Política

ERC se ha propuesto cargarse a Yolanda Díaz

La alianza con Ada Colau les está quitando votos en Cataluña. Ha trasladado a Moncloa que votará en contra de cualquier iniciativa que lidere la vicepresidenta

Gabriel Rufián interviene ante el pleno del Congreso de los Diputados.
photo_camera Gabriel Rufián interviene ante el pleno del Congreso de los Diputados.

La dirección de ERC se ha sincerado en Moncloa. Ha trasladado en privado al gabinete de Pedro Sánchez que su objetivo es cargarse a Yolanda Díaz. Es su “pieza a batir”, expresión utilizada textualmente, porque ven a la vicepresidenta junto a Ada Colau como un cartel fuerte en Cataluña en las próximas generales. Y han advertido de que tumbarán cualquier iniciativa que ella lidere.

Después de votar la semana pasada en contra de la convalidación de la reforma laboral, ERC se ha reivindicado en privado como socio de preferencia del Gobierno. Según ha podido confirmar Confidencial Digital por fuentes conocedoras de esos contactos discretos, los republicanos han trasladado al equipo de Pedro Sánchez en Moncloa que el rechazo al proyecto estrella de Yolanda Díaz ha buscado precisamente “cerrar el paso” a la vicepresidenta.

Han advertido también de que no existe una mayoría alternativa a la que formaron los partidos que facilitaron la investidura del presidente del Gobierno. “La única mayoría es la de la investidura”, han insistido en las últimas horas al gabinete del jefe del Ejecutivo.

En ERC asumen que la reforma laboral salió adelante gracias a una “carambola”. Eso pone en “evidencia”, explican, que más allá de jugadas “rocambolescas”, “no hay mayorías alternativas” en el Congreso que sean diferentes a las de los grupos de izquierda, con los nacionalistas y los independentistas.

Esto no va contra Sánchez ni contra el PSOE

Fuentes con acceso a La Moncloa admiten a ECD que Esquerra se ha ofrecido para seguir “trabajando” con el Gobierno en aquellas leyes o reformas que puedan ser “útiles para la ciudadanía. “Esto no va ni contra Pedro Sánchez ni contra el PSOE”, aseguran que les han transmitido los dirigentes de ERC.

Eso sí. Insisten en la premisa de que el Ejecutivo no puede actuar, según les han advertido los republicanos, “como si tuviera la mayoría absoluta”.

En la parte socialista del Ejecutivo explican que ERC ha visto el precipicio de lo que puede pasar con la votación de la reforma laboral, que fue aprobada el pasado jueves gracias a la equivocación de un diputado del PP.

“La pieza a batir por Rufián es Yolanda Díaz”

Las fuentes de Esquerra reconocen que el mensaje que se ha trasladado a Moncloa es que el líder de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, ha señalado a Yolanda Díaz como “la pieza a batir”.

Explican que la afirmación de Rufián sobre que “no votamos ni apoyamos proyectos personales”, en clara alusión (sin citarla) a la vicepresidenta, es “toda una declaración de guerra”.

 

Y advierten además de que “Yolanda se ha equivocado profundamente puenteando a Rufián, que es su interlocutor en el Congreso y en Madrid, reuniéndose con Pere Aragonès y Roger Torrent en Barcelona”.

En la cúpula de ERC no pasan por alto que Rufián y Díaz acabarán siendo rivales en las próximas elecciones generales y que el choque de estos días anticipa una carrera por demostrar “quién es más de izquierdas”.

La legislatura es larga y Esquerra entiende que el PSOE y Unidas Podemos les van a seguir necesitando en el Congreso, como en el caso de la aprobación de la Ley de Vivienda, la reforma de la Ley de Seguridad Ciudadana (‘ley mordaza’) o la Ley de Memoria Democrática.

Pero la advertencia de los republicanos a Moncloa ha sido clara. Están dispuestos a votar en contra de cualquier iniciativa parlamentaria que lidere la vicepresidenta en lo que queda de legislatura.

La alianza con Ada Colau les quita votos

El motivo de esta estrategia es la constatación en Esquerra Republicana de que la alianza de Yolanda Díaz con Ada Colau ya les está quitando votos en Cataluña. En estos momentos, el gran rival ya no es solo el PSC, sino también los Comunes. Eso dicen los sondeos internos que maneja el partido.

