Política

El dilema de Pablo Iglesias: pedir o no la baja por paternidad y cuándo hacerlo

Si la solicita en los primeros tres meses puede perderse la investidura. Si la disfruta después, una posible campaña electoral. Si no la coge, será acusado de “incoherente”

Pablo Iglesias e Irene Montero.
photo_cameraPablo Iglesias e Irene Montero.

Irene Montero dio a luz hace una semana por parto natural a una niña, su tercera hija (Aitana), en el Hospital Gregorio Marañón de Madrid. Pero los planes de Pablo Iglesias de repartirse la baja de paternidad al 50% con su pareja, como hizo tras el nacimiento de sus mellizos, se encuentran ahora mismo en el aire.

En aquel momento, Iglesias y Montero se repartieron la baja de paternidad para el cuidado de sus hijos con el fin de ser “ejemplares” y coherentes. “El cuidado de los hijos no puede ser una carga que siempre asuma de manera mayoritaria la mujer”, aseguró entonces el líder de Podemos.

En esta ocasión, el nacimiento de Aitana ha coincidido con las negociaciones para formar Gobierno, en pleno mes de agosto, tras fracasar Pedro Sánchez en su primer intento de investidura.

Por ahora, según ha podido saber Confidencial Digital por fuentes próximas a Podemos, Iglesias no descarta esta vez mantenerse en el foco si se precipita la precampaña electoral.

La decisión final se tomará llegado el momento, pero en la dirección de Podemos son conscientes de que habrá que reformular el escenario en caso de una repetición de las generales, como ya está previniendo la formación.

Pablo Iglesias podría optar entonces por, desde reducir su tiempo de baja para repartirse el cuidado de su hija, hasta tratar de mantener cierta actividad pública aún aligerando su agenda al máximo.

Coger o no la baja y cuándo

Sin embargo, según las fuentes cercanas a Podemos consultadas por ECD, el líder de la formación morada no pasa por alto esta vez que el permiso se entrecruza con dos importantes citas políticas todavía en el aire, por lo que su principal dilema ya no es sólo si coger o no la baja, sino cuándo hacerlo.

Queda pendiente un segundo intento de investidura por parte de Sánchez antes del 23 de septiembre. Si Iglesias solicita el permiso por paternidad en los primeros tres meses tras el nacimiento de su hija corre el riesgo de perderse la sesión de investidura y de no poder participar en el debate, ni pronunciar el discurso desde la tribuna del Congreso.

Si disfruta de la baja después de Irene Montero, se abren paso cada vez con más posibilidades unas nuevas elecciones generales que, de no fructificar una nueva investidura, se celebrarían el domingo 10 de noviembre.

En ese caso, los comicios pillarían a Pablo Iglesias en medio del permiso, además de coincidir también de lleno en las semanas previas con la campaña electoral.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes