Política

La división entre los nostálgicos del franquismo provoca que Falange se quede sin la Plaza de Oriente por el 20-N

Movimiento Católico Español se adelantó en comunicar a la Delegación del Gobierno en Madrid un acto en ese mismo lugar y a la misma hora del domingo 22

Acto en recuerdo de Franco en la Plaza de Oriente.
photo_camera Acto en recuerdo de Franco en la Plaza de Oriente.

Partidos políticos y entidades del entorno de la ultraderecha y el falangismo están convocando a sus simpatizantes para movilizarse en torno al 20 de noviembre, aniversario de la muerte de Francisco Franco en 1975 y del fusilamiento de José Antonio Primo de Rivera en 1936.

FE-La Falange, la Hermandad de la Vieja Guardia y FE de las JONS organizarán una marcha a pie desde la calle Génova de Madrid hasta la puerta del Valle de los Caídos -ya que no pueden entrar con sus camisas azules, banderas...- para llevar una corona de flores en homenaje a Primo de Rivera, fundador de Falange fusilado por los republicanos en Alicante durante la Guerra Civil, cuyos restos podrían ser trasladados si se aprueba la Ley de Memoria Democrática.

Este acto estaría más dedicado a la memoria de José Antonio Primo de Rivera, mientras que algunos grupúsculos podrían ir al Cementerio de Mingorrubio-El Pardo a honrar a Franco. Además, cada año se celebra el domingo más cercano al 20-N un acto en la Plaza de Oriente, el mismo lugar en el que Franco reunía a sus fieles durante la dictadura.

La concentración en la Plaza de Oriente de este año llega con polémica entre dos colectivos que suelen impulsar este tipo de actos.

“No” a La Falange

Confidencial Digital ha podido saber que La Falange presentó el 27 de octubre un escrito en la Delegación del Gobierno en Madrid en el que comunicaba la convocatoria de una manifestación, el 22 de noviembre, desde la Plaza de Callao hasta la Plaza de Oriente, en Madrid, entre las 11:30 y las 14:30.

El objetivo de esa marcha era exigir la derogación de la Ley de Memoria Histórica, ahora que el Gobierno de Pedro Sánchez pretende ir más allá y aprobar una Ley de Memoria Democrática que podría perseguir todo acto de exaltación de la dictadura.

Hasta ahora este tipo de actos se han celebrado sin que la Delegación del Gobierno los haya vetado. En esta ocasión, La Falange recibió una negativa: “No deberá llevarse a cabo la manifestación comunicada por usted para el 22 de noviembre”.

¿Cuál era el motivo del veto? Que “con anterioridad” a la comunicación de manifestación registrada por La Falange “tuvo entrada en esta Delegación del Gobierno un escrito del Movimiento Católico Español, en el que comunicaban la celebración de una concentración que coincide en la misma fecha, lugar (Plaza de Oriente) y horario (10:00 a 14:30) que la comunicada” por La Falange.

Movimiento Católico Español es un partido fundador por un ex de Fuerza Nueva, José Luis Corral, y que reivindica a Franco y al bando franquista de la Guerra Civil, que considera una “Cruzada”. Tiene un carácter más conservador, frente a las posiciones nacionalsindicalistas de La Falange.

El vídeo del día

La compraventa de viviendas sube un 1,9% en noviembre.

En años anteriores se unieron

Se da la circunstancia de que en años anteriores el acto de la Plaza de Oriente por el 20-N había sido un evento unitario, con participación tanto de Movimiento Católico Español como de La Falange y de otras organizaciones afines.

Este año, sin embargo, cada organización lo convocó por su cuenta, Movimiento Católico Español se adelantó al comunicarlo a la Delegación del Gobierno y de esta forma La Falange no podrá celebrar un acto propio en la Plaza de Oriente.

Movimiento Católico Español ya está difundiendo la convocatoria para que sus simpatizantes acudan a las 12:00 del domingo 22 de noviembre a ese punto de Madrid.

Emyfv8VW4AIPm2t

Por su parte, La Falange ha decidido desvincularse totalmente de este evento. Este partido desliza que “pudiera parecer que la Delegación del Gobierno se siente más cómoda dando la calle a una organización ultraderechista y reaccionaria”, como tildan al Movimiento Católico Española, “que abriéndola a un partido revolucionario y patriota”, como se define La Falange.

Este partido critica que “las apariciones públicas del Movimiento Católico Español y las personas que lo representan, con la vieja habilidad de la derecha española de convertir en repugnantes las cosas bellas que toca, son bocado exquisito para los medios de comunicación al servicio del poder, cuyos micrófonos y cámaras no les faltarán […] Allá las delegaciones del Gobierno acomodaticias y los patéticos movimientos reaccionarios”.

Alianzas y divisiones

No son infrecuentes las pugnas y discrepancias entre organizaciones del ámbito de la ultraderecha. Se han intentado unir en plataformas como La España en Marcha, que se presentó a las elecciones europeas de 2014 y congregó a FE-La Falange, Nudo Patriota Español, Alianza Nacional y Movimiento Católico Español.

Ahí fueron en una misma lista La Falange y Movimiento Católico Español, pero sin embargo se desvinculó a última hora Democracia Nacional.

Ahora el choque se ha producido entre La Falange y Movimiento Católico Español, aunque desde el primer partido señalan que ya en las últimas elecciones municipales en Madrid se había presentado una sola candidatura unitaria en Madrid, la de FE de las JONS con gente de las dos Falanges e “independientes”, y finalmente Movimiento Católico Español y su líder lanzaron otra candidatura también en Madrid.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?