Política

La respuesta indignada de los empresarios a Pablo Iglesias: “Nos acusa de presiones y estamos salvando al Gobierno”

Tres reproches: 1) “Compramos nosotros las mascarillas porque vosotros no sabíais”. 2) “Los bancos hemos aplazado hipotecas y las eléctricas no hemos cortado la luz”. 3) “No estamos aplicando ERTEs”

Pablo Iglesias ha vuelto a cargar contra los “poderosos” en televisión. Pero las grandes empresas no se han quedado calladas ante los ataques del vicepresidente, quien aprovechó el altavoz mediático de una entrevista en ‘Salvados’ (laSexta), para acusarles de “presionar” al Gobierno. La respuesta indignada de los empresarios no se ha hecho esperar.

Iglesias también aprovechó para marcar distancias con el PSOE, tratando de presentarse como un vicepresidente segundo ‘outsider’ de su propio Gobierno

Descargó en el sector socialista aquellas medidas más polémicas que se incumplen -frenar la subida de la luz; la congelación del salario mínimo… - y justificó el rol de su partido en “la correlación de fuerzas” al disponer solo de 35 diputados.

El vídeo del día

IAG pierde 6.923 millones en 2020 frente a beneficios de 2019 por el Covid

Pero el vicepresidente se mostró especialmente duro contra “los ricos” y los empresarios, o como lo define él: “los poderes económicos y mediáticos”. Hay que recordar que el odio y el resentimiento contra los “poderosos” se ha convertido en el principal motor de la carrera política de Iglesias.

Confesó que se ha reunido “con menos ricos y poderosos de los que cabía esperar dadas mis responsabilidades. Son peores de lo que yo imaginaba. Ningún rico y poderoso está dispuesto a aceptar una decisión que afecte a su riqueza y poder. Es la puñetera verdad”, fue su contundente acusación.

Pablo Iglesias denunció también que recibe presiones “cada día”, señaló a los “brazos mediáticos de los grandes poderes de este país” y llegó a acusar a los ministros del sector del PSOE del Ejecutivo de hablar por boca de empresarios y patronales.

“Los que presionan están salvando al Gobierno”

Pues bien. Según ha podido saber Confidencial Digital por fuentes empresariales de alto nivel, los ataques de Pablo Iglesias han indignado a la clase empresarial, que no entiende justamente ahora estas críticas del vicepresidente del Gobierno, al tiempo que las califica de “completamente injustas”.

En los despachos de algunas de las principales compañías del Ibex no salen estos días de su asombro por las palabras de Iglesias. Hasta el punto de que altos ejecutivos destacados reprochan duramente su actitud al líder de Podemos: “No sé cómo no le da vergüenza. Algunos de los que él insinúa que le presionan están salvando al Gobierno”.

“Compramos mascarillas porque ellos no sabían”

Varias grandes empresas recuerdan, por ejemplo, que Inditex ha jugado especialmente un papel decisivo en la lucha contra el coronavirus. El Ejecutivo recurrió al gigante textil para “traer a España enormes cargamentos de mascarillas, guantes y respiradores en los momentos más duros de la pandemia”, cuando existía desabastecimiento en el mercado y era sumamente complicado adquirir material sanitario de forma urgente para proteger del virus a la población.

El tiempo

(pulsar sobre el mapa para ver el tiempo de hoy)

Unas gestiones que protagonizó Pablo Iglesias, como vicepresidente de Derechos Sociales, mientras dirigentes de Podemos como Echenique y Monedero despellejaban a Amancio Ortega”, reprochan. “Algunas grandes empresas compraron mascarillas porque el Gobierno no sabía hacerlo y los proveedores les estaban engañando”, afean.

El gigante textil puso en valor su implantación mundial y ofreció su amplia red de distribución para abrir un corredor sanitario con China, país que estaba exportando material a países occidentales, entre ellos España. Puso desde el primer momento a disposición del Gobierno, y en concreto del Ministerio de Sanidad, las instalaciones de Inditex.

Hay que recordar que el dueño de Zara, Amancio Ortega, ya había protagonizado en el pasado donaciones a centros sanitarios, muy criticadas, sin embargo, por Pablo Iglesias, que siempre defendió que la Sanidad Pública no puede depender de la “limosna” –dijo- de empresarios ni de la voluntad de las grandes fortunas.

El vicepresidente fue uno de los que criticaron la donación de 300 millones para renovar equipos oncológicos en toda España, especialmente los destinados a realizar mamografías. En cambio, no se llegó a pronunciar en público sobre Amancio Ortega y su colaboración desinteresada con el Gobierno en un momento crítico para el país.

Se ha aceptado el “escudo social” de Iglesias

En esas mismas jornadas complicadas, con casi un millar de fallecidos diarios, Iglesias también contactó con otros grandes empresarios del Ibex como la presidenta del Banco Santander, Ana Botín, el de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, y el de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán.

Les pidió a todos ellos herramientas de apoyo a las familias en un momento verdaderamente excepcional para el país. Esas gestiones fueron un encargo directo del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez

Las fuentes empresariales consultadas por ECD reivindican ahora que el apoyo de las principales compañías españolas permitieron comenzar a forjar el “escudo social” del que ahora presume Pablo Iglesias para hacer frente a las consecuencias económicas provocadas por el Covid.

Los bancos aceptaron empezar a aplicar moratorias en las hipotecas y en créditos al consumo, las eléctricas se mostraron dispuestas a no cortar el suministro de luz y gas a familias vulnerables. Además, pusieron sobre la mesa medidas para ayudar a sus clientes a sobrellevar el pago de sus facturas. 

Mientras Iberdrola optó por fraccionar el pago de los recibos durante un año, Naturgy concedió la posibilidad de prorrogar las facturas durante seis meses y Endesa anunció, desde un primer momento, que no efectuaría ningún corte de la luz por impago de la factura durante esta situación excepcional.

“Hemos ahorrado dinero al Estado de los ERTEs”

Por si todo esto fuera poco, los grandes empresarios también ponen en valor que, salvo grandes compañías como Iberia o El Corte Inglés, que han visto fuertemente castigado su negocio por las restricciones, “la mayoría de compañías del Ibex hemos ahorrado dinero al Estado no aplicando ERTEs”, destacan en una importante multinacional del país.

Bancos como el Santander se comprometieron desde el comienzo de la pandemia a mantener el empleo en España y a no aplicar ERTEs durante la crisis. Una decisión que también tomó poco después Inditex. “Han sostenido con recursos propios el pago de la retribución a toda su plantilla en España”, explican.

Tampoco las empresas de energía, como Iberdrola, Repsol, Endesa o Naturgy, se han sumado a la avalancha de ERTEs de otros sectores, como el del comercio, la hostelería y el turismo. Recuerdan que el energético es un sector de interés económico esencial. 

Su actividad no se ha detenido aunque la demanda de electricidad sí ha registrado un importante descenso. Sin embargo, no se han llevado a cabo reducciones de personal porque se trata de un sector que debe mantenerse en funcionamiento para garantizar el suministro.

Otras compañías como Telefónica “han sostenido a España a través de las redes durante los meses de confinamiento, tampoco ha realizado ningún ERTE y ha mantenido el dividendo en 2020”.

Coca Cola también ha apostado por el mantenimiento de los 4.300 empleos que tiene en el país, descartando cualquier medida laboral a pesar del cierre de establecimientos del canal Horeca (hoteles, restaurantes y cafeterías). 

Incluso, Amazon ha creado 1.500 nuevos empleos a tiempo completo y parcial, en los centros y red logística de la compañía en toda España.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?