Pere Aragonès, que además de presidente de la Generalitat es el coordinador nacional de ERC, se ha puesto de perfil en esta guerra. Pero Rufián sabe que será él quien tendrá el problema dentro de ERC si Yolanda Díaz como candidata se acaba llevando buena parte de los votos de los republicanos en las elecciones generales al ámbito de Podemos-Los Comunes.

Montero y Belarra se distancian de Díaz

En medio de esta ofensiva de ERC contra la vicepresidenta, no se pasa por alto que Irene Montero e Ione Belarra se ausentaron del debate sobre la reforma laboral media hora después de que comenzase. Solo el ministro de Universidades, Joan Subirats, que pertenece al partido de Colau, respaldó a Díaz durante el pleno en el Congreso.

También hay que destacar las reuniones de la ministra de Igualdad con dirigentes de ERC en Barcelona, desveladas por ECD, para que la reforma laboral no se aprobase con los votos de la derecha. Montero mantuvo contactos ocultos con Pere Aragonès y Gabriel Rufián, buscando que impusieran a la vicepresidenta una legislación “más de izquierdas”.

Por si fuera poco, Unidas Podemos acaba de estrenar un nuevo capítulo en la legislatura con una propuesta fiscal para subir los impuestos: cerca de 30.000 millones de euros al año.

En la cúpula de la formación morada admiten que “es un plan que desafía a Pedro Sánchez, pero también evidencia y pone de manifiesto las diferencias existentes con Yolanda Díaz”.

Acercamiento de los morados a ERC

Los dirigentes de Unidas Podemos, de hecho, no han tardado más que unos pocos días en mostrar públicamente gestos de sintonía con varios de los socios favoritos del Gobierno, como Esquerra, que se distanciaron al oponerse a la convalidación de la reforma laboral.

Por ejemplo, la diputada Marta Rosique y el senador Gorka Elejabarrieta representaron este lunes a ERC y EH Bildu en el acto en el que Montero y Belarra lanzaron la propuesta paralela de los morados al plan de reforma fiscal que maneja el Ministerio de Hacienda.

Ambas ministras moradas aprovecharon para agradecer la presencia de los miembros de ERC y Bildu y recalcaron que no hay otra vía para “dar un giro de 180 grados” en materia fiscal si no es con el bloque que dio luz verde a la investidura de Pedro Sánchez en enero de 2020.

Una cordialidad -en línea con lo expresado el día de la votación de la reforma laboral por fuentes de Podemos, que auguraron que en cuestión de días el miembro minoritario de la coalición de Gobierno recuperaría el contacto con las fuerzas afines- que contrasta con la dureza expresada por Yolanda Díaz con ERC.

Sigue el fuego cruzado entre ERC y Díaz

El fuego cruzado entre ERC y Díaz ha seguido produciéndose en las últimas horas. Rufián se ha mostrado muy duro, en público y en privado, con la vicepresidenta segunda, y en el equipo de la ministra de Trabajo hay sensación de que el portavoz republicano en el Congreso ha excedido algunos límites.

El Ministerio de Trabajo sigue amenazando con hacer públicos los documentos de la negociación, pese a que Díaz afirmó este domingo en ‘Salvados’ que ella no filtraba información, y en ERC responden que si lo hacen, ellos responderán.

Los comunes encarecen su apoyo en Cataluña

Mientras tanto, los Comunes no cumplirán su amenaza de dejar sin apoyo parlamentario al gobierno de ERC en Cataluña.

Al final, el partido de Ada Colau seguirá negociando los apoyos a la Generalitat en aquellas cuestiones que les interesen, como la nueva Ley de Vivienda, las rebajas de impuestos a las clases bajas o nuevos tributos como el que quieren aplicar a los alimentos hiperelaborados.

Ahora bien, han advertido a Pere Aragonés que las negociaciones serán más complicadas, después que Gabriel Rufián dejase en la estacada la reforma laboral de Yolanda Díaz y pusiese en riesgo el Gobierno de coalición que preside Pedro Sánchez.

Putin promulga los tratados de adhesión a Rusia de Donetsk, Lugansk, Jersón y Zaporiyia

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable