Política

Ahora su objetivo son las generales de 2020

El plan que había diseñado Susana Díaz para ser presidenta del Gobierno

Secretaria general en julio, adelanto electoral en Andalucía en mayo, primarias en otoño, candidata a La Moncloa en diciembre de 2015

Susana Díaz en La Moncloa tras una reunión con Rajoy.
photo_cameraSusana Díaz en La Moncloa tras una reunión con Rajoy.

Ha asegurado que su prioridad es Andalucía y por eso no aspira a la secretaría general del PSOE, pero lo cierto es que Susana Díaz sí se había planteado en serio presentarse al congreso extraordinario de julio. La presidenta de la Junta, incluso, tenía un calendario de actuación previsto, que incluía el adelanto electoral de las andaluzas a mayo de 2015.

Según explican a El Confidencial Digital miembros del equipo de Susana Díaz, la dirigente andaluza decidió dar un paso adelante y postularse como candidata a liderar el PSOE después de hablar con la mayoría de los barones regionales del partido, quienes le mostraron un apoyo incondicional que luego escenificaron públicamente.

Los líderes autonómicos del PSOE aceptaban que la presidenta de la Junta “remodelara de arriba a abajo el partido”, siempre y cuando les mantuviera a ellos en el estatus que ahora ostentan. En ese sentido, apuntan las fuentes consultadas, no hay que olvidar que, en los próximos meses, hay primarias en algunas federaciones socialistas que podían deparar otros líderes regionales si Ferraz impulsara candidatos alternativos.

El calendario de Susana Díaz

Una vez escuchada la opinión de los barones del partido, Susana Díaz empezó a diseñar, en privado, un calendario de actuación a partir del congreso extraordinario de julio, que le permitiera compaginar las labores de presidenta de la Junta de Andalucía y las de secretaria general del Partido Socialista.

En el entorno de la sevillana aseguran que, una vez elegida nueva líder del PSOE, Susana Díaz tenía previsto retrasar las elecciones primarias para elegir candidato del partido a La Moncloa, previstas para el próximo mes de noviembre. La idea de la presidenta de la Junta era posponerlas para el otoño de 2015, uno o dos meses antes de las generales.

Esa maniobra iba aparejada al adelanto electoral de las andaluzas a mayo de 2015, para hacerlas coincidir con las municipales. El objetivo de Susana Díaz era ser elegida presidenta y estar así más legitimada para dar el salto definitivo a la política nacional.

Después de esos comicios, y coincidiendo con la celebración de las primarias en septiembre-octubre, Díaz presentaría su candidatura para convertirse en cabeza de lista para las generales y ser, de ese modo, secretaria general del PSOE y candidata del partido a la presidencia del Gobierno en diciembre.

Objetivo: las siguientes generales

Las fuentes del PSOE andaluz consultadas por El Confidencial Digital aseguran que, pese a la renuncia ayer a la secretaría general del partido, Susana Díaz mantiene como objetivo claro pasar a la política nacional.

En concreto, aseguran que “para 2019 o 2020”, cuando se celebren las siguientes elecciones generales en España tras las del año próximo, la presidenta de la Junta ya estará en Madrid: “En círculos privados, cuando se le pregunta, ella siempre señala, como año redondo, el 2020 para dar el salto”.

No obstante, el entorno de la sevillana asegura que “no esperará tanto” para tener cada vez más presencia en Ferraz. En este sentido, y a pesar del enfado con Alfredo Pérez Rubalcaba, las fuentes consultadas no descartan que Díaz acepte, “si el nuevo secretario general se lo pide” algún cargo orgánico en la nueva ejecutiva. Un cargo, eso sí, “que no le desgaste de cara al futuro en la política nacional”.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable