Política

El escándalo del espionaje con Pegasus reactiva la guerra Margarita Robles-Marlaska

“Viene a por mí”. Indignación de la ministra de Defensa por el desmarque del titular de Interior asegurando que su departamento no había adquirido el sistema espía

Pedro Sánchez y Fernando Grande-Marlaska.
photo_camera Pedro Sánchez y Fernando Grande-Marlaska.

Margarita Robles ha quedado en el punto de mira por las consecuencias del ‘caso Pegasus’, dado que se apunta al CNI como protagonista y ese organismo depende de la ministra de Defensa. Pero también porque Podemos y Esquerra han pedido expresamente su cese… y ahora se puede contar que se ha reactivado la guerra con el ministro Fernando Grande-Marlaska.

Tal y como reveló Confidencial Digital, Pedro Sánchez se ha mostrado dispuesto a ofrecer a ERC la cabeza de la directora del Centro Nacional de Inteligencia, Paz Esteban, como una forma de intentar pacificar la situación. Pero también para proteger a Margarita Robles.

Marlaska ataca

Como decimos, la ministra de Defensa no solamente tiene problemas con Esquerra y Podemos. “Marlaska viene a por mí”. Este es el comentario que, según ha sabido Confidencial Digital por fuentes del Gobierno, ha realizado Robles a personas de su confianza sobre la actuación del ministro del Interior respecto al caso de espionaje a independentistas catalanes.

Cuando estalló el ‘caso Pegasus’, Moncloa ordenó a todos los miembros del Ejecutivo no hacer ningún comentario en público. Una instrucción que Marlaska incumplió hace unos días, cuando, no solamente habló del asunto, sino que afirmó que Interior no había comprado ese programa y que su ministerio no había tenido acceso a esas informaciones “en ningún momento”.

En opinión de Margarita Robles, esa intervención apuntaba directamente al CNI, al ministerio de Defensa y a ella misma en persona. La dejó a los pies de los caballos.

Una vieja guerra

Fuentes internas del Consejo de Ministros recuerdan que el enfrentamiento entre Margarita Robles y Fernando Grande Marlaska es una las rupturas más profundas en el Gobierno, a la vez que una de las más desconocidas desde fuera. Dentro del equipo ministerial se habla incluso de una “convivencia imposible”.

Fuentes del Ejecutivo, a las que ha tenido acceso Confidencial Digital, explican que las tensiones “vienen de lejos”, de los tiempos en que ambos eran magistrados, aunque se han intensificado desde que coinciden en el Consejo de Ministros.

Salió a la luz, por ejemplo, con motivo del despliegue de la Unidad Militar de Emergencias en Madrid, durante la gran nevada causada por ‘Filomena’, decidida por la ministra de Defensa sin contar para nada con su colega de Interior.

Limpia en la Guardia Civil

Otro incidente se registró con la destitución del coronel de la Guardia Civil Diego Pérez de los Cobos, seguida por una cadena de ceses y de dimisiones en la cúpula del cuerpo. Personas próximas a Marlaska comentaron entonces: “Todo el Gobierno, desde el presidente al ministro de Consumo han arropado al ministro, mientras que Margarita Robles ha evitado darle el más mínimo apoyo”.

 

Ese “lavatorio de manos” resultó especialmente significativo porque la Guardia Civil, un cuerpo con régimen militar, depende de Defensa en el capítulo jerárquico, aunque en términos operativos está adscrita a Interior. Esa doble condición ha acentuado la mutua frialdad entre los dos ministros.

Un nombramiento sin consultar

Robles no acabó de encajar tampoco que Marlaska rompiera una costumbre y designara a María Gámez como directora general de la Guardia Civil sin haberle consultado. La ministra no ocultó su enfado por ese nombramiento. De hecho, exteriorizó el malestar con su ausencia en el acto de toma de posesión, pese a ser ella la superiora jerárquica de Gámez.

Con estos antecedentes, un compañero que coincide con ambos los martes, en el Consejo de Ministros, se muestra contundente: “Ni Marlaska, ni Margarita. Ninguno de los dos hace ya por disimular que no se tragan. La relación entre ellos es más que tensa, y no se cortan un pelo en criticarse abiertamente y llevarse la contraria durante las reuniones de los martes”.

Raphael, apoteósico en Starlite

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable