Política

Díaz Ayuso y Margarita Robles, las únicas que saludan a los reyes con una reverencia en el homenaje a las víctimas del Covid

El resto de autoridades se han llevado la mano al pecho como gesto de bienvenida. La reina Letizia, visiblemente emocionada, sustituye a la princesa Leonor en la ofrenda floral

Pedro Sánchez y Carmen Calvo, en el homenaje a las víctimas del coronavirus.
photo_camera Pedro Sánchez y Carmen Calvo, en el homenaje a las víctimas del coronavirus.

Los reyes han presidido el homenaje de Estado a las víctimas de coronavirus. Un acto que ha tenido lugar en el Patio de Armas del Palacio Real y que también ha servido como reconocimiento al personal sanitario, con un sentimiento especial para los sanitarios fallecidos durante la pandemia, a través de sus familiares, presentes en la cita.

No han faltado momentos muy emotivos, con la intervención de Araceli Hidalgo, la primera persona no sanitaria vacunada en España, pero también para la esperanza.

Don Felipe y doña Letizia han llegado a las nueve menos diez de la mañana por el Patio del Príncipe, donde ya les esperaba el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para pasar después a saludar a todos los ministros, presidentes de las comunidades autónomas y demás autoridades.

Ha llamado la atención en la línea de saludos que solo la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y la ministra de Defensa, Margarita Robles, les han dado la bienvenida con una reverencia. El resto de autoridades se ha llevado la mano al pecho y ningún ministro de Unidas Podemos ha desairado esta vez a los reyes.

Los monarcas han tenido en ese momento oportunidad de hablar unos minutos con Araceli Hidalgo, que a sus 97 años no ha querido faltar a este homenaje, acompañada de su hija, su nieta y su bisnieta. Ha sido con ella con quien Felipe VI y doña Letizia se han entretenido más en la línea de saludos, antes de acceder al Patio de Armas para que diera comienzo el homenaje.

El testimonio de María Díaz, la hija del cirujano jefe del Hospital La Paz, Joaquín Díaz, fallecido en abril de 2020, ha provocado que la reina no haya podido evitar que los ojos se le llenaran de lágrimas. Unas palabras que María ha pronunciado acompañada de su madre y de sus hermanas, conteniendo también a duras penas la tristeza.

 

Raphael, apoteósico en Starlite

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable