Política

¿Estado de alarma en agosto? Pedro Sánchez no lo descarta

Ha prohibido a los ministros salir de España durante sus vacaciones y que en veinticuatro horas puedan asistir a un Consejo extraordinario si son convocados

Pedro Sánchez en el Congreso de los Diputados
photo_cameraPedro Sánchez en el Congreso de los Diputados

Carmen Calvo ha recibido el encargo de Pedro Sánchez de liderar el equipo de respuesta en al Covid-19 en agosto. La vicepresidenta se mantendrá en contacto permanente con el comité de seguimiento del coronavirus y con el ministro de Sanidad, Salvador Illa, para poner en marcha cualquier medida de urgencia para controlar el avance de la pandemia. Sin descartar la vuelta al estado de alarma.

Según ha sabido Confidencial Digital, la orden es que cualquier situación descontrolada relacionada con la pandemia sea respondida con “medidas excepcionales” por Moncloa y la Abogacía del Estado, siempre con “criterios de proporcionalidad”, y en coordinación estrecha con el Ministerio de Sanidad.

Decretar la alarma no está en los planes…

Fuentes del Gobierno revelan a Confidencial Digital que Pedro Sánchez ha trasladado a los ministros que “no está en sus planes por ahora” decretar de nuevo el estado de alarma. Ni siquiera de manera parcial.

El presidente se resiste, porque considera que la actual situación, con repuntes más o menos graves, entra dentro de la hoja de ruta del Gobierno. Y porque ahora han de ser las comunidades autónomas las que gestionen la pandemia, aprobando más o menos restricciones según la evolución de los rebrotes.

… pero Sánchez tampoco lo descarta

Sin embargo, Pedro Sánchez tampoco descarta que sea precisa una contundente respuesta institucional a lo largo del mes de agosto, según la dimensión del descontrol del virus en algunos territorios como ahora ocurre en Cataluña, Aragón y Navarra. Es decir, la vuelta al estado de alarma.

En ese caso extremo, no se pasa por alto que sería necesaria la convocatoria de un Consejo de Ministros extraordinario para aprobar el decreto que active el artículo 116 de la Constitución en una parte del territorio nacional.

Una opción que ha tenido en cuenta el equipo del presidente a la hora de estudiar el plan de vacaciones que ha trazado en los últimos días con su gabinete, según ha podido saber ECD por varios altos cargos del Gobierno.

Si es necesario limitar la movilidad

En caso de que fuera necesario recurrir al mecanismo excepcional, La Moncloa se plantea que, como ocurrió en la fase 3 de la desescalada, ahora sean los presidentes autonómicos las autoridades competentes delegadas, y no el Gobierno.

La declaración del estado de alarma en los territorios afectados garantizaría poder limitar la movilidad de la población, en caso de que una comunidad lo solicitase al Gobierno, ya que la libertad de movimiento constituye un derecho fundamental y limitarlo es una competencia estatal.

Que los ministros no salgan de España

Fuentes conocedoras de este “gabinete de crisis” ya diseñado explican a Confidencial Digital que el plan de guardia para el mes de agosto trazado por Moncloa recoge una instrucción expresa de Pedro Sánchez a los ministros.

Se les ha transmitido que deben estar “disponibles” para ser convocados y poder acudir a un Consejo de Ministros extraordinario que tuviera que aprobar medidas excepcionales dirigidas a frenar el avance de la pandemia. Por tanto, la petición es que permanezcan atentos al móvil, y “a menos de dos horas en avión de Madrid”.

Con esta estrategia, el presidente intenta evitar la imagen de improvisación que acarrearía una vuelta precipitada a Moncloa por algún conato de crisis y sobre retrasos por la ausencia de algunos ministros. No se quieren sorpresas de ningún tipo.

Consejo de Ministros en solo 24 horas

La Moncloa se ha propuesto que “no le pille desprevenida” la puesta en marcha de la maquinaria legal dirigida a controlar la expansión del coronavirus por España.

“Al Estado le bastan 24 horas para aprobar un nuevo estado de alarma”, advierten a ECD fuentes próximas al Ministerio de Sanidad.

Se ha insistido a todo el retén de guardia que quedará en Moncloa que será fundamental la celeridad en la respuesta. Por ello, si la magnitud de los rebrotes aconsejase la adopción de medidas más contundentes por parte del Gobierno, los ministros tendrán que interrumpir las vacaciones en pleno mes de agosto para desplazarse a Madrid si son convocados.

Dos semanas sin Consejo de Ministros

Según fuentes con acceso el calendario que maneja Presidencia, Pedro Sánchez tiene decidido convocar el martes, 4 de agosto, el último Consejo de Ministros ordinario antes de las vacaciones. No se descarta incluso que ese día el presidente comparezca ante los medios de comunicación para hacer un balance de la situación política.

Después se abrirá un periodo de vacaciones para los ministros, y la primera reunión del Gabinete tras el parón de agosto se celebrará el día 25. Así pues, durante dos martes, el 11 y el 18, Sánchez no tiene intención de convocar a los ministros en La Moncloa, salvo imprevistos de última hora.

Pedro Sánchez, conectado desde Doñana

Tal y cómo se contó hace una semana en ECD, la intención de Sánchez es descansar tras el Consejo de Ministros del 4 de agosto durante unos días en el Palacio de las Marismillas, en el Parque Nacional de Doñana, junto a su familia.

En ámbitos de La Moncloa explican que la estancia en el Palacio de las Marismillas facilita las comunicaciones del presidente, con su equipo y con cualquier otra instancia nacional e internacional, a través de videoconferencia, puesto que el complejo dispone de una sala preparada para este tipo de conexiones.

Insisten en que la incertidumbre sobre la evolución del coronavirus en España le aconseja estar lo más cerca posible de Madrid, por si se ve obligado incluso a regresar de urgencia a su despacho.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?