupo Socialista en el Congreso, sino para el resto de formaciones: “Ya teníamos una hoja de ruta trazada, que incluía acercarse al PDeCAT para lograr que tanto ellos como ERC se sumaran a Podemos y PNV en el apoyo a los Presupuestos, pero todo ha quedado paralizado”.

Nuevas exigencias de los “socios”

Los propios “socios” del Gobierno, de hecho, han aprovechado el último anuncio de Sánchez para poner sobre la mesa “nuevas exigencias” que hacen prever un “durísima negociación parlamentaria” que no solo puede condicionar la aprobación de esta reforma constitucional exprés, sino de los Presupuestos de 2019.

Desde el Grupo Socialista destacan que, en apenas 48 horas, tres partidos que han venido respaldando al Gobierno durante los últimos tres meses, se han sacado de la manga ahora una serie de condiciones para apoyar al Ejecutivo en esta medida.

Podemos ha pedido que la eliminación de los aforamientos no se limite únicamente a cargos políticos, sino que se extienda también al Rey. El PNV, por su parte, ha dado un paso más y ha exigido que la reforma de la Carta Magna acabe con la inviolabilidad de la Corona. Y el PDeCAT, por último, quiere aprovechar un posible cambio en el texto constitucional para incluir el “derecho a decidir”.

Una respuesta, la de estos partidos, que era “totalmente previsible” y que va a dificultar cualquier tipo de acuerdo, tanto para esta iniciativa como para los Presupuestos de 2019: “Les hemos dado la oportunidad de exigir más cosas y de condicionar, aún más, su apoyo al Gobierno. Lo lógico es que salgamos perdiendo”.

“No hay manifestaciones por los aforamientos...”

Esta conclusión, más bien pesimista, es compartida por una buena parte de los integrantes del Grupo Socialista en el Congreso, que no ven visos de que la propuesta lanzada por el Gobierno pueda prosperar. De hecho, en la bancada del PSOE en el Congreso se considera que la medida, lejos de ayudar, entorpece la interlocución con otros partidos.

En ese sentido, y teniendo en cuenta todo lo expuesto anteriormente, algunos diputados socialistas empiezan a especular con la posibilidad de que Sánchez “ya sepa” que no va a poder aprobar los Presupuestos y “se haya sacado esta propuesta de la manga para retratar a la oposición”.

La otra opción, añaden, es que “no se haya percatado de que abrir el debate sobre la reforma constitucional dificulte acuerdos en otras materias, como los propios Presupuestos”.

Sea de ello lo que fuere, los más críticos no ocultan su enfado: “Yo no he visto a gente manifestándose por la calle para que se ponga fin a los aforamientos, pero sí por otras cuestiones, como la subida de las pensiones o la equiparación salarial entre hombres y mujeres… que solo serán posibles si se sacan adelante las cuentas del año que viene”.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?