Política

Errejón ajusta cuentas con Pablo Iglesias y Alberto Garzón en una revista americana

Asegura que el grueso de la militancia en Unidas Podemos proviene de Izquierda Unida y arremete contra la ausencia de críticas internas en el partido

Íñigo Errejón, Alberto Garzón y Pablo Iglesias en abril de 2017
photo_camera Íñigo Errejón, Alberto Garzón y Pablo Iglesias en abril de 2017

La política española está acostumbrada a la disputa discursiva entre dos amigos separados por los entresijos de la izquierda nacional. En esta ocasión, sin embargo, Pablo Iglesias e Íñigo Errejón tratan de imponer su versión de los hechos desde el otro lado del Atlántico.

Si hace un mes Iglesias concedía una entrevista en Jacobin Magazine -nicho mediático del marxismo en Estados Unidos- esta semana ha sido el líder de Más País quien ha querido exponer su visión de Unidas Podemos en este mismo medio, así como el devenir de los acontecimientos que propiciaron su salida del partido que ayudó a configurar. 

Lo que pudimos, lo que podremos es el título del ensayo que Errejón ha publicado en la versión latinoamericana de la revista. Un escrito que supera las 10.000 palabras de extensión en el que desgrana la historia de Podemos y sus opiniones personales sobre la deriva del partido.

Una de las principales conclusiones del artículo es que la rápida construcción de la formación, ante la posibilidad de alcanzar cotas de poder de forma fugaz, condujo a un hiperliderazgo que diluyó las posibilidades de crítica o debate entre la militancia. "Reconozco los efectos perniciosos del modelo organizativo que de esas prioridades políticas se derivaba", admite Errejón. "La estalinización progresiva de la vida y el clima interno de Podemos fue expulsando a los compañeros y las compañeras más sensibles y menos duchos en las batallas internas; más importante aún, se convirtió en una máquina de expulsión del talento", añade el político de Más País. 

El antiguo ideólogo de la formación morada desgrana el germen político de Podemos, basado en el movimiento estudiantil precursor de las movilizaciones del 15M y en militantes de Izquierda Anticapitalista, y advierte: "De manera significativa, las dos fueron acorraladas y purgadas hasta encontrarse hoy ambas fuera de Unidas Podemos".

Errejón arremete a continuación contra la actual cúpula del partido, a quien acusa de provenir del Partido Comunista, integrado por IU. "Como en otros casos en la historia, la dirección actual –biográfica y políticamente formada en el PCE y sus juventudes y aupada como camarilla de Iglesias (...) supedita sus posiciones a la maximización del poder interno". El político tilda a la situación de la cúpula como el "nuevo oficialismo" en el partido.

Oposición a la fusión con Izquierda Unida

A lo largo de todo el ensayo, Íñigo Errejón se muestra crítico con la fusión política que constituyó la marca de Unidas Podemos. "Hoy casi nadie lo recuerda pero no puede ser más revelador: la Iniciativa Podemos nació como un desafío a Izquierda Unida para que realizase primarias abiertas para las elecciones europeas", argumenta el político.

En sus conclusiones finales, Errejón ejecuta un repaso sobre la actual situación del partido. "Se desangra en los territorios, ha perdido la mitad de su peso en el Congreso en tan solo tres años y ya no es en modo alguno el faro intelectual y cultural de la vida política española que fuese. Pero sus dirigentes se sientan en el Consejo de Ministros, y pocas cosas generan tanto poder como la apariencia de poder", opina. "Ha terminado expulsando a Teresa Rodríguez y los anticapitalistas y se dirige a un proceso de fusión lenta con IU-PCE". 

El diputado lamenta que Unidas Podemos haya abandonado la construcción de un espacio electoral más amplio para convertirse en un referente de la izquierda tradicional. Errejón considera que la izquierda se encuentra en situación de retroceso con la coalición de gobierno "tras tres años política y culturalmente a la ofensiva" y que han regresado a los ejes políticos tradicionales, sustentados sobre la polarización entre la izquierda y la derecha. 

El ensayo publicado en Jacobin Latinoamérica abandona el tono beligerante en sus párrafos finales, y concluye con un aviso dirigido al gobierno de coalición: "Pagarán el mismo precio por ser atrevidos que por no serlo, en tanto que la derecha en España no les culpa de hacer sino de ser".

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?