Política

Disensiones entre Unió y Convergéncia

Cinco encontronazos que explican el órdago de Durán i Lleida a Artur Mas

Las palabras de Homs sobre el Rey, contactos con la ANC y Reagrupament, el término 'independencia' en el programa electoral de las europeas, y la ley de abdicación del monarca

Duran i Lleida y Artur Mas.
photo_cameraDuran i Lleida y Artur Mas.

Ha sido un mes de vértigo. El líder democristiano catalán se ha cansado de jugar el difícil papel de intentar frenar la deriva soberanista iniciada por las huestes de Artur Mas hace dos años. La federación catalana de CiU está en estado de coma.

Treinta días de enfrentamientos constantes entre los hombres de Josep Antoni Duran i Lleida, líder de Unió Democrática, y los de Artur Mas, presidente de la Generalitat y de Convergencia Democrática, han provocado el órdago del democristiano al hacerse pública su “reflexión” de que podría abandonar sus cargos en la coalición CiU y presentarse en solitaria a las próximas elecciones autonómicas.

Algunas fuentes lo dan por hecho, otras aseguran que se trata sólo de una idea y que la decisión no está tomada pero, unos y otros, coinciden en que se trata de un golpe durísimo a la histórica federación y a la deriva secesionista de su principal partido, Convergencia. También al inmovilismo del PP respecto a Cataluña.

Según relatan fuentes catalanas, las últimas semanas que han precedido a la posible ruptura de la coalición han sido “muy tensas”. Estos son los cinco encontronazos que han enquistado aún más las relaciones entre ambos partidos, a cuenta del soberanismo.

-- Término 'independencia' en el programa electoral de las europeas. Como ya ocurriera a la hora de consensuar el programa electoral de CiU a las elecciones autonómicas de 2012, la pretensión de los convergentes de incluir la palabra “independencia” en el programa motivó una dura batalla con sus socios de Unió. “Al final se pudo arreglar quitando esa palabra y sustituyéndola por otras como Estado propio y esas cosas”, explican fuentes catalanas.

-- Reuniones con la Asamblea Nacional de Cataluña. Otro momento de tensión entre ambos socios fue cuando, a la hora de preparar el programa electoral, los convergentes prepararon una reunión con la ANC que lidera Carme Forcadell. La ANC está un paso más allá de la radicalidad de CiU y propone incluso la declaración unilateral de independencia en caso de que no se llegue a hacer la consulta el 9-N. “Los representantes de Unió se negaron a acudir a esa reunión con la ANC. Fue otro momento crítico”, explican en Barcelona.

-- Tensiones en la campaña: Reagrupament entra en escena. Los quince días de la campaña no fueron fáciles para los representantes de Unió por la deriva soberanista y la presencia de banderas independentistas y gritos de independencia que solía haber en los mítines de la federación. Pero la gota que colmó el vaso fue cuando los convergentes se presentaron a una de las reuniones habituales de seguimiento de la campaña electoral con un miembro de Reagrupament, el partido independentista de Joan Carretero. “Los de Unió se levantaron de la reunión y a partir de entonces los dos socios acabaron la campaña cada uno por su lado”, aseguran fuentes catalanas.

-- Abdicación del Rey y presencia de Artur Mas en la proclamación de Felipe VI. Votar sí o votar no a la ley de abdicación del monarca ha sido uno de los puntos de fricción más importantes. Los representantes de Unió eran más partidarios del 'sí', frente al núcleo duro convergente que pretendía imponer el no y explicarlo en clave nacionalista. Duran i Lleida impone la abstención y el argumento es que “se ha cocinado la ley sin que nos consultaran”. El president Artur Mas asegura que estará de viaje y no podrá acudir a la proclamación de Felipe VI. Otra guerra con Duran i Lleida, que quiere que acuda. “Si queremos que el nuevo rey nos preste su atención y nos ayude con el problema catalán, ¿cómo podemos no ir a su proclamación?”, argumentaban en Unió. Finalmente, Mas da su brazo a torcer y cede.

-- Palabras de Francesc Homs. Las declaraciones del portavoz de la Generalitat, Francesc Homs, asegurando que el Rey abdicaba para mantener la empresa familiar caen como un jarro de agua fría en las huestes de Unió. Desafortunadas es lo mínimo que aseguran en privado. Homs, a quién la mayoría responsabiliza como la cara visible del núcleo duro de los soberanistas que ha llevado al propio Artur Mas a un callejón sin salida, rectifica poco después.

Tras este mes caótico y vertiginoso, El Periódico de Cataluña avanza el domingo que Duran i Lleida quiere dar un paso atrás. Dirigentes de Unió como Joana Ortega, número dos del partido, matizan el propio domingo y el lunes que se trata de una “reflexión” pero que no está nada decidido.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes