Política

Estaba previsto que la instrucción acabara en octubre

El peor escenario para el PP. El caso Púnica se alarga hasta vísperas de las elecciones municipales

Las declaraciones de Granados han provocado que la Fiscalía tenga que investigar sus revelaciones

Francisco Granados, en la Audiencia Nacional.
photo_cameraFrancisco Granados, en la Audiencia Nacional.

Mariano Rajoy ha anunciado varias veces que su intención es agotar la legislatura y no convocar elecciones generales hasta 2020. Sin embargo, sí habrá comicios municipales, cuya la campaña electoral podrá verse enturbiada por los casos de corrupción que afectan al PP. En concreto, la trama Púnica.


Según ha podido saber El Confidencial Digital, la investigación de la red corrupta del PP madrileño no finalizará antes de un año; es decir, que la apertura de juicio oral no quedará fijada antes de 2019.

Esta extensión se debe a las nuevas diligencias que solicitará la Fiscalía, a la luz de las declaraciones de Francisco Granados tras su salida de la cárcel. Si bien en el juzgado central de instrucción 6 no conceden demasiada credibilidad a sus afirmaciones, porque no aportó pruebas, admiten que el Ministerio Público tendrá que abordar los nuevos datos.

Fuentes cercanas al caso señalan a ECD que aún es necesario determinar hasta qué punto está implicado el empresarios de OHL Juan Miguel Villar Mir, imputado el pasado 1 de febrero en la causa.

La imputación es muy reciente, a raíz de las últimas pesquisas de la policía judicial, que detecta indicios de delito en las anotaciones de la agenda de Granados. En concreto, el ex secretario general del PP madrileño señaló al empresario como el pagador de comisiones al partido a cambio de la concesión de obra pública.

A pesar de que en su momento los interrogadores de Granados calificaron de mitin la declaración del cerebro de la Púnica, fuentes cercanas al caso señalan que tendrán que investigarse sus polémicas afirmaciones, aunque no haya presentado pruebas, y determinar el alcalce real de sus palabras.

Estas pesquisas se alargarán previsiblemente hasta dentro de un año, lejos del octubre de 2018 que se pronosticaba hasta hace no mucho. Lo que para el PP significa un duro revés: el fin de la instrucción y la apertura de juicio oral estallarán justo antes de la campaña electoral de las municipales.

Es el peor escenario para los 'populares': no sólo tendrán que defenderse de Ciudadanos, su principal rival, y tratar de ganarle terreno al PSOE en sus feudos tradicionales, sino que además tendrán que hacerlo sorteando el escándalo de corrupción en Madrid. Uno de sus territorios más fieles, por cierto.

Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo